El Tesla Model Y llega también a Japón, territorio poco amistoso para coches eléctricos

Hace ocho años, a estas alturas de 2014, Elon Musk en persona entregó las llaves de un Tesla Model S al primer cliente nipón. En su día, Musk creyó que Japón sería uno de los mercados más importantes de Tesla, pero en algo se tenía que equivocar. Mucho después de estar disponible en otros países, el Tesla Model Y acaba de desembarcar en tierras japonesas.

Desde junio se pueden hacer pedidos del Tesla Model Y en el país asiático, con solo dos versiones disponibles. Se puede encargar el modelo básico, Model Y RWD, a un precio de 6.190.000 yenes, y también el tope de gama, Model Y Performance, por 8.090.000 yenes. El que no está disponible es el Model Y Long Range, como el resto de mercados asiáticos y oceánicos que no son China ni Hong Kong.

Este hito se produce apenas unas semanas desde que se produjeron las primeras entregas a neozelandeses y australianos, y medio año después de que llegase a Gran Bretaña. ¿Y qué tienen en común todos estos países? Que conducen por la izquierda con el volante a la derecha. Por otro lado, Japón es el cuarto mercado mundial más importante -por países- después de China, EEUU y Alemania, además de tercer productor mundial.

Con semejante presentación podríamos pensar que Japón es un país donde circulan muchos coches eléctricos, pero va a ser que no. El gatillazo comercial de los primeros modelos -de fabricantes patrios como Nissan o Mitsubishi- tuvo como consecuencia tal infrautilización de puntos de recarga que fueron desmantelados al terminar su vida útil. Las matriculaciones nuevas de coches eléctricos rondan el 1% del mercado.

Poco a poco el mercado se va animando de nuevo en Japón, pero desde un volumen ridículo. Durante 2021 se matricularon en el país unos 20.000 eléctricos, de los cuales casi la mitad (8.610) se importaron, y siendo Tesla la marca gaijin que más vende. Según algunas previsiones, como la de EE Times Asia, en 2022 se aumentarán mucho esas cifras y se pueden llegar a las 93.000 unidades.

La red de recarga en Japón dista de ser ideal por lo antes comentado. Sin embargo, la cobertura de la red de Supercargadores de Tesla permite sin aparente problema atravesar el archipiélago principal de punta a punta, desde Hokkaido (norte) hasta Kagoshima (sur), y de este a oeste es aún más fácil. Y considerando la Recarga en Destino, uno puede recorrerse el país entero casi con la misma comodidad que el Shinkansen, el famoso «tren bala».

Compártelo: