El Volkswagen Golf podría no tener una nueva generación debido al creciente coste de desarrollo de los coches térmicos

El año pasado, Volkswagen confirmó que, a pesar de la cada vez más rápida electrificación de su gama, los Golf, T-Roc, Tiguan y Passat contarían con una nueva generación. Sin embargo, la cambiante situación del mercado aparentemente habría llevado a la firma alemana a reconsiderar su posición: el Golf finalmente podría no tener relevo.

Thomas Schäfer, director ejecutivo de la marca, ha confirmado en una reciente entrevista que todavía no se ha tomado una decisión respecto al desarrollo de una novena generación del conocido superventas. Esto se debería al aumento de los costes de desarrollo de los vehículos térmicos en Europa a raíz de las cada vez más estrictas normativas anticontaminación.

Schäfer calcula que la normativa Euro 7 provocará que los precios de los automóviles con motor de combustión interna aumenten entre 3.000 y 5.000 euros, pues será «extremadamente costoso» desarrollar modelos capaces de cumplirla. Aún en caso de salir adelante, el Golf de novena generación no podrá tener una vida comercial típica de 7/8 años debido al objetivo de la Unión Europea de prohibir las ventas de coches térmicos nuevos a partir de 2035.

El actual Golf de octava generación se lanzó en 2019, estando previsto que reciba su restyling de mitad de ciclo en 2023 o 2024, el cual le permitirá mantenerse vigente unos años más. Lo más probable es que, de llegar a desarrollarse una hipotética novena generación, en realidad se trate de una versión actualizada del modelo anterior para mantener los costes a raya.

Volkswagen ID.3

El Volkswagen ID.3 sustituirá al Golf

Schäfer ha confirmado que la decisión final sobre el destino del popular compacto se tomará en los próximos 12 meses, si bien ha advertido que el futuro de los coches pequeños con motor de combustión interna cada vez se torna más complejo, dando a entender que otros modelos como el Polo también tienen los días contados.

Dentro de la gama Volkswagen, el equivalente eléctrico al Golf es el ID.3 (ambos compiten en el segmento C). Durante unos años convivirán, pero lo cierto es que antes o después el ID.3 terminará sustituyendo a su ilustre predecesor, que durante casi cinco décadas ha sido uno de los automóviles más vendidos del mercado europeo.

Aunque el ID.3 no está cumpliendo con las expectativas de Volkswagen a nivel de ventas, la marca ya está trabajando en un restyling que se lanzará al mercado el año que viene. Esta actualización debería subsanar algunos de los puntos débiles del modelo actual, incluyendo un habitáculo de aspecto más pobre que el del Golf.

Fuente | Motor1

Compártelo: