¿Esperar a 2035? Volkswagen dejará de vender coches diésel, gasolina o híbridos en 2024 en Noruega

Hace pocas semanas hemos visto como Europa lanzaba un proyecto que prohibirá las ventas de coches con motor de combustión en 2035. Algo que afecta también a los híbridos e híbridos enchufables. Un plazo que muchos criticaron aludiendo que era demasiado pronto, pero que otros indican que es incluso conservador ya que el mercado se adelantará. Hoy Volkswagen ha confirmado que dejará de vender coches con motor de combustión en Noruega en 2024.

Este anuncio supondrá que a partir del 1 de enero de ese año, apenas 16 meses por delante para ponerse en marcha, los clientes que vayan a un concesionario de Volkswagen en el país nórdico no podrán encontrar ningún modelo ni diésel, ni gasolina ni tampoco híbridos a la venta. Adiós Passat, Tiguan, T-Rock…etc.

Un movimiento que ha cogido a muchos por sorpresa y que supone no solo adelantarse a la normativa europea, que no afecta a Noruega, sino que además se adelanta al propio programa del gobierno que era mucho más agresivo que el de Europa, y que suponía el final de las ventas de coches con motor de combustión en 2025.

Desde Volkswagen quieren que este sea un poderoso mensaje de que la electrificación no solo es necesaria para la transformación energética, sino que es posible y además a corto plazo. Un reto de lograr un 100% de ventas que la marca alemana tiene al alcance de la mano, contando en la primera parte del 2022 con una cuota de ventas del 81% de eléctricos puros. Cifra que desde la marca alemana esperan que en 2023 llegue al 90%, y en 2024 al 100%.

Más fácil lo tendrán otras marcas, como Audi cuyas ventas este año ya están ocupadas en Noruega en un 97% por eléctricos, o el grupo Hyundai/KIA, con un 90%.

Unos objetivos que tienen en cuenta los próximos cambios en la legislación noruega, que recuperará el IVA a los coches eléctricos, empezando por los de más de 50.000 euros para las ventas a partir del 1 de enero de 2023. Una exención que será sustituida por sistema por tramos dependiendo del precio del eléctrico en cuestión con un 4% para los de hasta 60.000 euros, mientras que a partir de 100.000 euros llegarán al 12,5%. Cifras todavía bajas si los comparamos con el 25% que tienen que pagar los modelos convencionales, y que a partir de 2024 no se encontrarán los de Volkswagen.

Fuente | Tek.no

Compártelo: