Volkswagen inicia la construcción de su primera fábrica de baterías para coches eléctricos

Volkswagen ha comenzado los trabajos para levantar la que será la primera fábrica de batería para coches eléctricos propia. Una instalación que se localiza en la ciudad de Salzgitter y cuya producción está programada para comenzar en 2025.

Esta fábrica se pondrá en marcha mediante la nueva división PowerCo, que será la responsable del sector de las baterías a nivel global. Una marca que según Volkswagen, además de la producción de celdas y packs, será responsable de las actividades a lo largo de toda la cadena de valor de las baterías.

Para entre 2022 y 2030, el grupo alemán invertirá más de 20.000 millones de euros en el desarrollo del área comercial de PowerCo, lo que permitirá generar unos ingresos anuales de más de 20.000 millones de euros y que dará empleo a 20.000 personas solo en Europa.

Según el director ejecutivo de Volkswagen, Herbert Diess. “El negocio de las celdas de batería es uno de los pilares de nuestra estrategia New Auto, con la que estamos convirtiendo a Volkswagen en el proveedor líder de movilidad sostenible e impulsada por software del mañana. Montar tu propia producción de celdas es un megaproyecto tecnológico y económico«.

Desde esta ubicación, la compañía diseñará y controlará la puesta en marcha de otras instalaciones de producción de baterías en otros puntos del planeta, para de esa forma acelerar su implantación de una forma coordinada.

Algo que además les permitirá explorar toda la cadena de valor del sector, donde además de baterías para sus vehículos, también podrán extender las actividades a sectores como el desarrollo de baterías estacionarias para la red eléctrica.

Después de Salzgitter, la próxima fábrica de celdas se construirá en Sagunto, Valencia, a la que seguirán otras ubicaciones para albergar otras tres fábricas adicionales en Europa. Algo que una vez terminada supondrá que Volkswagen contará con cinco plantas propias, además de las compartidas con la iniciativa Northvolt. Algo que dará una importante cuota de autonomía al grupo alemán que podrá satisfacer buena parte de su demanda de forma interna.

En cuanto a los plazos, la planta de Salzgitter comenzará sus trabajos en un volumen ya importante a partir de 2025, y se espera que a pleno rendimiento pueda alcanzar los 40 GWh, suficiente para fabricar baterías para algo más de 500.000 coches eléctricos que además usará en su mayor parte energías renovables para la producción, gracias entre otras cosas a la gran instalación fotovoltaica que cubrirá su tejado. Pero también serán celdas preparadas desde su desarrollo para ser recicladas en hasta un 90%.

Una instalación que marchará casi de forma paralela por fechas y cifras con la fábrica de Valencia, que si se extiende al resto de plantas supondrá que una vez completado el proceso, Volkswagen tendrá una capacidad de producción propia de baterías de unos 240 GWh solo en Europa, suficientes para unos 3 millones de coches al año.

Fuente | Volkswagen

Compártelo: