Münster estrena una línea de autobuses eléctricos con puntos de recarga de 500 kW

Münster estrena una línea de autobuses eléctricos con puntos de recarga de 500 kW


E-Bus-Leeze

Advertisement Advertisement

Está claro que el futuro del transporte de pasajeros es eléctrico. Sobre todo en las rutas urbanas, donde los cortos recorridos permites que incluso con las actuales baterías ya se puedan cubrir sin problemas las necesidades diarias.

Pero la gran pregunta es, ¿autobuses eléctricos con batería pequeña y puntos de recarga potentes, o baterías más grandes, con sistemas de recarga más pequeños?.

3-Ladesäule

La ciudad de Münster, en Alemania, ha decidido probar con la primera. Ha puesto en marcha una línea donde 5 autobuses eléctricos enmarcados en el proyecto europeo ZeEUS (Zero Emission Sistema Bus Urbano) y que han sido subvencionados por la Comisión Europea, se encargan de transportar a las cientos de personas que cada día se mueven en transporte público por la ciudad.

Se trata de autobuses con aspecto convencional, de 12 metros y con las mismas comodidades de un modelo diésel, como una plataforma baja y plana que facilita el acceso a la gente con problemas de movilidad.

El sistema está formado por una serie de autobuses eléctricos dotados de una pequeña batería de 86 kWh situada en la parte posterior. Gracias a esto, el autobús eléctrico logra un peso similar al de un modelo diésel, lo que le permite reducir el consumo respecto a un modelo con una batería más grande.

Batterien

Estos deben cumplir una ruta de 12 kilómetros que separan las paradas de Maikottenweg de la de Allwetterzoo. Para lograrlo hay dos puntos de recarga, cada uno situado en uno de los extremos de la ruta, y también una toma en el depósito donde descansan por las noches.

Se trata de puntos de recarga de 500 kW, dotados de una batería que permite reducir el impacto a la red de su entrada en funcionamiento. Funciona de forma totalmente automática mediante un brazo robótico que realiza la conexión.  Gracias a este sistema, con una parada de entre 4 y 6 minutos, el autobús puede recuperar la mayor parte de la carga de sus baterías, y conseguir llegar a su destino sin problemas.

Esta línea estará en pruebas durante un año, tiempo en el que se medirá el impacto y la fiabilidad de una tecnología que parece que ha llegado para quedarse, y que ayudará a los ayuntamientos a reducir tanto las cifras de emisiones causadas por la flota de autobuses, como para reducir la factura energética que estos provocan.

Por un lado este sistema permite poner en marcha autobuses más ligeros, y por lo tanto más económicos y con menor consumo. Por el otro lado es un sistema que requiere de unos importantes gastos de infraestructura, y además limita los recorridos de los autobuses a la disponibilidad de la infraestructura de recarga.

En la otra mano están los autobuses con baterías de más de 300 kWh, como el presentado por la vasca Irizar el pasado año,  que reducen la potencia necesaria en los puntos de recarga, y que permiten mayor flexibilidad a la hora de diseñar las rutas. Pero su coste es más elevado, y su consumo diario es también superior.

Vía | Stadtwerke-muenster (alemán)


puntos de carga

Compártelo:

17 comentarios en “Münster estrena una línea de autobuses eléctricos con puntos de recarga de 500 kW”

  1. A ver si les da por probar todas las líneas y ya se quedan así para siempre. Eso que ganarían los alemanes.

    A ver si lo copiamos.

    Sería un puntazo y un antes y después que en Madrid y Barcelona se cambiaran todas las líneas a eléctricas. Se notaría de verdad el cambio. ¿Han tomado nota?. Ahora no hay excusas.

    Responder
  2. El único problema que le veo a este sistema es que las baterías harán los ciclos en menos tiempo, y a los dos años (no se, por decir algo) habrá que reemplazarlas. Mientras que las de un BYD, teniendo en cuenta que se recargan una vez al día (pongo el ejemplo de que fuese en mi ciudad que con 300 km sobra), que son LiFePO4 y aguantan unos 3000 ciclos pues nos dan 7-8 años.

    Si estoy diciendo una barbaridad que alguien me corrija por favor.

    Responder
    • No es ninguna barbaridad, las baterias duraran menos. Pero hay que tener en cuente que tienen menos baterias.

      Puedes verlo de otra forma. Tienes 300kwh de baterias. Puedes cargarlas todas de una vez en el autobus… y te duraran 8 años. O puedes ir poniendo 60kwh cada vez, y remplazarlas cada 2 años…. en total te duraran 5 x 2años= 10 años.

      Obviamente esto es una simplificacion. Cada alternativa tiene sus ventajas y sus inconvenientes y hay que tener en cuenta muchos factores. Asi que no esta nada claro que opcion seria mejor.

      Responder
      • Es verdad no lo había visto de esa forma, el coste sería más o menos el mismo al final. Gracias.
        Será mejor opción dependiendo de la necesidad del operador.

        Responder
  3. La autonomia de un autobus con una bateria de 86kwh debe ser superior a los 50km. Si el recorrido es de 12 km podria hacer hasta 4 veces el recorrido antes de recargar.

    Los autobuses podrian tener una bateria mas pequeña… pero no merece la pena. La ventaja por el menor peso es pequeña. El coste a largo plazo el mismo( Si es mas pequeña tiene que recargarse mas veces por lo que dura menos).

    Me parece una buena solución

    Responder
  4. A largo plazo el coste es parecido, claro, pero veamoslo de otra forma:

    La batería pequeña hay que cargarla en recorrido, luego instalaciones muy caras, y generalmente durante el día, luego electricidad más cara. Además las cargas son cortas y potentes, luego estresan a la batería más y reducen su vida útil. Por último su flexibilidad a la hora de hacer diferentes rutas es reducida. Lo bueno, pesa menos y consume algo menos.

    Ahora veamos un autobus con batería suficiente para la jornada, cargará por la noche, luego aplana la curva de demanda y recarga a menor precio, y además lo hace a la potencia necesaria para cargar en sus horas de sueño, luego la batería sufrirá menos en el proceso. Además es un autobús mucho más flexible para hacer diferentes rutas.

    Yo lo tengo claro, batería gorda. Y lo tengo claro por una razón de lógica, el progreso de las baterías. Instalar una infraestructura enorme y costosa hoy parece tener sentido, pero será ridículo el día que las baterías bajen lo suficiente de precio y aumenten en energía específica y densidad. tendrás la infraestructura muerta de risa porque la batería gorda y cargar por la noche será mucho más rentable que lo contrario.

    Responder
  5. Lo que has dicho tiene sentido, pero te olvidas de otros factores.
    Si tienes una bateria gorda, te vez obligado a que el autobús descansa varias horas por la noche, y tener un cargador por cada autobús, si no, no te da tiempo a que estén todos cargados por la mañana. Si tienes una bateria más pequeña, tienes que tener menos cargadores, porque puedes cargar varios autobuses en el mismo tiempo.
    Por lo que dicen en otro comentario, el bus podria tener 50km de autonomía, o sea que tiene cierta flexibilidad.
    La otra ventaja, es que al cambiar la bateria cada un par de años, puedes ir poniendo baterias de distintas generaciones, ganando en precio, prestaciones y en peso, de co siguiente menor consumo.
    No está tan claro que es mejor. Para mi, en transporte urbano, bateria pequeña y cargadores cada tanto

    Responder
  6. Estos primeros proyectos son para analizar los pros y contras de cada sistema para distintos recorridos e infraestructuras, y la información que den en el uso diario seviran para que otras ciudades decidan cual les conviene.

    Responder
  7. Interesante la opcion que tampoco se debe descartar.

    Y se me ocurre que se podrian cargar en cajones de estaciones e irlas cambiando con un operario co una maquina especifica.

    Sinceramente no se cual sera la opcion ganadora, pero esa claro que el bus sera electrico en nada y menos ojala Irizar se de prisa en producirlos en serieñ.

    Responder
  8. Me sabe mal cuando leo «una tecnología que parece que ha llegado para quedarse», me pone de los nervios. Es como poner en duda, por decir una barbaridad «parece que en las viviendas nuevas se instalará agua corriente». ¿A alguien se le ha ocurrido preguntar cuando compra una vivienda si cuenta con instalación eléctrica, agua corriente o saneamiento? ¿Absurdo verdad?
    Carlos, con todos los respetos, sabes bien que es una tecnología que está aquí. Se queda!! y no es que sea el futuro, es el pasado, presente y futuro. Ha sido una tecnología maltratada, perseguida encarcelada por diversas manos con mucho poder. Ese tiempo ya ha pasado y vivimos en la era de la electricidad. Espero que nadie lo ponga nunca mas en duda. El autobús urbano tiene, debe y va a cambiar a eléctrico pero a la voz de ya. Lo que pasa es que como en todas las cosas de nueva implantación las empresas quieren llevarse un buen pico con suculentos beneficios y por eso ponen precios tan desorbitados. Pero es que yo no concibo una ciudad con los ruidosos y contaminantes autobuses de combustión. Ayer mismo me tocó circular detrás de uno parado en un semáforo y con ese tubo gordo disparándome humo al morro de mi coche. Me sentí cavernícola.

    Responder
    • Pues cuandro compras una casa en España, es mejor que preguntes si tiene agua corriente, electricidad y saneamiento.
      Más de un caso en que las urbanizaciones no cuentan con todo eso, y si lo cuenta, no siempre está dimensionado adecuadamente, cuando no están conectadas a un pozo negro.

      Responder
  9. Es una idea estupenda que llegará con las nuevas baterías de carga superrápidas y muchos ciclos y los cargadores de 500 kv en las estaciones de servicio con electricidad renovable y almacenada. Y será mas barata que cargarla en casa Porqe habrá competencia en su producción. Acuerdénse que el 85% de los coches del mundo mundial,, duermen en la calle.

    Responder

Deja un comentario