Lo que debe ocurrir para que eclosione el mercado de los coches eléctricos | forococheselectricos

Lo que debe ocurrir para que eclosione el mercado de los coches eléctricos


El proceso de fabricación de un vehículo eléctrico se está abaratando más rápido de lo que se pensaba. El precio de las baterías de ion de litio está cayendo en picado, a la vez que los avances técnicos producen mayores autonomías y tiempos de carga más cortos.

Pero, aún así, el futuro de los coches eléctricos todavía necesita algunas piezas clave para completar el puzzle. Algunos materiales esenciales para la fabricación de baterías son escasos. También son insuficientes las estaciones de recarga. Y, por ahora, los vehículos de combustión tienen un coste de adquisición menor que los eléctricos.

Las compañías automovilísticas están acelerando el ritmo para solucionar los obstáculos mencionados. Hay bastante nerviosismo en el sector ante la rapidez en que pueda darse el cambio y las cantidades de dinero que se debe invertir en ello.
A continuación, presentamos lo que debe ocurrir para que los vehículos eléctricos sustituyan definitivamente al automóvil de combustión:

El coste de fabricación de motores y componentes debe continuar bajando:

Actualmente el coste de fabricación de un tren motriz de un vehículo eléctrico asciende a 16.000 dólares de media. Mientras, el coste asociado a construir un bloque de combustión queda en una media de 6.000 dólares. El cambio de mentalidad del comprador sucederá cuando se iguale el precio de adquisición, que va ligado, obviamente, al de fabricación. El sobrecoste actual de un vehículo eléctrico viene condicionado por el precio de las baterías.

El coste de las baterías en función de la potencia producida, ha caído a la mitad desde 2011. Si la caída de precios continúa, los analistas del Bank of America Merrill Linch estiman que hacia 2024 los coches eléctricos podrán ser más baratos que sus equivalentes de combustión. La caída de precios parece acelerarse, ya que hace un año, los mismos analistas estimaban que la igualdad de precio entre ambas tecnologías se alcanzaría en 2030. Una de las razones de la caída de precios de las baterías es que los fabricantes están aumentando la producción y con ello, va descendiendo el coste de fabricación.

Algunos fabricantes, como Daimler, ya están entrando en el negocio de fabricación de baterías. Consideran que éstas constituyen una parte esencial del vehículo y que ello justifica que se inviertan grandes cantidades de dinero en plantas para producir este elemento.

Debe haber un suministro estable y asequible de los recursos necesarios para la fabricación de baterías:

Los fabricantes de automóviles se están apresurando para asegurar las materias primas esenciales necesarias en las baterías como el cobalto, el litio o el grafito. Es necesario evitar la escasez de recursos, que conduciría a precios demasiado altos, haciendo el vehículo eléctrico inviable.

En ello juega un papel importante la geopolítica. Tres cuartas partes de las reservas mundiales de litio se concentran en China y Chile. Conforme la demanda vaya en aumento, China podría utilizar sus recursos naturales como medida de presión diplomática al igual que hace actualmente Arabia Saudí con el petróleo.

El cobalto procede principalmente de la República Democrática del Congo, uno de los países más inestables del mundo y que, además, utilizan niños para mano de obra.

Todo esto está haciendo que las empresas mineras estén buscando reservas de litio y cobalto en otras localizaciones menos problemáticas o que pudieran nivelar la balanza de la geopolítica.

Se necesitan más estaciones de carga y que lo hagan más rápido:

Además del coste actual de adquisición, los vehículos eléctricos también se enfrentan al problema de falta de lugares para recarga y el tiempo que esto conlleva. Por tanto, en el futuro deberá haber una densa red de estaciones de recarga y que éstas sean capaces de cargar la batería en el tiempo que cuesta tomarse un café.

Actualmente, cruzar un país como España con un coche eléctrico es una aventura, ya que hay que planificar cuidadosamente un viaje de este tipo por la escasez de puntos de carga. Y todo ello sin contar con los posibles imprevistos. Tesla, por ejemplo, está ampliando su red de supercargadores, de forma que ya se pueden cubrir sin dificultad algunas rutas principales. Dichos puntos de carga rápida pueden alcanzar el 80% de capacidad de batería en poco más de media hora.

En Estados Unidos ya existen 16.000 estaciones de carga distribuidas por toda su geografía. En el año 2010 apenas había unos centenares de ellas. Aun así, estas cifras están lejos todavía de las 112.000 gasolineras existentes en todo el país. Sorprendentemente, en Estados Unidos, el escándalo del dieselgate de Volkswagen ha acelerado el proceso de electrificación del país. Como consecuencia de dicho caso, Volkswagen acordó invertir 2.000 millones de dólares para promover los coches eléctricos y construir la infraestructura necesaria. Los planes consisten en instalar más de 2.000 puntos de carga rápida antes de que finalice el año 2019, en una primera fase.

Los conductores deberán deshacerse de su apego al sonido, olor y sensaciones de sus motores de combustión:

Existe cierta barrera psicológica que hace que mucha gente se resista al cambio de tecnología. La gente está acostumbrada a conducir vehículos de combustión y a las sensaciones que éstos transmiten. El olor a gasolina, el cambio de marchas o el sonido al acelerar desaparecen en los coches eléctricos.

Pero los vehículos eléctricos ofrecen otras ventajas. La física implicada en el funcionamiento del motor eléctrico ofrece un par instantáneo que va asociado a una aceleración extraordinaria. Un Tesla Model S, con un coste de unos 135.000 dólares, puede hacer el 0 a 100 más rápido que algunos modelos de Ferrari, Porsche o Lamborghini bastante más caros.

Además, los coches eléctricos son silenciosos, el motor casi no transmite vibraciones y no emiten gases por un tubo de escape. El coste de mantenimiento también se reduce drásticamente al no necesitar cambios de aceite. El coste por kilómetro también es mucho menor que el de un vehículo equivalente de combustión. Además, las ubicación de las baterías en zonas bajas del bastidor, proporciona centros de gravedad más bajos y consecuentemente una mayor estabilidad.

Las fábricas deberán prescindir de algunos de los viejos métodos de producción:

La transición hacia el vehículo eléctrico será dolorosa para el sector tradicional del automóvil y para algunos de sus proveedores puede llegar a ser catastrófica.

Los coches eléctricos cuentan con un 25% menos de despiece que los vehículos convencionales de combustión interna. Las empresas que fabrican partes del motor como pistones, sistemas de inyección o bujías deberán encontrar nuevos productos que vender o cerrarán de forma inevitable. Algunas habilidades adquiridas por parte de sus trabajadores ya no se van a necesitar nunca más.

Los gobiernos tampoco recibirán la alta carga impositiva de los carburantes. Las estaciones de servicio y los talleres mecánicos ya no serán negocios rentables. Para competir con Tesla, que permite a sus clientes comprar los coches por internet, el resto de marcas deberán cambiar sus tradicionales sistemas de venta.

El desarrollo del coche eléctrico también permitirá que nuevos fabricantes puedan entrar en el mercado y competir con las marcas tradicionales. Los fabricantes chinos están invirtiendo fuertemente en la movilidad eléctrica, ya que han identificado esta nueva circunstancia. Las grandes marcas automovilísticas reconocen la amenaza y argumentan que pueden utilizar sus enormes recursos para desarrollar y fabricar vehículos eléctricos más rápido que Tesla, que se ha visto desbordada para satisfacer la alta demanda. El grupo Volkswagen, por ejemplo, ya ha indicado que no tendrán problemas para construir un millón de coches, si es necesario.

De todos modos, la experiencia en diseñar y construir motores de combustión interna ya no dará a los fabricantes tradicionales ninguna ventaja competitiva. Esto supone que están perdiendo gran parte de su capital intelectual y deberán encontrar alguna manera para reemplazarlo.

Vía | NY Times

Compártelo:

42 comentarios en «Lo que debe ocurrir para que eclosione el mercado de los coches eléctricos»

  1. el primer paso es que haya sitios donde recargar
    obligación de que en cada gasolinera haya mínimo 2 puntos de recarga

    con eso ya empezamos bien

    Responder
  2. Para mí el gran problema son la escasez de puntos de recarga. Si hubiera al menos mínimo 3, yo ya tendría el v.e. Pero no tengo ni garage ni en las estaciones de servicio, puntos de recarga. Sino, ya habría dado el paso

    Responder
    • Jeje a mi me parece que lo que falta es oferta y variedad, no me apetece comprarme un zoe o un leaf y no me convence el ionic o el golf. Tesla está fuera de mis posibilidades de momento.

      Responder
    • Pues a mi me parece que los puntos de carga son más importantes.

      Yo tengo anécdotas cojonudas en las que llegas de noche al punto de carga con el culo apretado… y te encuentras con que no funciona. Al final, tienes que llamar un taxi para que te recoja a las tantas de la noche en el quinto coño, y dejar el coche allí tirado para volver al día siguiente.

      Eso no es aceptable, y da igual si el coche es barato o caro. Aunque costaran la mitad que un térmico, yo no querría un coche con esas condiciones de uso tan penosas.

      Responder
      • No me preocupa tanto porque no es el uso que le voy a dar, por eso creo que lo importante es poder elegir el coche que me gusta y no el menos malo o el menos feo

        Responder
  3. Pues en mi caso sigo pensando que o se mejora notablemente la autonomia en relación al precio o se baja drasticamente el precio.

    La red de recargas por supuesto es importante, pero si los coches de 30k tuvieran 800-1000km reales de autonomia electrica, no sería tan critico disponer de puntos de recarga.

    Si de momento los electricos no van a bajar de 30k con autonomias reales de 300km, entonces que por lo menos haya una red de recarga rapida amplia para minimizar el «range anxiety».

    Responder
    • Para mi si sacaran mañana un coche eléctrico con 1000 km de autonomia por 15.000 euros seguiría siendo un coñazo sin un garaje. Sin un sitio en el que recargar asiduamente el coche a baja potencia el coche eléctrico es muy incómodo. Ir a repostar un eléctrico de 1000 km de autonomía jamás será algo ni remotamente tan rápido como repostar un coche de gasolina por las potencias que sería necesario alcanzar. Estamos hablando de recargar 200 kwh. Con una conexión de 1 MW seguiría tardando alrededor de 15 minutos en cargarse. Ahora imagina que hau dos o tres coches delante… Una hora al final para cargarlo. Pero es que además no es necesario. Eso es seguir con la mentalidad actual. Lo qur hace falta es una gran red de puntos de recarga en la ciudad. En los aparcamientos. Para llegar y dejarlo enchufado. Mientras esto no exista, para la gente que no tenga garaje da igual si el coche tiene 200 o 2000 km de autonomía. Seguirá siendo mas incómodo que uno de gasolina.

      Responder
      • Dime, durante tu día a día ¿Cuantas veces necesitarias recargar tu batería completa de 0 a 100%? Probablemente poquisimas veces al año… y como tú la inmensa mayoría de usuarios.

        Es evidente que lo ideal seria disponer de una amplia oferta de electricos con mucha autonomia, precio equivalente a un termico de misma gama y encima una red de recargas rapidas semejante a la de gasolineras. Sería cojonudo!

        La realidad es que actualmente los electricos «pelaos» valen como su equivalente termico «topedegama-fullequip», tienen unas prestaciones en general ridiculas (en autonomia) y la red de recargas por ahora sigue siendo pequeña para quien no disponga de garaje individual.

        Afortunadamente los anterioress tres parametros están mejorando año tras año, pero aun falta…

        A quienes no dispongáis de garaje individual seguramente priorizáis disponer de una más abundante red de recargas, en mi caso tengo garaje individual y para mí eso no es problema por eso priorizo la autonomía.

        En cualquier caso, yo por las zonas que me muevo nunca veo ninguna cola en los puntos de recarga, ni el que hay en mi pueblo, ni en los que veo en barcelona. Por tanto mi percepcion es de que, los pocos que tengan ahora mismo electricos ni mucho menos están saturando los puntos de recarga existentes y eso que cada vez veo más electricos (aunque tambien veo más puntos de recarga).

        Comentandolo con gente de mi entorno (amigos, familiares, gente del trabajo) la respuesta en general es la misma… en cuanto los electricos bajen de precio me compro uno pero eso sí, que tengan mas autonomia, porque eso de no poder hacer mas de 300km me jode mucho.

        Yo creo que la cifra magica son los 500km… con eso y un precio mas contenido, mucha mas gente se animaria a comprar incluso con la red de recargas actual.

        Responder
        • A ver, es que yo estoy hablando de la gente que no tenga garaje en propiedad, que es una buena proporción de la población. Y en ese caso cuando vas a necesitar recargar de 0 a 100% es siempre. O bien, visitar expresamente el cargador más a menudo. No se cual de las dos opciones es peor.

          Con respecto a lo de la autonomía. En mi opinión es innecesario más de 350 kilómetros reales. Siempre y cuando haya cargadores de alta potencia en los que cargar. Por ejemplo con un cargador de 150 kw puedes recargar 40 kwh en apenas 20 minutos. Eso significa que podrías hacer un viaje de 500 kilómetros parando una vez a repostar 20 minutos. Lo cual me parece razonable. Incluso me parece lo lógico aunque el coche tenga más autonomía. Con una buena red de cargadores no se hace necesario más autonomía. Sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de la gente hace poquisimos viajes de tantos kilómetros. No olvidemos que la media de kilómetros anuales en España es de menos de 10.000 al año.

          Con respecto a lo de las colas para cargar… Claro qur no hay cola, porque sinceramente hoy tienen eléctricos cuatro gatos mal contados. Cuando haya muchos ya me contarás…

          Responder
        • Ojo, yo también opino que el precio ha de bajar. Pero pon en el mercado un coche con 350 kilómetros reales por entre 15 o 20 mil euros con puntos de recarga suficientes y verás si se vende o no.

          Responder
          • Vamos a ver Lupin… Supongamos que existieran coches electricos de 800-1000km reales de autonomía (osea como un termico).

            Según tú eso no sirve a la mayoría de usuarios que no tenga garaje individual porque «no podrian recargar de 0 a 100% en un tiempo razonable».

            Pero al mismo tiempo me reconoces que «el promedio de usuarios no hace más de 10.000km al año».

            Bueno, eso significa que el usuario medio hace apenas un promedio de 850km al mes. Es decir, una recarga completa al mes…

            De verdad en todo un mes no hay tiempo ni cargadores suficientes actualmente para recargar la batería de 0 a 100%??? En realidad no sería nunca de 0 a 100% ya que no vas a llegar con 0% al cargador pero bueno… ya nos entendemos.

            Quizás tú pienses en usuarios que no tienen cerca un punto de recarga porque viven en un pueblo lejos de la ciudad… o bien pienses en los que viven en la ciudad pero aparcan en la calle por no tener garaje individual.

            Bueno, en el primer caso, los que vivimos en pueblos tenemos la suerte (en general) de tener garajes individuales (en mi pueblo ademas hay cargador publico). En el caso de los que viven en la ciudad pero sin garaje individual, tienen muchos más cargadores disponibles en la calle, en centros comerciales…

            En resumen, si eres usuario estandar de los que haces menos 10.000km al año, con un hipotetico electrico de 800-1000km de autonomía, solo necesitarías recargar 1 vez al mes y por tanto la excusa de la red de recargas no debería ser algo relevante… En cambio el precio del coche sí podría serlo.

            Y eso es lo que yo percibo… La gente no se queja tanto de la red de recargas más allá de quien haga viajes largos, en cambio casi todos se quejan del precio de los electricos en relación a lo que ofrecen.

            Por decir algo… un zoe (que es como un clio) con bateria en propiedad y 300km de autonomia te cuesta como un golf o un A3 TDI. Es logico que la gente en general no los compre indistintamente de si tienes o no garaje individual.

            A mismo tiempo si los coches electricos actuales de 300km tuvieran un precio de 15-20k tú mismo me reconoces que la gente los compraría mucho más, podrian perdonar la red de recaga actual aunque tenga que visitarla más a menudo.

            Conclusión, en general el problema no es tanto la red de recargas… es el precio.

            Responder
            • A ver, que yo en ningún momento he dicho que no sea relevante el precio. Es el primer punto importante. Pero el segundo es los puntos de recarga. La autonomía a partir de 350 kilómetros o asi no tiene ninguna relevancia rn mi opinión. Eso es lo qur digo.

              Dicho esto, si sacaran hoy un coche eléctrico de 1000 kilómetros o sea unos 200 kwh, para recargarlo por completo en un supercargador actual de tesla llevaría casi dos horas. Y eso en el mejor de los casos. En un cargador de 50 kw (mas universal a dia de hoy). Llevaría mas de 4 horas teniendo en cuenta las pérdidas. Si, ya se que no lo vas a cargar entero nunca. Pero es que incluso cargar la mitad de la bateria pueden ser dos horas o más. Y eso suponiendo que no haya cola. Y ya te digo yo qur si el número de coches eléctricos se multiplica (que es de lo que habla la noticia) las colas serán kilométricas. Simplemente perder medio día para ir a recargar no es aceptable ni aunque sea una vez al mes. La gente pensará que es mil veces más cómodo pasar por la gasoliners 5 minutos y ya.

              Y por eso opino que la red de cargadores y el precio son determinantes. La autonomía no. Como ya he explicado en mi anterior comentario con 350 kilómetros y una buena red de cargadores es sufuciente para el 99.999% de la población con una comodidad de viaje suficientemente buena.

              Responder
            • Y si, ya se que si tienes garaje la historia es otr cosa. Pero estoy hablando de la gente que no tiene y qur es una proporción bastante grande de la población.

              Responder
            • Parafraseando al titular… ¿Qué hace falta para que eclosione el mercado del coche electrico?» pues que bajen los precios de los coches!!!

              Y es que al final vamos a parar a la misma conclusion, el principal problema es el precio.

              Tú mismo has reconocido que la red actual de recargas está infrautilizada y por tanto ahora mismo la red no supone un problema para el usuario medio que se quiera comprar un coche electrico. El precio en cambio sí es un problelma.

              Naturalmente si en poco tiempo el parque de electricos se multiplicase por 50, es posible que la red de recarga se saturare en algunos puntos con las colas que mencionas.

              Pero para que hubiera esa «eclosion» de ventas, antes han de conseguir un producto atractivo… y ahora mismo no lo es. Es demasiado caro para lo que ofrece.

              Si vieramos electricos con precios de 15-20k con autonomias de 350km en adelante la cosa se animaria muchisimo… indistintamente de la red de recarga.

              Es de esperar que las principales ventas empiecen por los usuarios que tienen más facilidades para disponer de recarga individual y/o los que vivan en zonas con muchos puntos de recarga (normalmente ciudades y alrededores).

              Los que ni tienen garaje individual ni tienen red de recarga cerca probablemente seran los ultimos en dar el salto el electico por mucho que baje el precio.

              Ahora bien… Cual es el porcentaje real de usuarios se encuentran en cada sector? Yo creo que más de la mitad de coches disponen de garaje individual o colectivo.

              Por tanto el potencial de ventas subira cuando los precios bajen o el dia en que las autonomias sean suficientes para hacer atractivo pagar mas de 40k por un electrico vs su equivalente termico.

              Responder
  4. Creo que el problema está en amortizar la inversión necesaria para instalar varios puntos de recarga rápida ya que, como se ha comentado, en pocos años la autonomía de los VE se disparará, de forma que será menos necesaria la recarga «in Itínere» y por tanto menos rentable.
    No se si las cuentas saldrán, a menos que la Ley les obligue a gasolineras, por ejemplo.

    Responder
  5. Yo no soy gasolinera pero en unos años se van a enfrentar a un problema de rentabilidad importante: cada año repostaran menos vehículos térmicos mientras que los VE tampoco lo harán en masa con el incremento de las autonomías.
    No creo por tanto que el precio del reportaje eléctrico en las gasolineras pueda ser económico.

    Responder
  6. Las empresas tienen que adaptarse a los nuevos tiempos, es lamentable que sigan vendiendonos vehículos de combustión, poco a poco se irán instalando estaciones de carga por todos lados, saben que los coches eléctricos son el futuro por no decir el presente.

    Personalmente me niego a comprar un coche gasolina o diesel en 2018

    Responder
  7. El paso más importante es la relación precio-autonomia-fiabilidad. Un eléctrico 4.5 m 450 l de maletero 400 kms autonomía a 120 y por 20 000 euros y con una buena garantía de batería y motor seguro que sería éxito total ventas. Por pedir….

    Responder
  8. La solucion en mi caso ha sido el poder acceder a las ayudas sino hubiera sido inalcanzable. O los fabricantes bajan los precios o las ayudas son vitales, pero si duran unas horas no se soluciona nada. En segundo lugar un punto de recarga de minimo 50 kw/h en cada gasolinera aunque me cobren caro el repostaje tb sacarian de la consumición q haria mientras espero.

    Responder
  9. Lo que hace falta es por este orden:
    1. Bajar el precio de los VE.
    2. Aumentar la autonomía de los VE.
    3. Aumentar considerablemente los puntos de recarga públicos.
    Lo demás perogrulladas.

    Responder
    • No estoy de acuerdo. Para mí lo más importante es la recarga. La autonomía de un Zoe, por ejemplo, es aceptable y su precio es alto, pero no horrible.

      Pero lo que no es de recibo es que tengas que ir con el culo apretado cada vez que sales con el coche a cualquier sitio. O que te quedes colgado porque el único punto de carga en tu camino está roto u ocupado.

      Responder
  10. Lo que hace falta es que pasen 20 años….. o mas bien que me teletrasporten 20 años.

    Al ritmo que se va me rio yo de que si en 2020, o 2025 se vera un gran cambio, yo creo que seran muchos mas, mas o menos unos 20 años. Mientras tanto veremos como solucionamos todo lo que hay en negativo del VE.

    Responder
  11. No creo que hagan falta 20 años. En cuanto las marcas vean crecer a Tesla con su model 3, verán las orejas al lobo, y no tendrán más remedio que ofrecer algo más barato sus vehículos que Tesla, a no ser que sean capaces de ganar al menos en algo a Tesla, que por ahora se ve inalcanzable. Nadie tiene más autonomía, ni más potencia, ni mejor diseño ni mejor Red de cargadores de alta velocidad ni mejor tecnología en baterías. Todos a agachar la cabeza poniendo mejores precios que Tesla, o no venderán

    Responder
  12. Simplemente falta reducir el precio de compra, todo lo demás llegará, incluso a los que dicen que no tienen garaje les saldrá rentable alquilar uno a cambio de poder cargar cada día a un precio muy bajo y encima tener el coche bajo techo, para los que se quejan de falta de puntos de carga se ampliarán las redes de usuarios que comparten sus puntos de carga por internet cara a que otros puedan cargar sin quedarse por el camino, las autonomías que manejamos hoy en día ya son suficientes para una gran mayoría y pedirle al coche 1000km solo supone un lastre enorme de peso y un sobrecoste absurdo, mucho más importante es la velocidad de carga que en eso si podrán lucirse las gasolineras que las incluyan y cobrar las recargas un poco más caras si quieren…. en fin, que habrá mucho mercado, mucho dinosaurio que desaparecerá y mucho beneficio para todo, que comience la fiesta ^^

    Responder
  13. Que impongan cuotas , un 10% para empezar, y verás como por arte de magia :

    Bajan precios
    Suben autonomías
    Aparecen cargadores por doquier

    Responder
  14. Para q eclosione lo único q hace falta es q LG chem suministre sin límites a Hyundai, y pueda fabricar a tutiplen el ioniq ev.

    Con eso eclosiona pq a Hyundai ya le interesaría hacer «algo» de publicidad, ya q ahora no tiene sentido hacer públicidad de algo q tienes vendida toda tu capacidad productiva sin hacer nada, cómo le pasa a Tesla por cierto.

    Y ya para q no tenga sentido comprar un térmico, autonomía de 350 km aproximadamente y puntos de carga rápida (recuperar 200km en 40 minutos) cada 200km aproximadamente. A partir de ahí todo lo q sea mejor pues mejor pero la brecha ya estaria

    Responder
  15. Esto será el mayor problema en los Países Hispanos parlantes: Los gobiernos tampoco recibirán la alta carga impositiva de los carburantes. Las estaciones de servicio y los talleres mecánicos ya no serán negocios rentables. Mi personal opinión.

    Responder
  16. Cuando todos íbamos con Nokias 3330 por la calle, y apareció el primer smartphone, fué bastante similar. Fabricar esos teléfonos mucho mayores, con más pantalla (empezaron alrededor de las 3 pulgadas) era mucho más caro. Y para el usuario tenían la pega de la autonomía, no duraban apenas un día, cuando estábamos acostumbrados a casi una semana. Pero las ventajas que aportaban suplieron todo eso. No nos importó pagar más (yo todos los teléfonos que tuve me salieron «gratis» regalados por las operadoras, a partir de ahí ya tuve que pagar).
    Para quien no tenga garaje, se crearán soluciones. Habrá parkings comunitarios de nueva creación, con puntos de recarga. Ver las cosas como están ahora nos hace estancarnos. Cuando no había túneles, creían imposible llegar al pueblo del otro lado del monte en unos segundos. Y empezaron a cavar, y fabricaron tuneladoras, y trenes, y coches… Y el resto ya lo conocéis.
    Debemos ver más allá, y trabajar por lo que creemos, y se producirá.
    Saludos.

    Responder
  17. Lo que debe ocurrir ya está ocurriendo , solo hace falta que el precio de las gasolinas y gasoleos se dispare, y es lo que ahora mismo está pasando. O las empresas y países petroleros empiezan a aumentar la producción de petróleo y derivados o pronto las ventas de coches eléctricos se dispararan casi sin ayudas estatales.
    Es importante la autonomía y los puntos de recarga, pero con las actuales autonomías y los puntos de carga que ya están en funcionamiento es un buen punto de partida ( mejor que nada ) . Si se disparan las ventas de eléctricos casi al mismo tiempo irán apareciendo puntos de recarga.
    Yo estoy convencido, si la gasolina empieza a acercarse a 1’50 € el litro y el gasóleo sobre 1’40 € /litro las ventas se incrementaran bastante, y despues cada centimo que pase de esos soportes ayudarán a aumentar más las ventas de coches eléctricos.
    Posdata
    Ojala empiece a bajar la gasolina que ahora es lo que tengo, pero no lo veo.

    Responder
  18. Hasta que no puedas conseguir electricidad en cuaklquier estación de servicio igual que gasolina y diésel no «eclosionarán» las ventas de los coches eléctricos. Tienen que empezar a adaptarse amigos de CAMPSA y REPSOL. «UNETE AL ENEMIGO»

    Responder

Deja un comentario