Desmontando virales: no, no es normal que haya una cola de coches eléctricos para recargar

Es muy probable que durante las últimas 48 horas hayas visto un vídeo viral de una enorme cola de coches eléctricos Tesla esperando su sitio para recargar. El vídeo ha sido utilizado torticeramente por multitud de detractores de los coches eléctricos, poniendo en duda su viabilidad. En realidad, el vídeo viralizado tiene dos años y medio, y merece ser contextualizado.

El vídeo re-viralizado parte de la cuenta de Lauren Fix, que en su perfil se define como analista/consultora. Como más de un tuitero le ha afeado, se trata de un recorte de un vídeo publicado en Youtube por Steven M. Conroy, titulado «Tesla Energy Crisis». Está grabado en el Supercargador de San Luis Obispo (California) el Día de Acción de Gracias de 2019, el 28 de noviembre.

En el vídeo se ve una cola de más de 15 Tesla que esperan su turno para recargar minutos antes de las 5 de la tarde. Por aquel entonces la potencia máxima de recarga era de 150 kW por coche, así que un Model S con 85 kWh podría recargar en 20 minutos al 50%, en 40 minutos al 80%, y en hora y cuarto al 100%. Las cosas han cambiado un poco desde entonces.

Muchos conductores habían sido atraídos por la ubicación, dado que había instalado un Megapack de baterías, capaz de recargar 100 coches al día, precisamente para soportar un tráfico adicional con motivo de la festividad americana. Efectivamente, hubo conductores esperando, pero fue una situación puntual y que no se repite con frecuencia.

En los comentarios de Twitter varios conductores afirman no haber tenido que esperar durante años, o que las veces que han tenido que hacerlo han sido pocos minutos. Es más, si pedimos los datos del mismo Supercargador (anexo al Madona Inn), comprobamos que tiene 18 puntos de recarga de hasta 250 kW. Y muy cerca del mismo lugar, en San Luis Obispo, hay otros dos emplazamientos de Supercargadores.

Al demagógico tuit le han respondido con imágenes de colas interminables para repostar en Sri Lanka (más de un día de espera), en la típica gasolinera de CostCo en Estados Unidos, o en una QuikTrip. Son cosas que no pasan exclusivamente en lugares como Cuba, también pasan con vehículos térmicos y porque el combustible es unos centavos o céntimos más barato en el «primer mundo».

Este es el tuit de marras. Cualquier cuenta que haya puesto el mismo vídeo bien se merece una respuesta, concediendo el beneficio de la duda, y que no sabía el tuitero en cuestión que es un vídeo de 2019. En el momento de publicar esta información el vídeo de Twitter supera los 2,6 millones de reproducciones, bastantes más que las 733.813 visualizaciones del vídeo original de Youtube.

Puede que haya situaciones puntuales con saturación de puntos de recarga en algún momento de grandes desplazamientos, de la misma forma que puede haber incidencias similares en algunas gasolineras y sin que eso sea siquiera noticia. Las redes de recarga siguen creciendo, no de forma homogénea, pero gracias a la ingeniería de datos es mucho más fácil casar la oferta con la demanda, y que este tipo de eventos sean simples anécdotas.

Compártelo: