La fábrica de Tesla en Berlín alcanza una capacidad de 2.000 unidades semanales

Giga Berlín, la primera planta de Tesla en suelo europeo, ha alcanzado una capacidad de producción de 2.000 coches eléctricos a la semana. Esto supone un importante hito para la compañía capitaneada por Elon Musk, que aspirar a lograr una tasa de 5.000 unidades para finales de 2022/principios de 2023.

Si tenemos en cuenta los problemas de suministro que actualmente sufre la industria automovilística a nivel mundial, esta rápida escalada resulta todavía más meritoria y muestra la buena salud de Tesla, que también está aumentando la producción en Giga Texas. Al igual que las instalaciones alemanas, esta factoría comenzó a operar a principios de año.

El pasado mes de junio, Tesla anunció que había alcanzado una tasa semanal de 1.000 Model Y en Giga Berlín, lo que significa que ha sido capaz de doblar dicha cifra en tan solo un trimestre. Esto permitirá mejorar la logística de la empresa a nivel global, pues el mercado europeo irá dejando de depender de las importaciones de China y Estados Unidos.

De acuerdo con un informe preliminar, Tesla introducirá en diciembre un tercer turno en Giga Berlín, lo que permitirá que la fábrica funcione las 24 horas del día (actualmente tiene dos turnos que van de 6:30 a 22:30). Se espera que la capacidad máxima de la factoría sea de medio millón de coches eléctricos al año, algo que se logrará cuando comience a producir también el Model 3.

Tesla Giga Berlín

Tesla podría posponer sus planes de fabricar baterías en Alemania

Aunque Tesla planeaba fabricar baterías en Giga Berlín a partir del año que viene, todo apunta a que este proyecto habría quedado congelado hasta nuevo aviso: debido a que Estados Unidos quiere limitar los créditos fiscales a la compra de coches eléctricos a aquellos vehículos fabricados en Norteamérica (condición que también se aplicará a sus baterías), podría trasladar el utillaje a su mercado natal.

Inicialmente, estaba previsto que la fabricación de celdas 4680 diera comienzo en el primer trimestre de 2023. El objetivo original de Tesla era alcanzar una capacidad 50 GWh al año, lo que convertiría a la planta alemana en una de las mayores gigafábricas de baterías del planeta.

Si Tesla finalmente traslada la maquinaria a Norteamérica, se beneficiará de un crédito fiscal de 35 dólares/kWh (al que habría que sumar otro de 10 dólares/kWh por pack); además, solo aquellos usuarios que compren un coche eléctrico con celdas fabricadas en Canadá, Estados Unidos o México podrán obtener el crédito fiscal de 7.500 dólares concedido por el gobierno federal.

Fuente | Electrek

Compártelo: