La gigafábrica de Tesla en Alemania producirá 3.000 Model Y por semana a partir de octubre, y 5.000 a finales de año

Después de un pequeño parón de verano para su actualización, la fábrica de Tesla en Alemania ha regresado a la actividad con dos turnos y un equipamiento actualizado y optimizado. Algo que según los rumores permitirá a la marca americana acelerar de nuevo su ritmo y lograr cumplir con los objetivos a corto plazo.

Desde este pasado lunes, los trabajadores de Tesla han regresado a sus puestos nuevamente con el objetivo de sacar adelante 1.500 unidades del Model Y por semana. Algo previo al incremento de personal para finales de este verano que permitirá pasar al siguiente paso.

Uno de problemas que estaban frenando la progresión se localizó en la baja eficiencia de producción de la giga prensa. Una enorme máquina que produce la parte trasera de la estructura a partir de una sola pieza. Pero según informaciones internas, este proceso suponía un desperdicio de hasta el 60% de los materiales usados, que debían regresar a la fundición o ser descartadas.

Ahora, la actualización de la Giga Press ha permitido según las mismas fuentes reducir la tasa de pérdida a solo el 10%. Algo que permitirá de nuevo recuperar el ritmo de producción.

El siguiente paso es comenzar a escalar de nuevo la producción que durante el mes de junio se situó en las 1.000 unidades a la semana, que pasarán a 1.500 durante las próximas semanas. Un objetivo intermedio antes de que en octubre se incorpore un tercer turno, que lleve las líneas hasta las 3.000 unidades semanales.

Objetivo Berlín: 5000 unidades a la semana

De lograrse, se pavimentaría el objetivo marcado por el propio Elon Musk, que en su momento ha dicho que quería que la fábrica de Tesla en Alemania llegase a las 5.000 unidades a la semana del Model Y antes de terminar el año. Un reto complejo por las tensiones en las cadenas de suministro que hacen que cada paso adelante tenga que ser planificado con intensidad para lograr completarlo.

Algo que supondría lograr una tasa de producción de unas 260.000 unidades/año, más del 50% de la capacidad máxima teórica anual de la instalación (500.000 unidades) que alcanzaría menos de un año después de su puesta en marcha oficial.

Un número que podemos contextualizar con las cifras de los coches más vendidos en Europa en 2021, donde el más popular ha sido el Volkswagen Golf, con 205.408 unidades, seguido del Peugeot 208, con 196.869 unidades, y el Dacia Sandero, con 196.792 unidades.

Vía | Teslamag

Compártelo: