Ventajas del coche eléctrico y cómo adquirir uno

Los precios son cada vez más competitivos, unidos al hecho de que las autoridades cada vez fomentan más su uso con sus normativas y tasas impositivas y a que el número de puntos de carga crece sin pausa, están consiguiendo que los coches eléctricos sean cada vez más habituales en las carreteras españolas. Sin embargo, antes de decidir que quiero vender mi coche usado y adquirir uno de estos, es necesario responder a algunas preguntas: ¿cuáles son sus ventajas exactamente? ¿Cómo se puede comprar uno?

Principales ventajas de los coches eléctricos

  • 1. Son menos contaminantes. La fabricación de un coche eléctrico es más contaminante que un modelo convencional, principalmente por culpa de la batería. Una diferencia que se ha estimado en 1 tonelada de CO2. Pero el coche eléctrico gracias a no tener emisiones directas, logra compensar esa diferencia en apenas un año de uso.
  • 
2. Coste de uso. Un coche eléctrico medio es capaz de recorrer, aproximadamente, 100 km por un euro. Pocos vehículos de gasolina o diésel bajan, en la misma distancia, de los 7 euros.
  • 3. Revisiones económicas. Estos vehículos no necesitan cambios de aceite, de filtros, etc. Esto repercute en que el coste de mantenimiento es muy bajo. Asimismo, la ITV cuesta lo mismo que en el caso de los automóviles de gasolina en la mayoría de los casos y, en algunos, incluso menos. Además, sobre ellos no se efectúa la prueba de gases.
  • 4. Ahorro en aparcamiento. En las ciudades, los vehículos eléctricos pueden aparcar en zona azul sin coste alguno.
  • 5. No se ven afectados por las alertas de contaminación. En muchas ciudades, los niveles de contaminación son tan altos que obliga a cortar, limitar o restringir el tráfico. Estos vehículos pueden seguir circulando sin problemas a pesar de ello.
  • 6. Menos averías. El desgaste de los frenos y de los neumáticos es más bajo en los coches eléctricos que en los convencionales de gasolina o diésel. Además, su mecánica es infinitamente más simple.
  • 7. Excelente grado de eficiencia. La eficiencia energética de un motor diésel es de, aproximadamente, un 38%. La de los vehículos eléctricos supera el 90%.

Cómo adquirir un coche eléctrico

Lo cierto es que, en líneas generales, el proceso de compra de un coche eléctrico es bastante similar al de uno convencional. De hecho, el primer paso consiste en analizar las opciones ofrecidas por el mercado y, a continuación, acudir al concesionario. En estos momentos, el mercado de vehículos de ocasión de este tipo es bastante limitado, aunque crece cada año.

Sin embargo, existen peculiaridades. Por ejemplo, debido al incremento en los niveles de contaminación de las ciudades, las autoridades públicas están dando interesantes ayudas respecto a la compra de vehículos eléctricos. De este modo, es posible compensar el hecho de que el precio de estos es ligeramente superior al de los convencionales.

Asimismo, puesto que no emiten gases contaminantes, están exentos, en muchos casos, del pago del impuesto de matriculación o, en su defecto, sus propietarios lo abonan parcialmente subvencionado. Estas ventajas también se aplican a la hora de pagar las tasas en la DGT y al hacer frente al IVTM.

La conclusión es que la compra de un coche eléctrico es una decisión muy a tener en cuenta por los usuarios que ahora mismo se mueven en un coche diésel o gasolina, y quieran dar el salto a una forma de movilidad que como hemos visto, es más sostenible tanto a nivel de emisiones, como a nivel económico.

 


Tagged