El político italiano Matteo Salvini quiere un referéndum sobre la prohibición de vender coches térmicos en la UE a partir de 2035

Matteo Salvini, líder del partido italiano La Lega, cree que debería someterse a referéndum la prohibición de vender coches térmicos nuevos en la Unión Europea a partir del año 2035. «Que los trabajadores de la planta de Mirafiori y de toda Italia decidan si es justo despedir gente en Italia y darle una ventaja a China».

El sector del automóvil es uno de los más importantes del país transalpino. Aunque la industria autóctona tiene fabricantes de renombre como Ferrari o Lamborghini (si bien esta última a día de hoy pertenece al Grupo Volkswagen), el mayor volumen lo aporta lógicamente FIAT, englobada a día de hoy dentro de la multinacional Stellantis.

Es interesante señalar que Stellantis hace apenas unos meses anunció su intención de lanzar exclusivamente modelos eléctricos en Europa a partir de 2026, discontinuando todos sus vehículos térmicos en el viejo continente para 2030. Dicho de otra forma, el gigante automovilístico se adelantará a la prohibición de la Unión Europea en cinco años.

Lo cierto es que, independientemente de los deseos de Salvini, los grandes grupos ya han definido sus planes de lanzamientos y sus inversiones en torno al coche eléctrico con el objetivo de escalar con rapidez su producción, lo que permitirá alcanzar las ansiadas economías de escala, necesarias para hacer que los modelos eléctricos sean igual o incluso más rentables que los térmicos.

FIAT 500

Stellantis será 100% eléctrica en Europa a partir de 2030

A día de hoy, Stellantis no tiene planes para cerrar ninguna de sus plantas italianas; de hecho, recientemente se confirmó que la tercera gigafábrica de baterías del grupo se construirá en Térmoli. Además, las factorías de la compañía en el país ya tienen asegurada su carga de trabajo para los próximos años gracias a la asignación de proyectos de las marcas Alfa Romeo, DS, Lancia y Maserati.

La propia Ferrari, vinculada indirectamente a Stellantis a través de la familia Agnelli, también se electrificará en los próximos años; de hecho, actualmente cuenta con dos híbridos enchufables en su oferta, a los que se unirá en 2025 su primer modelo 100% eléctrico, que podría incorporar en su interior tecnología de origen Rimac.

Para el año 2026, el 60% de los vehículos de la firma de Maranello estarán electrificados; es decir, serán híbridos o eléctricos. A pesar de que la compañía italiana aspira a lograr la neutralidad de carbono en 2030, todavía no abandonará los motores de combustión interna, pues los modelos térmicos seguirán suponiendo el 20% de sus ventas para finales de la década.

Fuente | Automotive News Europe

Compártelo: