Tesla ya emplea el camión eléctrico Semi para transportar Supercargadores

El lanzamiento comercial del Tesla Semi, presentado en forma de prototipo a finales del año 2017, estaba programado originalmente para 2019. Sin embargo, tres años después, el camión eléctrico sigue sin llegar al mercado. Elon Musk, director ejecutivo de la compañía, estima que la producción a pequeña escala dará comienzo el año que viene.

Mientras tanto, el desarrollo de este esperado vehículo pesado continua avanzado. Como parte del proceso, Tesla está empleando algunos prototipos para realizar labores de transporte: en las últimas horas, la firma estadounidense ha subido un vídeo a sus redes sociales en el que se puede ver al camión siendo utilizado para llevar estaciones de carga prefabricadas al circuito de Laguna Seca.

Aparentemente, Tesla quiere crear una estación de Supercargadores en el mítico trazado para dar cobertura a aquellos clientes que quieran correr con su coche eléctricos en track days y otros eventos; no en vano, la marca cuenta en su haber con varios modelos de corte deportivo (Roadster, Model S Performance, Model 3 Performance, Model S Plaid…) que los usuarios no dudan en meter a circuito.

Gracias a los Supercargadores de Laguna Seca, los conductores podrán recuperar rápidamente la carga perdida durante las intensas sesiones en la pista, lo que les permitirá seguir corriendo tras un breve descanso, así como volver a casa sin temor a no tener la suficiente batería después de haber exprimido sus vehículos en el mítico circuito.

El Tesla Semi acumula un importante retraso en su lanzamiento

Aunque la producción en serie del Tesla Semi tendrá lugar en Giga Texas, inicialmente se fabricará a baja escala en Giga Nevada, la planta de baterías que la compañía opera conjuntamente con Panasonic. Por el momento no está muy claro en qué momento se trasladará el utillaje de un centro a otro, pues todo parece indicar que las instalaciones texanas se centrarán inicialmente en ensamblar los Model Y y Cybertruck.

Tesla tiene previsto desplegar una red de Megacargadores en las principales rutas estadounidenses, la cual permitirá a los transportistas cubrir largas distancias con el Semi. Esta red, similar en su planteamiento a los antes mencionados Supercargadores, estará compuesta por puntos mucho más potentes, pues permitirán al Semi recuperar el 80% de su alcance en media hora.

Dado que el pack de baterías del vehículo rondará los 500 kWh de capacidad, posiblemente los Megacargadores tengan más de 1 MW de potencia. En su versión más capaz, el Tesla Semi tendrá una autonomía real superior a los 800 km. Se espera que emplee celdas en formato 4680 como las que ya montan los Model Y texanos.

Compártelo: