Tesla ya no acepta más pedidos del Model 3 Long Range en América

Ha pasado más de una vez en los meses recientes, un modelo acumula tanta lista de espera que el fabricante decide no aceptar más pedidos y centrarse en atender a todos los que ya tiene. Le ha pasado a Tesla en el mercado americano, el Model 3 Long Range -equivalente al Gran Autonomía en España- ya no se puede encargar y emplazan a esperar al año que viene para poder pedirlo.

Se siguen pudiendo pedir la versión de acceso, Model 3 RWD (46.990 dólares) y el Model 3 Performance (62.990 dólares). Los plazos para las entregas de nuevos pedidos oscilan entre noviembre de 2022 y enero de 2023 para el primero, y octubre-noviembre para el segundo. Los Model 3 para Estados Unidos, Canadá y demás países de América vienen desde Fremont, en la soleada California, no de China.

La explicación oficial a través de comunicado de prensa un tuit de Elon Musk es simplemente que no dan abasto: «La lista de espera es demasiado larga. Lo reactivaremos de nuevo tan pronto aceleremos el ritmo de producción», dijo el magnate en respuesta a una pregunta de Whole Mars Catalog (@WholeMarsBlog). Puede haber más motivos.

La excusa puede sonar un poco peregrina, porque el Model 3 chino, si lo encargamos ahora, tiene tiempos de entrega hasta marzo de 2023, según la versión. También hay versiones del Model Y en Estados Unidos que se van a mediados del año que viene, igual o más tarde que la versión del Model 3 retirada temporalmente.

Otra posibilidad es que Tesla quiera hacer algunos ajustes para que el Model 3 Long Range pueda ajustar su precio a 55.000 dólares o menos, para así ser eligible para la ayuda del Gobierno de Estados Unidos de hasta 7.500 dólares de créditos fiscales. Tan pronto como Joe Biden firme la Inflation Reduction Act, los estadounidenses podrán volver a comprar un Tesla con ayudas.

Tesla se había pasado de 200.000 unidades eligibles hace tiempo, así que bajo el sistema actual todo el fabricante se quedó fuera de las ayudas, y con el nuevo sistema hay tope de precio. Sea como fuere, les toca esperar, o se conforman con el modelo de propulsión trasera, o tendrán que rascarse el bolsillo un poco más y apostar por el Performance si prefieren tracción total, algo importante en los Estados más al norte.

Vía | InsideEVs

Compártelo: