Tesla reduce sus tiempos de entrega tras la actualización de Giga Shanghái

Giga Shanghái, inaugurada a finales de 2019, se ha convertido en un tiempo récord en uno de los principales pilares de la expansión internacional de Tesla. A pesar de que lleva apenas dos años y medio operativa, de sus líneas han salido un tercio de los tres millones de coches eléctricos producidos por la compañía en toda su historia.

Recientemente, Tesla ha actualizado la factoría para ampliar su capacidad de producción, que ya se sitúa en un millón de unidades al año. Esto ha permitido a la firma reducir notablemente los tiempos de entrega del Model Y en China, pues hasta el momento, su output palidecía frente a la enorme demanda de este modelo.

En el caso concreto del Model Y RWD, la versión de acceso del todocamino eléctrico, la espera ha pasado de 8-24 semanas a apenas 4-8 semanas, una mejora considerable. Sin embargo, las variantes Long Range AWD (16-20 semanas) y Performance (12-16 semanas) por el momento no parecen haberse beneficiado del incremento de la capacidad de producción de la planta.

Algo similar ocurre con los Model 3 RWD y Performance, cuyo tiempo de espera estimado es de 12-16 semanas. Aparentemente, Tesla ha decidido priorizar ante todo las entregas del Model Y RWD, pues posiblemente se trate de su vehículo más popular (y por lo tanto con mayor demanda) en el mercado chino.

Tesla Model 3

Los tiempos de espera de Tesla en Europa siguen siendo elevados

Teniendo en cuenta que el Model Y RWD todavía no se vende en Europa, no es de extrañar que el resto de versiones importadas desde China todavía mantengan unos tiempos de espera dilatados: mientras que las entregas del Model Y Long Range AWD están programadas para diciembre de 2022-marzo de 2023, el Model 3 RWD se va a enero-marzo de 2023.

Es interesante señalar que, a finales de agosto o principios de septiembre, Tesla comenzará a producir en Giga Berlín el Model Y RWD. Al contrario que la versión china, que equipa unas baterías de origen CATL, la europea montará celdas de BYD. Aunque en ambos casos la química elegida es la cada vez más popular LFP (litio-ferrofosfato), la versión que llegará a nuestro mercado tendrá unas baterías estructurales.

Lo más probable es que los tiempos de espera del Model Y RWD alemán sean más reducidos que los de los modelos importados, aunque seguramente durante un tiempo resulten algo elevados, pues Tesla suele tardar unos meses en escalar la producción de sus nuevos automóviles.

Fuente | Electrek

Compártelo: