NIO lanzará una nueva división de coches eléctricos de bajo coste

Mientras que los fabricantes occidentales se han centrado en la carrera por lograr el mayor margen por unidad vendida, atacando los segmentos premium y los SUV, en China tienen claro que esta es una estrategia a corto plazo destinada a salvar las cuentas por la falta de componentes. Pero una vez que se termine la falta de suministros llegará la demanda de coches eléctricos, y fabricantes como NIO se están preparando para recoger la fruta olvidada por los europeos.

De esa forma según los medios chinos, NIO está desplegando una estrategia integral donde ofrecerá productos de gama alta, de la mano de su actual marca NIO, una oferta en la gama media con el nombre de ALPS, pero también lanzarán una tercera marca que se colocará en el segmento de los coches eléctricos económicos.

De momento no hay noticias sobre qué nombre llevará esta, pero si se ha indicado que el objetivo es lanzar coches eléctricos que aprovechen toda la experiencia y tecnología de la matriz, pero con un cliente tipo con un menor presupuesto, al mismo tiempo que se ponen en marcha nuevos equipos de I+D, que permitan crear productos personalizados para cada tipo de vehículo y segmento.

La idea sería poner en el mercado modelos con precios que arrancarían en los 100.000 yuanes, que al cambio son algo menos de 15.000 euros.

Una estrategia que busca copiar la puesta en marcha en su momento por el gigante japonés Toyota, con sus divisiones Lexus y Suzuki, pero centrada exclusivamente en los coches eléctricos.

El crecimiento que se espera para los próximo años para NIO es más que considerable, y como ejemplo los más de 16.000 empleados que cuenta en la actualidad, con una media de 100 nuevas contrataciones cada semana que se unen a la empresa.

Unos trabajadores que tienen ante si dos grandes retos. Por un lado está la mejora de la calidad de unos productos como el nuevo ET7 que ha recibido muchas críticas por sus fallos de construcción y funcionamiento. Pero también tendrán que gestionar la expansión internacional de la marca china que ya está trabajando en su implantación en mercados como Europa a donde llegarán sus modelos este mismo año, y donde se espera también que desembarquen las propuestas de la marca de bajo coste.

Unos movimientos que buscan dar continuidad o reforzar el crecimiento de la compañía que a pesar de las dificultades con los confinamientos por Covid en China, ha logrado cerrar un mes de julio creciendo un 26.7% respecto al pasado año, y un 22% respecto al acumulado de los siete primeros meses del ejercicio.

Compártelo: