Audi logra beneficios récord en el primer semestre impulsado por las ventas de coches eléctricos

Los fabricantes tradicionales están presentando sus balances del primer semestre de este 2022. Un año marcado por los problemas de suministro, que han lastrado la producción, la guerra de Ucrania y los cierres por Covid en China. Factores que no han supuesto un problema para una Audi que ha logrado un importante beneficio y un margen por unidad vendida realmente llamativo.

Y es que a pesar de que se habla de contracción de la producción, las cifras muestran un efecto realmente curioso. En el primer semestre de 2022, Audi ha vendido un 20% menos coches en todo el mundo que el mismo periodo de 2021, ingresando 29.900 millones de euros, un 2% más. Pero sus beneficios netos han crecido un 58% desde los 3.100 millones hasta los 4.900 millones de euros. Misma dinámica que ha seguido el margen por unidad vendida, que ha saltado del 10.7% al 16.5%, un 54.2% más que el pasado año.

Esto es posible gracias según Audi «por la buena posición de precios, el sólido desempeño operativo de las marcas de lujo Lamborghini y Bentley y el respaldo de la cobertura de materias primas

Otro de los factores que está ayudando a capear el temporal con mayor soltura de lo esperado es el fuerte crecimiento de las ventas de coches eléctricos, que han visto como la demanda se disparaba con el ascenso de los precios de los carburantes en Europa.

Estos han aumentado sus cifras hasta las 50.033 unidades entre enero y junio. Un aumento del 52,7% respecto al primer semestre de 2021 en unas cifras que sin duda reforzarán la estrategia de electrificación de Audi.

Entre los modelos, el Audi q4 etron ha sido de momento el más popular en ventas superando al etron, logrando hasta el momento 11.655 unidades vendidas, por las 10.344 unidades del SUV de mayor tamaño. Algo que nos indica que la propuesta más económica como era de esperar, está logrando aumentar los volúmenes. Por su parte el Audi etron GT se ha quedado en 1.938 unidades entre enero y julio, muy lejos de las 4.900 unidades que ha logrado su hermano, el Porsche Taycan.

En este contexto, la cuota de coches eléctricos puros dentro de Audi sigue siendo baja, con un 6.3%. Una cifra que posiblemente crezca en el segundo semestre a la vista de la dinámica del mercado que se escora claramente hacia la electrificación.

El principal problema de Audi es que sus nuevos lanzamientos están todavía lejos. El A4 etron no llegará hasta 2024, mientras que el modelo que se espera ocupe el escalón más bajo en precios, el A3 etron, no lo hará como pronto hasta 2026. Una familia que crecerá también con el Q6 etron, el A6 etron…pero que está como poco a dos años vista para su puesta en marcha.

Fuente | Audi

Compártelo: