Recarga inalámbrica de 10 kW de Elix Wireless

Recarga inalámbrica de 10 kW de Elix Wireless


elix wireless

A pesar de que comercialmente sigue sin estar apenas expandido, las empresas siguen investigando en soluciones para la recarga inalámbrica de coches eléctricos. Esta vez ha sido la empresa canadiense ELIX Wireless que ha presentado un sistema de recarga inalámbrica de 10 kW de potencia.

Lo novedoso de este sistema es su modo de recarga. La recarga esta basada en una tecnología de la Universidad de Columbia Británica patentada por ELIX Wireless. Esta tecnología se basa en dos imanes permanentes rotativos en el emisor y el receptor, en lugar de los fijos convencionales.

En esta tabla podéis ver sus principales características técnicas:

Salida de potencia (output) Hasta 10,000 W
Entrada de potencia (input) 208 V AC, 50/60 Hz, 3-phase
Frecuencia de operación 120-150 Hz
Espacio entre terminales 8-10 cm
Eficiencia >90%
Tamaño emisor (L x W x H) 52 cm x 20 cm x 16 cm
Tamaño receptor (L x W x H) 54 cm x 20 cm x 16 cm
Peso emisor 44,5 kg
Peso receptor 45,0 kg

Como podéis comprobar, uno de sus principales inconvenientes es el peso. 45 kg de lastre que debería llevar el coche que lo equipe. Habría que compararlo con el peso del cargador convencional, pero a priori parece muy pesado.

Una de las principales ventajas de este sistema es que pueden trabajar a bajas frecuencias de entre 120-150 Hz, esto hace que sea más seguro y menos perjudicial para la red. Los sistemas tradicionales trabajan a altas frecuencias que necesitan más diseño y control.

ELIX asegura que la tecnología responde bien cuando el emisor y el receptor no están bien alineados. Además, la eficiencia alcanza hasta un 92%, similar a un sistema de carga convencional.

En el siguiente vídeo podéis ver una pequeña demostración del sistema.

Fuente | ElixWireless

Compártelo:

1 comentario en «Recarga inalámbrica de 10 kW de Elix Wireless»

  1. La diferencia entre un coche diésel y uno gasolina es bastante mas que esos 45kg.
    No lo veo un gran problema si las ventajas son tácitas.
    Para motos obviamente no, pero para coches o vehículos comerciales no creo que 45kg sean un lastre excesivo.

    Responder

Deja un comentario