Volkswagen presenta el ID.4 Pro 4MOTION con tracción total

Tras el lanzamiento del ID.4 GTX de 299 CV (220 kW), Volkswagen ha presentado la segunda versión con tracción total de su todocamino eléctrico: el ID.4 Pro 4MOTION, que con 265 CV (195 kW) se sitúa como un paso intermedio entre el ID.4 Pro Performance de tracción trasera (204 CV) y el propio ID.4 GTX. Su precio de partida en el mercado alemán será de 49.020 euros.

Silke Bagschik, directora de ventas y marketing de la gama ID., afirma que «con el ID.4 Pro 4MOTION, estamos respondiendo a las solicitudes de los clientes y su demanda de otro modelo con tracción total. Se ubica justo entre los eficientes y cómodos modelos ID.4 con tracción trasera y la versión superior deportiva ID.4 GTX».

Al igual que los Pro, Pro Performance y GTX, el recién llegado equipa un pack de baterías de 77 kWh útiles, el cual le permite ofrecer una autonomía máxima de 517 km bajo el ciclo de homologación WLTP (el modelo de tracción trasera logra 537 km WLTP). Su velocidad punta está limitada a 180 km/h, mientras que su potencia de carga máxima se sitúa en 135 kW en corriente continua, lo que le permite pasar del 5 al 80% de carga en 36 minutos.

Como ya ocurre con el ID.4 GTX, el nuevo ID.4 Pro 4MOTION cuenta con un tren motriz formado por dos motores: uno en el eje delantero capaz de arrojar 109 CV (80 kW) de potencia, y otro en el trasero de 204 CV (150 kW), exactamente el mismo que podemos encontrar en el ID.4 Pro Performance de tracción trasera. Gracias a este conjunto, el vehículo puede hacer el 0 a 100 km/h en apenas 6,9 segundos.

Volkswagen ID.4 GTX

El Volkswagen ID.4 Pro 4MOTION tiene 265 CV de potencia

Volkswagen afirma que el sistema de tracción total no solo mejora la motricidad del vehículo en condiciones de baja adherencia, sino que también permite optimizar la dinámica de conducción. Por otro lado, posibilita que el coche remolque más peso que en su variante de tracción trasera, pasando de 1.200 a 1.400 kg.

Esta nueva variante es equivalente al Skoda Enyaq iV 80X, con el que comparte tren motriz y especificaciones técnicas. Curiosamente, el modelo checo lleva ya un tiempo a la venta, mientras que su hermano alemán ha tardado bastante en incorporarse a la gama, algo especialmente llamativo si tenemos en cuenta que Enyaq e ID.4 se presentaron prácticamente a la vez.

Compártelo: