Comienzan las obras de la BlueOval City de Ford. Estará lista en 2025

El año pasado, más o menos a estas alturas de septiembre, Ford anunció un mastodóntico plan de nuevas fábricas (las primeras en EEUU en medio siglo) para la producción masiva de vehículos eléctricos Ford y Lincoln. La parte estrella de dicho proyecto es la BlueOval City, un «campus» de 14,5 kilómetros cuadrados, donde trabajarán unas 6.000 personas a partir de 2025.

Se ubica en Stanton (Tennessee). El complejo no solamente contará con una fábrica de coches eléctricos, también con una gigafábrica de baterías con una capacidad de 43 GWh en colaboración con el proveedor SK On. Con este complejo operativo, Ford espera tener una capacidad de producción de 2 millones de vehículos eléctricos a nivel mundial a finales de 2026.

No solo se ha procedido a la roturación del terreno y su preparación, ya se han erigido las primeras columnas de acero para la estructura de la fábrica de automóviles. En una primera fase se han movido el equivalente a 34.500 piscinas de volumen de terreno, o más de 3,5 millones de metros cúbicos.

Por otra parte, se han asentado más de 4.600 pilotes en la fase de cimentación, y para hacernos una idea de la longitud si los juntásemos todos, sería como apilar 176 veces la Torre Eiffel. Para quien prefiera cifras, serían 52,8 kilómetros, por pilote más de 11 metros. Estamos hablando del mayor complejo industrial de Ford en 119 años de historia, el equivalente moderno al complejo de River Rouge (Dearborn, Michigan) de los años 20 del siglo pasado, la mayor fábrica del mundo en 1928.

El primer producto asignado a la nueva fábrica es la siguiente generación de pick-up F-Series, totalmente eléctrica y basada en una nueva plataforma. No reemplazará al F-150 Lightning, sino que lo complementará. Puede tratarse de versiones homólogas a las actuales Super Duty (F-250, F-350, F-450) y Heavy Duty (F-650 y F-750). En tallaje europeo, estamos hablando de camiones.

¿Significa esto que Ford dejará de fabricar pick-ups y camiones gasolina o diésel? No, de hecho, no hay fecha para dejar de fabricarlos mientras tengan demanda. Será una transción lenta y ordenada, pues actualmente los vehículos eléctricos industriales no pueden suplir la demanda del mercado si no hubiese otras alternativas.

Compártelo: