El Fisker Surf se presentará en París 2012


No hay mejor forma que andar para demostrar el movimiento, eso por lo menos debe ser lo que piensan los responsables del fabricante norteamericano Fisker que se ha propuesto callar las bocas que ponen en duda su futuro, y nada mejor que presentar el diseño final de su última creación, el Fisker Surf. Se trata de una variante del Karma, donde encontramos un mayor espacio para los pasajeros, y su carga gracias a sus 818 litros de maletero, que le convierten en uno de los modelos familiares más atractivos y rápidos del mercado, a lo que debemos sumar un sistema de tracción eléctrico con extensor de autonomía, que además de unas prestaciones de infarto, le permiten alcanzar unas cifras de eficiencia muy por encima de sus rivales con motor de combustión.

A pesar de los rumores que ponen en serie duda el futuro de Fisker, este no quiere detener su expansión, y para ello aprovechará su presencia durante el próximo salón del automóvil de París para presentar el aspecto y características definitivas del Surf, un modelo con unas cifras que asustan.

El Surf toma prestados los elementos de su predecesor, el Karma, con sus dos motores eléctricos con una potencia conjunta de 296 kW (403 CV) y un par motor de 1.300 Nm disponibles desde cero revoluciones que lo disparan hasta los 100 km/h en solamente 5,9 segundos y hasta una velocidad máxima limitada a 200 km/h. Por su parte, el consumo medio se ha establecido en unos 2.4 litros cada 100 kilómetros y la cifra de emisiones en solamente 83g CO₂/km, unas marcas muy por debajo de sus más directos competidores que lo convierten en uno de los modelos más eficientes del mercado.

A diferencia de otros modelos denominados “extensores de autonomía” el Surf y el Karma, es impulsado en todo momento por los motores eléctricos, capaces de mover al Surf sin emitir un solo gramo de contaminación y sin consumir un solo litro de combustible durante 80 kilómetros gracias a los 20 kWh de sus batería, momento en el que entra en funcionamiento el motor gasolina que le permite seguir circulando hasta alcanzar el punto de recarga más cercano, y todo ello sin que el generador de combustión intervenga en ningún momento en el impulso del vehículo, al contrario de lo que sucede en modelos como el Opel Ampera.

En cuanto a su precio, como es de esperar es elevado, tanto por sus características, su calidad interior y sobre todo, por su casi artesanal fabricación, los casi 100.000 euros de su precio en Europa suenan astronómicos, pero podemos compararlos con algunos de sus rivales europeos de similares o inferiores prestaciones, como los 117.000 euros del BMW M5 o los 123.000 euros del Mercedes Benz E63 AMG.

Artículos relacionados:
El Fisker Surf en movimiento
Fisker sale al paso de los rumores, y asegura tener la viabilidad asegurada

Fuente:
Greencarreports


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    February 28, 2012

    bastante mediocre para 1300Nm de par esa aceleración… empecemos a quitar limitadores a los motores eléctricos, que con las A123 no hay problema. que veréis como con 1300Nm lo ponemos a 100 en 4 segundos, aunque pese 1.8 toneladas

    Reply

Leave a comment