BYD levantará una fábrica en Tailandia para exportar coches eléctricos a Europa

BYD ha confirmado el acuerdo con el Reino de Tailandia para la puesta en marcha de una nueva fábrica de coches eléctricos que tiene una fuerte conexión con Europa. Y es que esta nueva instalación que entrará en funcionamiento en 2024 tendrá como objetivo la exportación de vehículos a nuestro mercado.

Este movimiento llega en un momento de fuerte expansión de las ventas de eléctricos por parte de BYD que busca ampliar fronteras. En agosto, con 174.915 unidades producidas, BYD ocupó el segundo lugar general de ventas contando todas las tecnologías solo por detrás de Volkswagen

Una dinámica que ha permitido a la marca china marcarse como objetivo más de 4 millones de unidades  en 2023. Un crecimiento exponencial para un grupo que en 2019 apenas se anotó 500,000 unidades, incluyendo coches gasolina, híbridos y eléctricos.

Ahora con los modelos gasolina ya descartados de sus líneas, BYD se prepara para ampliar su capacidad de producción de eléctricos e híbridos y lo hace con una estrategia diferente. Con la apertura de fábricas fuera de China.

Una de ellas estará situada en Tailandia. Una instalación que se localizará en la provincia de Rayong y contará con capacidad de 150.000 unidades al año, y movilizará cerca de 500 millones de euros en inversión. Esta será una de las primeras fábricas en su programa de expansión que le llevará a abrir plantas en Estados Unidos, Brasil e India.

¿Por qué este cambio y apostar por estas localizaciones? La respuesta son las preocupaciones a los movimientos políticos proteccionistas que se están poniendo en marcha para reducir la dependencia de China en la producción de coches y baterías. Una nueva estrategia que se ha personificado en la Inflation Reduction Act aprobada por el presidente de Estados Unidos, que limita el acceso a las ayudas públicas no solo a los coches fabricados fuera de sus fronteras, sino también a aquellos producidos de forma interna pero que usen baterías llegadas desde China. Incluso a las baterías ensambladas en el país pero que usen materiales llegados desde el gigante asiático.

Ante esta perspectiva, BYD ha decidido levantar una instalación en una Tailandia que cuenta con un acuerdo comercial con Europa, y que incluso negocia desde hace más de un año un acuerdo de libre comercio que facilitaría la exportación de coches eléctricos desde sus fronteras hacia la UE.

Además, en Tailandia BYD se encontrará un ecosistema con presencia de una importante variedad de suministradores gracias a la presencia de grandes fábricas de Toyota, Suzuki, Ford, Honda, y en 2024 también se sumará BYD.

Fuente | BYD

Compártelo: