El Peugeot e-408 será más potente y tendrá una batería más capaz que el e-308

Hace unas semanas, Peugeot presentó el 408, un crossover compacto situado a caballo entre el SUV 3008 y la berlina 508. Este modelo, concebido como una suerte de híbrido entre un hatchback, un SUV y una berlina, mide 4,69 metros de largo y se asienta sobre la plataforma modular EMP2, la misma que podemos encontrar en el 308.

Aunque inicialmente se venderá exclusivamente en versiones gasolina, diésel e híbridas enchufables, Peugeot ha confirmado que en 2024 la oferta se completará con una variante 100% eléctrica, la cual recibirá la denominación comercial e-408. Este modelo se convertirá en el coche eléctrico más grande de la firma francesa.

Originalmente, no estaba previsto que el 408 fuera a tener una versión eléctrica; sin embargo, a finales de 2020 se decidió cambiar el enfoque del proyecto, conocido a nivel interno por el código P54. Así, se tomó la decisión de cancelar la versión deportiva PSE, dándose luz verde al e-408, que encaja mejor dentro de los planes de la compañía, que está apostando con fuerza por la electrificación.

En su momento, se pensaba que tendría los mismos órganos mecánicos que el e-308; no en vano, ambos comparten plataforma. Sin embargo, todo apunta a que finalmente el crossover tendrá un propulsor más potente que el hatchback; además, sus baterías también podrían ser más capaces.

Peugeot 408

El Peugeot e-408 compartirá propulsor con el DS 4 E-TENSE

El e-308 montará un motor Nidec de 156 CV (115 W) y 270 Nm, el cual estará asociado a un pack de 50 kWh útiles (54 kWh brutos). Gracias al bajo consumo de la unidad propulsora (12,4 kWh/100 km), la autonomía oficial del vehículo rondará los 400 km bajo el ciclo europeo WLTP. En cuanto a la carga, podrá alcanzar una potencia máxima de 100 kW en corriente continua.

El e-408 por su parte equipará una versión más prestacional de dicho motor, la cual llegará a los 204 CV (150 kW). Las celdas de sus baterías estarán fabricadas por ACC (Automotive Cells Company), una empresa conjunta entre Saft (Total), Mercedes-Benz y la propia Stellantis. Lo más probable es que esta batería sea más avanzada que la del e-308, cuyas celdas seguramente sean de origen CATL. A falta de confirmación oficial, no sería descartable que rondara los 60 kWh, mientras que su autonomía se situará entre los 400 y los 500 km WLTP.

Fuente | Motor.es

Compártelo: