Nissan se ha postulado como un líder mundial en electrificación gracias a la experiencia recogida en sus vehículos. Ya han pasado nueve años desde que en 2010 lanzara la primera generación del Nissan LEAF.

El apellido del modelo 100% eléctrico de la marca ya deja muy claras cuáles eran las pretensiones de Nissan cuando sacó el coche a la luz. Leaf es el acrónimo de “Leading, Enviromentally Friendly, Affordable, Family Car”, es decir, un coche familiar, respetuoso con el medio ambiente y a la vez asequible. Además, la marca ha sido pionera en electrificar nuevos segmentos como el de los vehículos comerciales con la exitosa Nissan e-NV200.

El vehículo eléctrico es esencial para conseguir ciudades sostenibles

La movilidad eléctrica es un punto esencial si queremos llegar a la ciudad del futuro. Según el informe efectuado por la consultora Deloitte “Ciudades energéticamente sostenibles: la transición energética urbana a 2030”, fomentar tanto el vehículo eléctrico como la infraestructura que este necesita es uno de los elementos fundamentales que deben impulsar las administraciones públicas. Una vez que el uso de este tipo de automóviles estén generalizados, las emisiones de CO2 habrán descendido hasta un 40%.

Dicho informe hace hincapié en que las grandes urbes consumen hasta un 40% de la energía final y que hasta el 70% de las emisiones por efecto invernadero son provocadas por estas. Es por este motivo por el que se deben poner en marcha actuaciones adicionales tanto en las grandes urbes como en las ciudades medianas. Estas acciones suplementarias se deben centrar sobre todo en la movilidad, y esto es algo en lo que Nissan lleva trabajando y mostrando su implicación durante mucho tiempo.

El objetivo es que en el año 2030, entre el 25% y el 30% de los vehículos que circulen por las grandes ciudades sean eléctricos. Sin embargo, para conseguir llegar a esta meta, la industria automovilística debe contar con el apoyo de las administraciones públicas.
Para ello, sería excelente que estos organismos dieran un empujón para que el usuario se decantara por un coche eléctrico. Este impulso podría ser el de establecer unos incentivos para su adquisición mediante exenciones fiscales. Otro dato en el que se debe trabajar es en el desarrollo de nuevas infraestructuras de carga, tanto en la vía pública como en las propiedades privadas. De este modo, sería mucho más sencilla y atractiva la alternativa de adquirir y utuilizar un vehículo eléctrico.

Nissan es protagonista en la evolución de la movilidad y la sociedad


Nissan ya es toda una experta en el trabajo para hacer las ciudades más limpias y sostenibles. Prueba de ello es que la marca japonesa no se limita a fabricar vehículos eléctricos, sino que va más allá con su compromiso de lograr un cambio en la conciencia de la sociedad en busca de hacer un uso más racional y sostenible de los recursos energéticos.

Esto no son sólo promesas para Nissan. Y es que es la única marca que ofrece a los usuarios de vehículos eléctricos una serie de servicios energéticos y energía portátil. Por lo tanto, este proyecto tridimensional está centrado en el Nissan Leaf, un coche eléctrico que engloba los tres aspectos en un mismo producto.

Algunos proyectos de la marca pasan por fomentar el desarrollo de una nueva infraestructura eléctrica mediante novedosas vías que permitan acceder al usuario a la electricidad de una manera más económica e incluso gratuita.

Dos ejemplos de esta enorme labor de Nissan para llegar a la ciudad sostenible son el sistema de carga bidireccional V2G (Vehicle to Grid) y xStorage:

  • Gracias al sistema Vehicle to Grid, las baterías de la gama de vehículos eléctricos de Nissan se transforman en unidades de almacenamiento de energía eléctrica. Esto permite que el usuario compense su gasto aportando la energía almacenada en las baterías a la red cuando no se necesiten.
  • Por otro lado, xStorage es capaz de almacenar la electricidad en los intervalos diarios en los que es más barata para usarla cuando el coste es mayor. Este sistema permite controlar el cómo y el cuándo se usa esa energía para ayudar a ahorrar al usuario. Además, funciona como un almacén de tu propia energía renovable (conseguida mediante placas solares, eólica, suelo radiante…) o permite devolverla a la red, por lo que se aumenta de esta manera la proporción de energía eléctrica.

Por lo tanto, Nissan se ha convertido en protagonista fundamental en el proceso de evolución de las futuras ciudades, mucho más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Con el objetivo del año 2030 en su punto de mira, seguirá ofreciendo productos tan novedosos y beneficiosos como el Nissan Leaf o la Nissan e-NV200.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario