En Venezuela, los coches eléctricos y solares quieren convertirse en una alternativa

Si por algo es conocida Venezuela, es por sus enormes recursos petroleros. Algo que no supone abundancia para los venezolanos que sufren la falta de inversión en la producción y refinado que provoca que a pesar de si riqueza en materia, tengan que importar los carburantes. Algo que provoca falta de suministro y largas colas en las gasolineras, un escenario donde un grupo de emprendedores han visto la oportunidad para desarrollar coches eléctricos y solares.

José Cintron, técnico eléctrico y residente en Maracaibo, ha desarrollado un coche que funciona con energía solar. Por su parte Augusto Pradelli ha creado un microvehículo eléctrico que también puede utilizar paneles solares y que además puede ser diseñado para diferentes aplicaciones, desde coche cerrado, camioneta de transporte o incluso un restaurante sobre ruedas.

En todos los casos los vehículos han aprovechado la plataforma de carritos de golf a los que han añadido una serie de mejoras, como una batería de mayor capacidad, y además han adaptado un grupo de paneles solares.

Puede que no rivalicen con los Tesla o Lucid y compañía, pero la realidad es que en un país falto de combustibles, estos pequeños vehículos pueden transportar hasta cuatro personas y viajar entre a una velocidad de hasta 40 km/h.

La autonomía dependerá de la configuración de cada modelo, pudiendo llegar a los 100 kilómetros con la batería, cifra que luego el cliente podrá aumentar gracias a los paneles solares instalados en el techo del vehículo.

Según sus diseñadores, estos paneles en un día soleado pueden cargar la batería al completo en 10 horas, o al menos aportar una parte de la carga que necesitará el vehículo que por supuesto, podrá ser cargado en una toma de corriente.

Ahora tanto José como Augusto colaborarán en el desarrollo de nuevos modelos y en la puesta en marcha de una línea de producción que permita convertir estos prototipos en un producto comercial.

Una alternativa que además de los beneficios ambientales, también son una herramienta en un país donde no solo faltan carburantes, sino que tiene que lidiar con constantes cortes de luz. Un aspecto donde un coche eléctrico y solar puede sin duda ser una importante solución.

Ahora queda por saber si estos emprendedores logran los apoyos suficientes para conseguir arrancar la producción de un tipo de vehículos con un enorme potencial para ayudar a regiones con problemas energéticos a lograr mantener su movilidad sin depender del suministro de petróleo o derivados.

Compártelo: