Se filtran las especificaciones del Tesla Model Y RWD fabricado en Europa: batería de 55 kWh y 440 kilómetros de autonomía

Tras meses de rumores, parece confirmarse que Tesla comenzará a utilizar baterías de origen BYD en sus vehículos. Hasta el momento, los únicos proveedores del fabricante californiano eran CATL, LG Energy Solution y Panasonic; además, la compañía también está realizando un importante esfuerzo para producir sus propias celdas 4680.

Las baterías de BYD elegidas por Tesla son las conocidas Blade de tipo LFP (litio-ferrofosfato). Aunque Tesla ya utiliza celdas LFP de origen CATL en los Model 3 y Model Y ensamblados en Giga Shanghái, las de BYD se emplearán en el Model Y fabricado en Giga Berlín, la primera planta de la firma en suelo europeo.

Tesla ya ha recibido la aprobación de tipo de la Unión Europea para el nuevo modelo, que se convertirá en la versión de acceso a la gama (hasta ahora, Giga Berlín solo producía el Model Y Performance). Gracias a los documentos necesarios para su homologación, se han filtrado los primeros datos técnicos del Model Y RWD europeo.

Como su nombre bien indica, tendrá una configuración de tracción trasera en lugar de total. La capacidad de su batería estructural será de 55 kWh y homologará 440 km de autonomía bajo el ciclo WLTP. Por lo tanto, se situará por debajo de los Model Y Long Range AWD (533 km WLTP) y Performance (514 km WLTP).

Tesla Model Y

El nuevo Tesla Model Y RWD será más eficiente

A pesar de que las baterías LFP tienen una densidad energética inferior a las NCM (níquel, cobalto, manganeso), el Model Y RWD será 66 kg más ligero, algo que podría deberse a la utilización de un pack estructural y a la desaparición del motor delantero (las versiones AWD tienen dos motores, uno acoplado al eje anterior y otro al posterior).

Gracias a su menor peso y a la mayor eficiencia del conjunto propulsor, el consumo homologado resultará algo inferior (15,5 kWh/100 km). Las primeras unidades de esta nueva variante saldrán de las líneas de producción alemanas a finales de agosto o principios de septiembre, por lo que las entregas seguramente comiencen en otoño.

Las principales ventajas de la química LFP son su asequibilidad, su larga vida útil (1,2 millones de kilómetros en ocho años de uso) y sus elevados índices de seguridad. Gracias a su empleo, Tesla debería ser capaz de rebajar notablemente los 69.070 euros que cuesta el Model Y Long Range AWD en Europa, una elevada tarifa que no le ha impedido convertirse en el líder del segmento D-SUV premium durante el primer semestre de 2022.

Fuente | CnEVPost

Compártelo: