El XPeng G9 arranca su vida comercial en China

Aunque en China los sedanes siguen teniendo un enorme peso en el mercado, la manía moda de los SUV también está creciendo en el país asiático. A lo largo de la semana empezará la fase de preventa del XPeng G9, un modelo destinado a competir con los NIO ES6/ES7 y Li Auto ONE, entre otros. Las primeras entregas a clientes pueden darse ya en septiembre, con un leve retraso respecto a lo previamente anunciado.

Los precios todavía son desconocidos. En cuanto a motorizaciones habrá dos posibilidades, el RWD de un motor (230 kW/313 CV) con 702 km de autonomía y el Performance AWD con doble motor (405 kW/551 CV combinados) y autonomía de 650 km. La lista de opciones comprendería dos diseños de llantas de 21″, tres acabados en el techo (incluyendo el bicolor puro), barras en el techo, retrovisores en color negro, etc.

Como suele ser habitual, los clientes chinos podrán convertir su reserva en un pedido formal en cuestión de unos días, después de haber adelantado una cantidad pequeña. Así el fabricante tiene una previsión de los coches que realmente necesita fabricar, aunque la cantidad de reservas pueda exceder la producción prevista en lo sucesivo.

Este SUV no tiene ningún pasado térmico, su plataforma (X-EEA 3.0) ya nació como exclusiva para ser un coche eléctrico. Mide 4.891 mm de largo, 1.937 mm de ancho, y 1.670 a 1.680 mm de altura en función de si tiene o no la suspensión neumática. La batalla rasca los 3 metros de largo, 2.998 mm, por lo que apunta a ser muy amplio.

Su sistema de alto voltaje (800 V) y empleo de carburo de silicio le permiten una recarga a un ritmo elevado, hasta 200 km de autonomía en solo 5 minutos, ya que aguanta ritmos de más de 480 kW. Las baterías son comunes a las dos versiones mencionadas. En cualquier caso, su velocidad máxima es de 200 km/h. De ser legal ir a esa velocidad, la media sería interesante incluso haciendo recargas de 5 minutos.

¿Cuáles serían sus rivales en Europa? La lista es corta. Por un lado, tendríamos al Tesla Model Y en sus versiones de tracción total, en el caso del Performance la tarifa está en 70.000 euros. Por otro lado, tendríamos al Fisker Ocean, cuya producción empieza en noviembre. Ambos modelos son un poco más cortos que el XPeng G9. Si nos fijamos en modelos un poco más largos, nos queda el BMW iX y el Audi e-tron. Podría ser posicionado perfectamente en unos 80.000 euros, los alemanes están más bien por encima de 90.000 euros.

Vía | CarNewsChina

Compártelo: