Tesla está teniendo problemas para escalar la producción de sus novedosas celdas 4680

«Vemos la paja en el ojo ajeno, y no vemos la viga en el nuestro» es un refrán popular que se utiliza para expresar la facilidad que tenemos los seres humanos para criticar los errores de otros, y lo mucho que nos cuesta darnos cuenta de los propios. Esta frase, transmitida de generación en generación, podría servir como resumen de la noticia que hoy nos ocupa.

Ayer en FCE nos hacíamos eco de las burlas escritas por Elon Musk en su perfil de Twitter ante las dificultades de Lucid para escalar la producción de su primer modelo, la sofisticada berlina eléctrica Air. El director ejecutivo de Tesla, que tiene un largo historial de enemistad con su homólogo de Lucid, Peter Rawlinson, llegó a decir en tono jocoso que «hice más niños en el segundo trimestre que ellos coches».

Estas declaraciones han sido duramente criticadas por numerosos internautas, incluidos muchos miembros de la creciente comunidad de usuarios de vehículos eléctricos, tanto por su mal gusto como por su hipocresía, pues Tesla sufrió sus propios «infiernos de producción» durante la rampa de lanzamiento de los Model S y Model 3; además, la compañía acumula importantes retrasos en el lanzamiento de productos clave como la pick-up Cybertruck, el hiperdeportivo Roadster y el camión Semi.

Algo similar está ocurriendo con las nuevas celdas 4680 desarrolladas por Tesla, pues su producción no está aumentando al ritmo esperado; de hecho, su output es tan limitado que la mayoría de Model Y ensamblados en Giga Texas continúan empleando celdas 2170.

Tesla Cybertruck

El lanzamiento de la Tesla Cybertruck depende de la producción de celdas 4680

«Para ser claros, actualmente estamos fabricando los coches con celdas 2170. Pero vale la pena enfatizar que tenemos suficientes celdas 2170 para satisfacer toda la producción de vehículos durante el resto del año. Por lo tanto, no dependemos de las 4680, que serán importantes el próximo año», explicó el propio Musk tras la publicación de los últimos resultados trimestrales de Tesla.

El polémico empresario estima que la producción de celdas 4680 a mediados de 2023 habrá alcanzado el suficiente volumen como para permitir el lanzamiento de la Cybertruck. «Estamos logrando un número decente cada semana y creo que tendremos una producción de alto volumen para finales de año».

Las celdas 4680 son cinco veces más grandes que las 2170. La compañía afirma que su uso permitirá incrementar la autonomía de sus automóviles en un 16%, reduciendo además los costes en un 14%. De acuerdo con algunas estimaciones, para finales de año Tesla podrá producir el equivalente a 1.000 packs de baterías con celdas 4680 de forma semanal, llegando a los 5.000 hacia el ecuador de 2023.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: