El coche a hidrógeno sería la peor solución de movilidad en Europa a nivel de emisiones

111-2

Según la consultora Autofacts, la adopción del coche a hidrógeno sería la peor de las soluciones a la hora de buscar reducir las emisiones contaminantes en Europa.

Según el gráfico publicado, y teniendo en cuenta el mix energético de nuestro mercado, los coches a hidrógeno emitirían más CO2 incluso que los modelos gasolina y diésel en el proceso «del pozo a la rueda». Un proceso que tiene en cuenta todo el recorrido que debe realizar el combustible desde su lugar de origen hasta que llega al coche.[blocktext align=»left»]2016_toyota_mirai_3qtr_front-100627076-largeToyota ordena a sus concesionarios que dejen de vender el Mirai, por falta de lugares donde respostar [/blocktext]

El gráfico nos indica que en Europa un coche a hidrógeno emitiría de media 174 gramos de CO2 por kilómetro. Por su parte un modelo a gasolina emitiría 164 gramos por kilómetro. Por su parte un diésel se quedaría en 156 gramos por kilómetro. Por supuesto sólo se habla de los gases de efecto invernadero, sin mencionar el resto de partículas, pero no deja de ser curiosa la comparación.

Pero resulta curioso que un coche que «sólo emite agua por su tubo de escape» realmente tenga un impacto tan elevado a nivel de emisiones de CO2. Esto de debe al proceso de fabricación del propio hidrógeno, durante el cual se utilizan combustibles fósiles que provocan estas emisiones. En caso de utilizar un sistema 100% renovable, mucho más costoso, las cifras entonces caen de forma radical hasta apenas 8 gramos de CO2 por kilómetro.

Por su parte los coches eléctricos alimentados por la red eléctrica cuentan con unas emisiones medias de 75 gramos por kilómetro. Si optamos por un sistema de energía 100% renovable, entonces la cifra cae hasta los 5 gramos por kilómetro.

La conclusión es que el coche a hidrógeno puede ser una alternativa de movilidad, siempre y cuando la producción del combustible sea de procedencia renovable. En caso contrario su impacto en las emisiones serán incluso superiores a los de un coche a gasolina. El problema es el coste. Según Hyundai, en estos momentos producir un kilo de hidrógeno es tan caro como un litro de gasolina. Algo que nos indica que optar por la alternativa renovable es algo impensable a nivel comercial.

El resultado es que al menos a medio plazo, seguiremos viendo como el hidrógeno más contaminante ocupa los depósitos de la primera generación de coches. Algo que no le ayuda a la hora de querer ser una verdadera alternativa.

Relacionadas | ¿Cuanto costará repostar un coche a hidrógeno en España? Hyundai dice que más que un gasolina

Vía | PWC

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame