Llegan las ofertas desde Giga Berlin: Tesla pondrá a la venta unidades preserie del Model Y alemán

Antes de comenzar la producción en serie del Tesla Model Y en la fábrica de Berlín-Brandeburgo (Giga Berlin), el fabricante tuvo que solicitar permisos para producir las primeras unidades. Primero se pidió permiso para 250 unidades y posteriormente la cifra aumentó a 2.000 unidades. En principio, no eran coches susceptibles de llegar a clientes.

La producción en serie comenzó en marzo, coincidiendo con las primeras entregas a clientes. Las primeras unidades preserie se habían fabricado en otoño e invierno. Se ha hecho público -anónimamente- un documento de Tesla dirigido a la Oficina Estatal de Medio Ambiente (LfU) de Alemania, en el que informa del destino de las unidades preserie como rendición de cuentas ante los permisos obtenidos. La comunicación está fechada hace un mes, 11 de junio de 2022.

En dicha comunicación se explica que al menos 100 unidades preserie ya han sido desechadas, y que buena parte de los preserie se van a utilizar para propósitos de prueba o para la empresa. No obstante, el fabricante explica que muchos vehículos preserie tienen el mismo nivel de calidad que los que salieron de fábrica ya en serie oficialmente (lo cual es bueno o malo, según se lea), y que incluso podrían llegar a manos de particulares.

Unidades preserie se acumulaban en marzo en los aledaños de la fábrica de Berlín

El documento hecho público está repleto de tachones y hay información que no se ha conseguido conocer. En un principio, la prohibición de vender los vehículos preserie tiene una justificación lógica: Tesla podría tener una ventaja competitiva desleal si podía vender vehículos construidos antes de la aprobación de las autoridades para producir en serie. Esa prohibición ya no tiene sentido, ya que Tesla está autorizada a fabricar vehículos en Alemania.

Por otra parte, la normativa aplicable pretende reducir el desperdicio, así que mandar cientos coches al desguace iría en dirección contraria. Aferrándose a lo que dicen las normas, ha pedido permiso para comercializar las unidades que tienen mejor calidad constructiva. Los que no lleguen al estándar tendrán otro destino, no la venta a particulares.

Según Tesla, se alcanzaron los estándares de calidad para producción en serie antes de agotar el cupo de 2.000 unidades autorizadas, pero desconocemos cuántos coches se construyeron finalmente, y cuántos realmente pueden acabar en manos de particulares. En este momento tampoco sabemos si se obtuvo dicha aprobación, pero sí que la mencionada LfU lo veía bien. En cualquier caso, Tesla estaría cumpliendo con la normativa aplicable y no habría nada de reprochable en ello.

Vía | Teslarati, Stern, RBB24

Compártelo: