Esta encuesta indica que la mayoría de los propietarios de coches eléctricos no están satisfechos con la red de carga pública

Casi las tres cuartas partes de los propietarios de coches eléctricos en Reino Unido no están satisfechos con el sistema de carga pública según una encuesta realizada por un portal británico que pone el foco en la necesidad de trabajar en mejorar el número pero también el funcionamiento de esta infraestructura.

El portal Which? entrevistó a unos 1.500 usuarios de coches eléctricos para recopilar sus puntos de vista sobre la experiencia del uso de la red de carga rápida pública.

Los resultados muestran que una de los principales retos para lograr una expansión masiva de la tecnología es esta infraestructura, ya que el 74% de los encuestados han respondido que no están satisfechos con la actual red de carga.

Un 40% ha afirmado que se han encontrado habitualmente  informaron con un cargador que no funcionaba, mientras que el 61% ha tenido dificultades para realizar los pagos. En cuanto a la distancia, el 45% ha indicado que el punto de recarga público en la calle más cercano a su hogar está a más de 20 minutos andando.

Por su parte sobre el formato de pago, la gran mayoría de los propietarios, un 84%, han indicado que les gustaría poder contar con un sistema de pago por tarjeta bancaria, sin depender de aplicaciones ni tarjetas de la red.

Según los responsables de la encuesta: «Nuestra investigación muestra que la infraestructura pública de carga de vehículos eléctricos se está quedando corta, ya que muchos conductores luchan por encontrar puntos de carga fiables en buen estado de funcionamiento, y tienen que navegar por sistemas de pago confusos o están incapaces de contar con puntos de carga adecuados cerca de sus hogares o para realizar un largo viaje. El gobierno debe actuar rápidamente para implementar sus planes para mejorar la experiencia del consumidor al usar las redes públicas de carga al extender los estándares de confiabilidad en toda la red y garantizar que las propuestas de roaming de pago simplifiquen el pago de la carga.«

Todo esto se produce en un momento donde las ventas de coches eléctricos se están acelerando en toda Europa. En Reino Unido durante el primer trimestre se han disparado un 102%. Pero esto podría estar en peligro si la red no adecúa su densidad y operatividad a la dinámica del mercado.

Compártelo: