Tesla restablece el Autopilot mejorado (EAP) a mitad de precio que el sistema FSD en Norteamérica

Dicho («ok») y hecho, palabra de Elon Musk. El CEO de Tesla confirmó a Trevor Page (@Model3Owners) a través de Twitter que tomaba nota de su petición: no todos los conductores de Tesla están dispuestos pagar por el sistema «Full Self-Driving» (FSD), teniendo en cuenta que está incompleto, y que prefieren el Enhaced Autopilot (EAP) o Autopilot mejorado por menos. Le bastaron dos letras.

Posiblemente este movimiento ya estuviese preparado de antemano, ya que recientemente los australianos y neozelandeses pudieron disfrutar del sistema EAP, dado que solo en Norteamérica funciona FSD, y de forma limitada. Los conductores son invitados a una beta pública en EEUU y Canadá, y cuando el coche informa que su conducción tiene patrones ligados a la conducción segura.

Los clientes de Canadá pueden optar al EAP por 6.400 dólares en su divisa, equivalentes a 4.900 dólares estadounidenses. En cambio, en EEUU el EAP cuesta más, 6.000 dólares. Para los europeos es bastante menos, en España son 3.800 euros. A cambio se tienen las mismas prestaciones que el Autopilot básico y «Navegar en piloto automático, Cambio de carril automático, Autopark, Summon y smart Summon».

Tesla Autopilot

Dado que el hardware necesario para Autopilot mejorado está ya a bordo de la mayoría de los Tesla, quienes no lo encargaran en su momento pueden adquirirlo a través de la aplicación móvil del fabricante al mismo precio que para los nuevos pedidos a fábrica. Asimismo, los canadienses que ya disponen del EAP pueden actualizarse al sistema FSD por otros 6.400 dólares, así que sería lo comido por lo servido (FSD cuesta 12.800 dólares canadienses nuevo).

Los norteamericanos no podían optar al EAP desde 2019, cuando Autopilot se convirtió en estándar y se podía optar a la «Capacidad de conducción totalmente autónoma» si lo traducimos a español, es decir, FSD. Los coches disponen del hardware (cámaras de visión computerizada, ordenador central, sensores de ultrasonidos…) pero el software necesario está inhabilitado por estar incompleto.

En su momento, se pudo optar por FSD a un precio más bajo, pero ha ido subiendo. Quienes pagan por él no podrán disfrutarlo sin cortapisas hasta que Tesla considere que está suficientemente maduro. En cualquier caso, de momento sigue siendo un asistente de conducción semiautónoma Nivel 2 que permite navegación compleja por zonas urbanas, con semáforos, intersecciones al mismo nivel, etc.

Compártelo: