Ampliación de fondos para la infraestructura de carga de vehículos a hidrógeno en Europa

h2 4Este junio, se presentó la ampliación del despliegue paneuropeo de infraestructura de repostaje de hidrógeno y vehículos de pila de combustible. El proyecto original denominado H2ME (Hydrogen Mobility Europe) fue anunciado en setiembre de 2015 con la intención de adquirir 300 vehículos a hidrógeno e instalar 29 estaciones de repostaje de H2. Los fondos del proyecto salieron a partes iguales de la iniciativa Horizonte 2020 de la Unión Europea y la asociación FCH-JU (Fuell Cells and Hydrogen Joint Undertaking) con un montante total cercano a los 67 millones de euros.

En esta ampliación denominada H2ME 2, la Unión Europea aporta 100 millones de euros a los que se suman 35 millones de de la FCH-JU. Durante un periodo de 6 años, este dinero permitirá instalar 20 estaciones de repostaje extra, adquirir otros 1.230 vehículos con pila de combustible y estudiar la capacidad por parte de las estaciones de repostaje con generación propia de hidrógeno por electrólisis de ayudar a la estabilidad de la red eléctrica.

h2 6El proyecto reúne a un total de 37 socios entre los que se encuentran fabricantes de coches como Daimler y Hyundai, multinacionales especializadas en infraestructura de carga como Air Liquide o Linde, socios “observadores” como BMW y Nissan y consultoras/coordinadoras del proyecto como Cenex.

Según la limitada información disponible en la página web, este pasado marzo se instaló la primera estación de repostaje de hidrógeno en Dinamarca bajo el auspicio del proyecto y la novena en el país escandinavo. Parece ser la primera y de momento la última aunque durante la presentación del H2ME 2 se habló de nuevas estaciones de repostaje en el Corredor Verde de Hidrógeno en Rhone-Alps, así como en Bordeaux, Nancy, Nantes y París.

h2 2Es un buen momento para echar un vistazo a la actual infraestructura de repostaje de hidrógeno en Europa. Se puede observar una densidad pobre aunque el despliegue es bastante amplio con atisbos de corredores internacionales. Cuando se analiza el mapa de infraestructura en proceso de planificación, se observa una densificación de los esfuerzos en la Europa rica, quizá para maximizar los esfuerzos para más adelante expandir la infraestructura a los países vecinos.

h2 3

Aunque la inversión es elevada, es claramente inferior a proyectos como Fast-E y a futuras inversiones en infraestructura de carga de eléctricos a batería. Del mismo modo, un montante cercano a 200 millones de euros para unas meras 59 estaciones y 1.500 vehículos se antoja mucho dinero para tan poco beneficio.

Relacionada: El coche a hidrógeno sería la peor solución de movilidad en Europa a nivel de emisiones

Fuente: H2ME



Energias renovables

7 Comment responses

  1. Avatar
    July 10, 2016

    La unión europea ha destinado 100 millones de euros a este proyecto, me pregunto cuál será el apoyo económico que habrá dado a los eléctricos, más que nada porque es el dinero de todos los ciudadanos, si fuera 100% de las empresas que lo quemen como quieran.

    Reply

  2. Avatar
    July 10, 2016

    El dinero público, no es que moleste que inviertan… molesta que lo tiren.

    Reply

    • Avatar
      July 11, 2016

      Hombre, si invierten en el hidrógeno a costa de una tecnología que claramente tiene mayores ventajas, yo eso lo llamo tirar el dinero porque no prosperará pero mientras tanto los amigos sacan beneficio… no digo que no inviertan en ello ojo, pero es que no me extrañaría que sea mucho más favorable que para los eléctricos, vamos que prefieren montar una estación de carga de hidrógeno que por ejemplo (no sé a cuanto equivale realmente) 100 puntos de carga bien repartidos (que sale a 10.000€ por punto, ya me parece caro).

      Estaría bien poder elegir el tipo de combustible que queremos en nuestro coche, y tener una red de carga/recarga para él, pero lamentablemente eso sería un despilfarro y siempre hay una tecnología que suma mayores ventajas (enterrando a la otra), aunque normalmente el precio es la clave de todo… la verdad, no se me ocurre ninguna ventaja crucial del hidrógeno que los EV no tengan ya superado o esté al caer (autonomía).

      Reply

  3. Avatar
    July 10, 2016

    Que manera de malgastar el dinero en una tecnologia absurda y peligrosa.

    Reply

  4. Avatar
    July 11, 2016

    A mí no me gusta la idea del H2, me parece compleja, ineficiente e incómoda para el usuario final, pero debo reconocer que 100 millones de pavos a nivel europeo para “probar” por si acaso las baterías no terminan de prosperar es una cantidad más que prudente.

    Sólo en España hemos gastado muchísimo más para subvencionar el carbón o los coches de gasoil.

    Reply

  5. Avatar
    July 11, 2016

    exacto, Europa ya esta a la cola en casi todo lo que sea innovacion: Baterias, VE, electronica, informatica etc, 100M€ no representan absolutamente nada y si tambien perdemos este tren…

    Los dos paises que mas invierten en H2 son Japon y Corea, precisamente los dos que tienen la supremacia absoluta en baterias y con ayudas de sus respectivos gobiernos, seguramente ayudas mucho mas cuantiosas que estas europeas.

    Reply

  6. Avatar
    July 11, 2016

    Estaciones de hidrógeno que criaran telarañas y donde rara vez se verá un vehículo repostando, un auténtico despilfarro que sólo servirá para tirar nuestro dinero al retrete y seguramente algún político o amigacho de turno salga favorecido.

    El hidrógeno a día de hoy nace muerto.

    La tecnología del vehículo eléctrico puro es superior en absolutamente todo (potencia, habitabilidad, seguridad, aceleración, etc) los vehículos a hidrógeno sólo superan a los eléctricos puros en el tiempo de repostaje, algo que poco a poco se va diluyendo y equiparando tal como nos está demostrando Tesla.

    Si para 3 viajes al año que haga para ahorrar unos minutos de espera en el repostaje tengo que chuparme más de 300 días al año que no necesito repostajes supersónicos con multitud de inconvenientes con un vehículo a hidrógeno con combustible más caro y escaso, vehículo menos potente e inseguro, menor habitabilidad, mayor precio de compra, mayor complejidad técnica, revisiones más caras y complejas, etc, etc… que me dejen con mi eléctrico puro y mis problemas de espera recargando en esos 3 viajes que haga al año, los restantes más de 300 días disfrutare enchufando el coche al llegar a casa por la tarde y encontrarme la batería cargada por la mañana al salir a trabajar, CERO MINUTOS de espera para repostar haciéndolo cómodamente en mi plaza de parking de alquiler sin colas, sin esperas y sin vaciarme la cartera.

    Reply

Leave a comment