Ford actualiza su sistema de conducción semi-autónoma «manos libres» BlueCruise, ahora con cambios de carril automáticos

Ford ha actualizado su sistema de conducción semi-autónoma (nivel 3) BlueCruise con nuevas funciones que incrementan todavía más sus capacidades. El nuevo BlueCruise 1.2 incluye entre otras cosas cambios de carril automáticos, una mejora que también podemos encontrar en el Lincoln ActiveGlide 1.2, pues es exactamente el mismo sistema, pero con otro nombre (Lincoln es la marca premium de Ford).

Actualmente hay aproximadamente 75.000 clientes suscritos a los programas BlueCruise y ActiveGlide, los cuales a finales de agosto ya acumulaban más de 25,7 millones de kilómetros recorridos en modo «manos libres». El sistema actualizado llegará este otoño al Ford Mustang Mach-E, cuyas unidades de nueva fabricación ofrecerán a los usuarios una experiencia de conducción más humana.

El BlueCruise 1.2 incluirá tres características inéditas: Lane Change Assist, Predictive Speed ​​Assist y In-Lane Repositioning. El primer asistente permitirá realizar cambios de carril sin necesidad de tocar el volante cuando el conductor lo indique mediante la activación del intermitente; además, el sistema también podrá sugerir cambios de forma inteligente.

El Predictive Speed ​​Assist ajustará de forma automática la velocidad según el coche se vaya acercando a una curva cerrada, mientras que el In-Lane Repositioning mantendrá el automóvil en el carril pero lo cambiará sutilmente de posición para alejarlo de los vehículos situados en los carriles paralelos. Esta función, que hará que la experiencia de uso se vuelva más natural, será especialmente útil cuando se circule junto a vehículos de gran tamaño como camiones.

Ford Mustang Mach-E

¿Llegará el Ford BlueCruise a Europa?

«Estamos invirtiendo en nuestro equipo de ADAS para mejorar constantemente BlueCruise y ActiveGlide para nuestros clientes. Las últimas mejoras permiten a los clientes cambiar de carril con solo tocar el intermitente y hacer que la conducción manos libres se sienta más humana al reducir la velocidad suavemente para girar y dar más espacio a los vehículos grandes en los carriles vecinos. Estas mejoras son solo el comienzo de un viaje constante hacia la mejora de la seguridad y, en el futuro, devolver a los clientes un tiempo valioso», explica Doug Field, director de sistemas digitales en la división Ford Model e.

Aunque por el momento BlueCruise no está disponible en Europa, no debemos perder de vista que este verano la conducción autónoma de nivel 3 pasó a estar permitida en las carreteras del viejo continente. La nueva norma, que obligará a los países miembros de la Unión Europea a modificar sus códigos de circulación, podría animar a marcas como Ford a traer este tipo de asistentes a nuestro mercado.

Compártelo: