Rolls-Royce Spectre: nuevas fotos espía del primer coche eléctrico de la marca

Rolls-Royce continúa inmersa en el desarrollo de su primer coche eléctrico, el Spectre, cuyo lanzamiento está programado para el cuarto trimestre de 2023. Realizadas durante sus pruebas en carretera abierta por un fotógrafo profesional, las imágenes espía que ilustran este artículo nos permiten conocer nuevos detalles del esperado vehículo.

El Rolls-Royce Wraith será un fastback de dimensiones colosales dotado de puertas de apertura a contramarcha. Se basará en la misma plataforma de aluminio que ya podemos encontrar en el resto de la gama del fabricante; con todo, no deberíamos descartar que emplee algunas soluciones técnicas procedentes del nuevo BMW i7.

Como no podía ser de otra forma en un Rolls-Royce, el Spectre tendrá un interior extremadamente lujoso, si bien debido a su carrocería coupé hará más concesiones a la deportividad que otros modelos de la firma británica. Esto queda patente si echamos un ojo al volante, más pequeño y de aro más grueso que en los Ghost, Phantom y Cullinan.

Llamado a sustituir al Wraith, el Spectre será relativamente continuista desde un punto de vista estético, pues a pesar de su naturaleza eléctrica, mantendrá elementos característicos como la suntuosa calandra cromada de lamas verticales coronada por el Espíritu del Éxtasis o el alargado capó, dos elementos fuera de lugar si tenemos en cuenta que en el vano delantero no habrá un gigantesco motor V12.

Rolls-Royce Spectre

El Rolls-Royce Spectre se lanzará en 2023

Torsten Müller-Ötvös, máximo responsable de Rolls-Royce, declaró en su momento que este modelo no se centrará en el rendimiento o en la autonomía. «[Nuestros clientes] ven este tipo de transporte como un lujo, no les importan las posibles restricciones porque no viajan largas distancias en su Rolls-Royce. Además, pueden cargar el vehículo en casa y en el trabajo».

Según Mihiar Ayoubi, jefe de desarrollo de Rolls-Royce, este planteamiento responde al hecho de que sus creaciones deben ser percibidas como artículos de lujo, no como simples automóviles. «Nuestros clientes esperan una experiencia de conducción muy específica, incluso en un Rolls-Royce eléctrico».

«Hemos concebido el programa de pruebas más exigente en la historia de Rolls-Royce. Recorreremos 2,5 millones de kilómetros, una simulación de más de 400 años de uso para un Rolls-Royce, y viajaremos a todos los rincones del mundo para llevar este nuevo automóvil al límite. Veréis estos coches de prueba en las carreteras de todo el mundo. Estad atentos a ellos, estarán a la vista. Se probarán en todas las condiciones y en todos los terrenos».

Compártelo: