Puntos de recarga en el círculo polar ártico



En un reciente viaje en tren a la remota Laponia sueca, situada unos 1.500km al norte de la capital del país nórdico, tuvimos la sorpresa de encontrar, en una pequeña población de escasos 19.000 habitantes, un gran número de puntos de recarga ubicados en aparcamientos públicos, resistiendo el duro invierno del ártico.

Seguir Leyendo…


Se trata de simples enchufes convencionales, equipados con contadores y temporizadores digitales, protegidos de la intemperie y del escaso vandalismo que pudiera existir en un país tan avanzado, permitiendo a los usuarios cargar sus vehículos en plena calle. Sin duda es asombroso que haya que viajar a un lugar tan inhóspito y despoblado para ver estos puntos de recarga, mientras que en la capital de España seguimos sin saber de qué se trata.


La explicación de estas infraestructuras es simple, durante el invierno en estas latitudes (también los vimos en Narvik, Noruega) las temperaturas pueden alcanzar -40ºC, siendo lo habitual durante la noche unos gélidos -25ºC. Esto causa un efecto adverso en las baterías de arranque de los vehículos, frecuentemente de plomo-ácido, que imposibilita poner en marcha el motor. A ésto se suma que la mayoría de los desplazamientos en este lejano lugar, son demasiado cortos como para que la batería recupere la energía consumida durante el arranque de un motor prácticamente congelado.


Es por ello que los habitantes de Laponia demandan estos enchufes de acceso público, para poder recargar la batería de arranque de sus coches mientras están aparcados, garantizando el arranque cuando sea necesario. A pesar que fueron instalados con otro fin, estas tomas de corriente son perfectamente compatibles con cualquier vehículo eléctrico o híbrido enchufable.



Existen kits genéricos de adaptación para cualquier marca y modelo de automóvil, que incluye la manguera de carga y conector, que se suele instalar en el paragolpes delantero, junto con un simple cargador de 12v que se esconde bajo el capot.
Las marcas de automóviles preparados para climatologías adversas, como las suecas Saab y Volvo, ofrecen como accesorio oficial una toma de recarga y cargador preinstalado en el vehículo.


En cuanto a los puntos de recarga, recalcar que la mayoría de los que vimos tenían el logotipo de la sueco-suiza Asea Brown Boveri (ABB) y que estaban capacitados para suministrar hasta 16A de intensidad, permitiendo la recarga lenta durante la noche de cualquier batería de tracción de los coches eléctricos que hay en el mercado. Algunos hoteles disponían de tomas propias, suponemos sólo para los huéspedes. Otros se encontraban en la calle, suponemos que a cargo del ayuntamiento o con algún sistema de cobro por unidad de tiempo o energía.


Por su aspecto, no parece que sean tan costosos de implementar, como aseguran muchas empresas que quieren hacerse un hueco en el sector de los puntos de recarga urbanos. Esperemos que poco a poco las administraciones vayan instalando este tipo de infraestructuras en otras ciudades europeas.

mas info: mail@santiagomeier.es


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

6 Comment responses

  1. Avatar
    February 16, 2010

    El mayor problema a superar es pensar que los hábitos que tenemos no se pueden cambiar pero fijaros que sencillo.

    Gracias Santiago por compartir todas tus experiencias con nosotros.

    Saludos

    Reply

  2. Avatar
    February 16, 2010

    Otro apunte importante.Gracias, Santiago.

    Reply

  3. Avatar
    February 17, 2010

    Sin duda que una solución sencilla y práctica, perfecta para ir empezando, por desgracia en nuestro país el elevado nivel de vandalismo hará de los puntos de recarga un habitual de los subdesarrollados mentales que pueblan nuestras ciudades por eso serán necesarios unos puntos más seguros…pero a falta de pan. Felicidades Santiago.

    Reply

  4. Avatar
    February 17, 2010

    De nada, me quedé sorprendido al verlos, de hecho a priori me ilusioné creyendo que los coches que estaban enchufados eran conversiones!

    Eso es cierto Carlos, son un poco vulnerables, pero sinceramente no creo que sea tan costoso implementarlos, aunque requieran una “carcasa” a prueba de ‘hooligans’…
    Ya ves que en Laponia son absolutamente necesarios. Además de tener que repostar con gasoil/gasolina/etanol, tienen que enchufar el coche nada más aparcar si quieren poder arrancarlo tras unas horas.

    Aparte de los larguísimos viajes que supongo tendrán que hacer de vez en cuando para bajar a Estocolmo, la mayoría de los desplazamientos cotidianos de ésta gente tienen que ser muy cortos, dado que las poblaciones son muy pequeñas y están muy alejadas entre sí, por no hablar de la nieve y los alces/renos en las carreteras. En cuanto descubran las ventajas de los VE, teniendo ya los enchufes, será pan comido, total ya están acostumbrados a tener que enchufar el coche.

    Gracias

    Reply

  5. Avatar
    February 17, 2010

    Parecen ser baratos, parecen simples contadores con un cable…

    Pero me temo que para paises como España, durarían lo que dura una noche de juerga. Es una pena ver cubos de basura, cristales, papeleras rotos por gamberros que sólo piensan en divertirse sin usar lo que les cuelga de los hombros. Aqui tendrán que hacerlos a prueba de fuego, balas y vándalos.

    Por otra parte, gracias por compartir esa experiencia con los demas, es enriquecedor aprender de otros lugares tan alejados.

    Reply

  6. Avatar
    February 25, 2010

    Obviamente, no estamos preparados para eso.
    España dista mucho de ser un pais europeo.
    Quizas dentro de 10 años…

    Reply

Leave a comment