Circular con un coche eléctrico por la ciudad, ¿cuáles son las claves para hacerlo de forma económica? | forococheselectricos

Circular con un coche eléctrico por la ciudad, ¿cuáles son las claves para hacerlo de forma económica?

Los coches eléctricos están llegando a las grandes ciudades y es que son muchos los beneficios que generan, tanto a los conductores como a las ciudades en sí y es que son limpios, no generan ruido y encima pueden aliviar el bolsillo de quienes los conducen.

Los usuarios de coches eléctricos tienen descuentos a la hora de la adquisición, en determinadas comunidades autónomas están exentos de algún tipo de impuesto, pueden circular en estados de alta contaminación e incluso pueden estacionar en zonas de estacionamiento regulado a un coste más bajo que un vehículo de combustión convencional, pero esto no es todo.

¿Qué beneficios tiene circular con un coche eléctrico por la ciudad?

Uno de los principales beneficios o ventajas de circular con un coche eléctrico por la ciudad es la posibilidad de circular por los carriles BUS-VAO o de acceso restringido para vehículos de alta ocupación, aunque solo vaya un ocupante dentro del vehículo. Esto hace que se ahorre mucho tiempo y dinero, mucha carga y el medio ambiente no se ve afectado debido a que se generan muchos menos recursos.

Además, los usuarios pueden disfrutar de la tranquilidad y es que los coches eléctricos son mucho más silenciosos que sus hermanos con motor de combustión, por lo que los pasajeros podrán disfrutar de sus canciones favoritas o de un buen programa de radio. Es importante destacar que los coches eléctricos, gracias a su sistema de información y entretenimiento, permitirán al conductor aprender a aprovechar, al máximo, las posibilidades de un vehículo de este tipo ya que la conducción cambia si se compara con un coche de combustión tradicional.

A través del sistema de información y entretenimiento que está orientado hacia el puesto de conductor, el mismo puede consultar fácilmente el gasto de la batería y la recarga instantánea de la batería que se produce a través del sistema de frenada regenerativa. La conducción de los coches eléctricos es mucho más suave y hay que evitar acelerones y frenazos. Este tipo de vehículos responden de forma más notoria a las acciones que llevamos a cabo, por eso, los conductores deben prevenir las frenadas y realizar aceleraciones prolongadas para conseguir una conducción mucho más suave.

En los coches eléctricos, lo ideal es llevar a cabo frenadas largas, pero no intensas, es decir, alargar la frenada aumentando la antelación y el espacio; de esta forma se consigue más inercia y por tanto un aumento de la carga de la batería. También es aconsejable ir aumentando la velocidad de forma suave, evitando los acelerones.

Otro de los beneficios es que no se tiene que estar preocupado por los repostajes de combustible y es que, si se planifican las cargas al final del día, el vehículo siempre estará preparado para cualquier viaje. Se debe tener en cuenta que los trayectos por ciudad no superan los 150 kilómetros al día por lo que con la autonomía de una carga es más que suficiente. Además, con una sola carga y dependiendo de los trayectos, el coche puede circular varios días, de esta forma también se puede ahorrar, aunque si se prefiere, los coches eléctricos se pueden cargar diariamente sin necesidad de que la batería esté descargada completamente.

Además, los coches eléctricos, como hemos comentado, tienen acceso a determinadas zonas que el resto de vehículos no tiene; es el caso por ejemplo de Madrid Central o Madrid 360º en escenarios de alta contaminación. Circular con un coche eléctrico por la ciudad también tiene como ventaja que los estacionamientos, en algunas zonas y dependiendo de las comunidades autónomas, son gratuitos para este tipo de vehículos.