Tesla construirá otra fábrica en Norteamérica, pero la prioridad es Giga Texas

El fabricante estadounidense sigue adelante con sus planes de aumentar la producción, ya que la demanda crece y las nuevas fábricas de Tesla todavía no están a tope. Este 2022 se han puesto manos a la obra tanto en Giga Berlin como en Giga Texas, que se han sumado a los centros de producción de automóviles de Fremont (no es giga) y Giga Shanghai.

A medio plazo, ni la capacidad de estas fábricas va a ser suficiente, así que ya hay nuevos emplazamientos en el horizonte. Además del que puede caer en Asia, en Norteamérica se valoran distintas ubicaciones, incluso en los vecinos norte y sur de Estados Unidos, puede que por delante de otras opciones dentro de su país natal. Así lo reveló Elon Musk en una charla con sus empleados.

En 2020 las reglas de comercio entre Estados Unidos, Canadá y Méjico fueron renegociadas por iniciativa de la Administración Trump. Por ejemplo, se imponía como condición que los trabajadores cobrasen al menos el salario mínimo de EEUU -de forma progresiva- para reducir las diferencias de competitividad. Pese a las nuevas condiciones del tratado T-MEC, sigue siendo interesante producir para el mercado estadounidense, ya que no tienen aranceles entre ellos.

Construcción de Giga Texas (archivo)

Varias son las condiciones que tiene que tener un nuevo emplazamiento, como disponibilidad de mano de obra especializada, acceso a recursos naturales, facilidades administrativas, coste del terreno asequible, posibilidades de transporte, el origen de la electricidad, etc. Teniendo en cuenta experiencias pasadas, una nueva fábrica puede ser inaugurable en torno a los 12 meses desde que se empieza a «romper el terreno».

Pero antes de que tal cosa suceda, Giga Texas tendrá que estar funcionando a pleno rendimiento, lo cual se espera para finales de este año. Por cierto, la fábrica de Fremont ha establecido un nuevo hito, ya produce más vehículos que en los tiempos de General Motors y Toyota -la fábrica tiene décadas de historia-, y hay margen para aumentar la producción otro 50%.

Este año Tesla no va a presentar modelos nuevos, aunque la familia ha crecido con la variante Standard Range AWD del Tesla Model Y con las baterías estructurales con celdas 4680. En 2023 puede que pueda empezar la producción seriada del esperado Cybertruck y el tractocamión Semi, mientras la producción del Model Y sigue aumentando. De hecho, hay una demanda insatisfecha con volante a la derecha para mercados de influencia inglesa y Japón.

Vía | Electrek

Compártelo: