Los chinos empiezan a darse cuenta del timo de la homologación NEDC, y comienzan a protestar públicamente

El ciclo de homologación NEDC, o New European Driving Cycle Test, ha sido un formato para medir la eficiencia de los vehículos durante años, y que en Europa hemos sustituido por el WLTP recientemente. Las razones han sido la absoluta falta de acierto de este formato que mostraba unos consumos y unas autonomías totalmente irreales. Pero en China han seguido ofreciendo los datos de autonomía de los coches eléctricos bajo este formato, lo que está empezando a levantar protestas públicas por parte de los clientes descontentos.

El último episodio lo hemos visto durante el pasado Salón del Automóvil de Chengdu, donde un grupo de usuarios se han organizado para protestar por lo que consideran un engaño por parte del fabricante estatal SAIC, al venderle un coche eléctrico con una autonomía exagerada.

Según los organizadores de la protesta, el fabricante bajo su sub-marca Feifan Auto ha vendido una berlina eléctrica denominada ER6, un modelo de 4.72 metros de largo dotado de un motor de 135 kW (184 CV) y una batería de 69.9 kWh, que la marca ha otorgado una autonomía según el ciclo NEDC de 620 kilómetros. Unas cifras muy llamativas que se complementan con un precio de apenas 23.000 euros al cambio, lo que ha convencido a muchos clientes, incluyendo conductores de taxi.

El problema ha llegado cuando estos modelos se han lanzado a la carretera y los clientes se han topado con la realidad. Una realidad donde sus vehículos apenas podían llegar a los 300 kilómetros de autonomía reales. Una diferencia que supone un 50% menos de lo anunciado que ha sido demasiado para estos clientes que se han organizado para protestar.

Estos clientes insatisfechos han presentado una demanda y piden que el fabricante les compense por la diferencia entre las cifras de autonomía oficiales y las reales, y además exigen que se amplíe la garantía de los 8 años 0 300.000 km a los 8 años y 500.000 km.

Desde la marca se ha respondido que si los clientes no están satisfechos con sus vehículos, pueden mandar un técnico que compruebe por si mismo las cifras, o pedir un peritaje externo que certifique los números reales.

Unas pruebas reales que si se realizan en carretera abierta, sin duda no lograrán ni acercarse a las cifras de homologación que como recordamos se realizan en un entorno cerrado y controlado, y sobre rodillos. Una demanda que puede abrir la caja de pandora en una China donde a pesar de contar con el nuevo formato China Light-Duty Vehicle Test Cycle (CLTC).

Este formato incluye tres fases de prueba (conducción lenta, media y rápida). El proceso de prueba dura 30 minutos y el coche recorre unos 14,5 kilómetros en total. CLTC puede considerarse el equivalente WLTP, pero también existen algunas diferencias significativas entre WLTP y CLTC. Uno de los cuales es la duración del ralentí del automóvil mientras se prueba el consumo; es dos veces más largo en las pruebas CLTC que en el NEDC. El ciclo de pruebas CLTC también incluye más paradas que el ciclo WLTP, y el límite de velocidad de las pruebas CLTC (114 km/h) es inferior tanto al NEDC como al WLTP.

Esto tiene como resultado que los mismos coches bajo ambos formatos logran una menor autonomía bajo el ciclo chino. Por ejemplo, en el caso del Tesla Model 3 Long Range, bajo el formato WLTP consigue 602 kilómetros, mientras que con el CLTC se queda en 556 kilómetros, o un 7.6% menos.

Compártelo: