Mal inicio de vida para el nuevo BMW i3 en China. Pocas ventas y ahora un incendio

No lo están teniendo fácil los fabricantes europeos en China, donde sus ventas no paran de descender. En el recién publicado balance de Audi, el primer semestre ha visto como sus ventas en China han descendido un 23%. BMW por su parte ha visto como las matriculaciones han caído un 18.9%. Algo a lo que no ayudarán las imágenes del nuevo BMW i3 ardiendo en medio de una autopista.

Y es que según los medios chinos, los vendedores de BMW en el gigante asiático se están quejando de que cada vez es más difícil vender un coche extranjero en su mercado, donde las marcas locales han logrado ascender de forma fulgurante al saber adaptarse mejor a los cambios que se han producido en el sector.

Pero parece que los coches eléctricos están logrando sortear las dificultades con mayor soltura. Así lo indican los datos del primer semestre que muestran que las matriculaciones de eléctricos puros de BMW y Mini en China han crecido un 74.8%. Una dinámica esperanzadora que permite mantener algunas esperanzas de recuperar la confianza del cliente chino.

Pero en las últimas horas ha saltado a las redes una vídeo que puede cambiar esta dinámica. Se trata de una unidad del BMW i3 ardiendo en una autopista. Un modelo que no ha sufrido ningún accidente, y que al parecer ha comenzado a combustionar de forma espontánea apenas un mes después de ser entregado a su propietario.

Por suerte no ha habido daños personales y solo hay que lamentar que el coche ha quedado siniestro total, ya que el fuego se ha ido extendiendo antes de la llegada de los servicios de emergencia. 

Una mala prensa para un i3 que de momento está disponible solo para China, y que como recordamos se trata una berlina que se coloca a la altura del BMW Serie 4 por tamaño. Un modelo muy alejado del concepto del i3 original ya que además de su aspecto, cuenta con un cuerpo de 4.872 mm de largo, 1.846 mm de ancho y 1.481 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2966 mm, lo que lo hace 163 mm más largo, 19 mm más ancho y 39 mm más alto que un BMW Serie 3 normal.

El i3 cuenta con un único sistema de propulsión con motor trasero de 210 kW (285 CV) y 400 Nm. Un sistema que le impulsa hasta los 100 km/h en 6,2 segundos.

La batería por su parte es un pack de 70,3 kWh brutos, 66,1 kWh netos, que le proporciona una autonomía de 526 km según una medición del ciclo de prueba de vehículos ligeros (CLTC) usado en China. Algo que le colocan por debajo del Tesla Model 3, que bajo el mismo ciclo logra en su versión Long Range un total de 556 km.

Las entregas de BMW i3 comenzaron en China en junio, con 1.613 unidades matriculadas ese mes. Cifras que podemos comparar con las 25.788 unidades entregadas por el líder del mercado dentro de las berlinas eléctricas, el Tesla Model 3. También podemos ver las 4.300 unidades entregadas por NIO de su berlina ET7, o las 8.045 unidades del Xpeng P7.

Como vemos, un trabajo muy duro por delante para las marcas europeas que deben enfrentarse tanto a sus rivales tradicionales, como a nuevos aspirantes que han logrado un posicionamiento muy sólido del que será muy complejo bajar. Algo donde no ayudan vídeos como este que sin duda afectará a la imagen de BMW en China donde cada vez hay menos interés en los modelos occidentales.

Compártelo: