Dos años conduciendo un taxi eléctrico en España

Dos años conduciendo un taxi eléctrico en España


nissan leaf taxi

Durante nuestra visita a Valladolid es inexcusable un encuentro con Roberto, el primer taxista de España que se ha decidido por un coche eléctrico para su trabajo, y que nos ha contado como han sido estos dos años detrás del volante de su coche.

Por supuesto Roberto continúa encantado con su adquisición, e incluso va más allá y asegura que de no ser por la economía del Nissan LEAF, la actual crisis habría puesto en peligro su trabajo y habría reducido de forma dramática sus ingresos, y como el mismo indica, no es lo mismo pagar 80 euros al mes en electricidad, que 400 euros en gasóleo, un coste al que sumar al del mantenimiento mecánico.

 

taxi-electrico-2-años-2

Lo primero que queremos saber es cuantos kilómetros lleva Roberto en su LEAF, y hasta el día de hoy su marcador nos muestra exactamente 95.977 kilómetros, una cifra que nos da una media de 4.000 kilómetros mensuales, lo que dividido entre los 30 días del mes nos dan una media de 133 kilómetros diarios, aunque debemos tener en cuenta que en Valladolid los taxis deben descansar seis días al mes, cuatro completos y cuatro medios días, por lo que la media sería algo más elevada.

Entre los logros del taxi eléctrico está el recorrer en un día de trabajo 300 kilómetros, una cifra espectacular que ha conseguido gracias a la presencia de un punto de recarga rápida, mientras que entre las aventuras en su tiempo libre está la de recorrer los más de 400 kilómetros entre Valladolid, Ponferrada y vuelta a Valladolid.

nissan leaf taxi

La siguiente pregunta es saber como está su batería, ya que como hemos visto, hay gente con muy pocos kilómetros y que ya han perdido una barra, algo que tiene mucho que ver con el trato que ha recibido ese coche en el tiempo que ha estado en el concesionario (algunos meses con la batería sin carga) pero en el caso del taxi de momento mantiene las 12 barras y según la aplicación Battery Check, la batería retiene el 95% de capacidad, una cifra realmente buena que Roberto explica en cargas siempre por debajo del 80%, y nunca acudir más de una vez al día a la recarga rápida. Otra explicación la puede tener el clima de Valladolid, con un invierno frío que mantiene la temperatura a raya, factor fundamental para una larga vida de este elemento.

Por supuesto Roberto es un taxista y está en esto para ganar dinero, y como hemos visto con 4.000 kilómetros mensuales gasta una media de 80 euros mensuales, por los 400 que necesitaría un diésel similar para el mismo recorrido, lo que con una simple suma nos da que el eléctrico gasta al año 960 euros, mientras que el diésel 4.800 euros.[blocktext align=»left»]Lla batería del LEAF retiene el 95% de capacidad después de 96.000 kilómetros[/blocktext]

A esto debemos sumar el mantenimiento, que para Roberto supone una visita al taller cada 30.000 kilómetros y donde realiza un cambio de filtros del aire, líquido de frenos si es necesario, y que tiene un coste de 125 euros, una cifra que en el caso de el anterior coche de Roberto, un Volkswagen Touran, se va hasta los 190 euros sólo el cambio de aceite, a los que sumar a los 60.000 kilómetros las pastillas de freno, y en su caso el cambio de líquido del cambio DSG, con un coste de 500 euros. Por supuesto al llegar a los 100.000 kilómetros se acerca el momento de cambio de la correa de distribución, otro palo para la economía del taxista que el LEAF no tiene que enfrentar.

1238878_386505664813117_1195225493_n

El resumen es que como hemos dicho al principio, Roberto además de feliz con su coche, del que no se piensa desprender incluso cuando termine su vida como taxi, asegura que de no ser por la economía del eléctrico es muy posible que no pudiese seguir trabajando como taxista ya que la crisis también ha tenido un importante impacto en un sector que ha visto como bajaba la carga de trabajo, y aumentaba la competencia, un golpe que el LEAF le ha permitido sortear de mejor forma y con el que mira la vida de una forma más optimista.

¿Y cuanto tiempo tendrá Roberto su taxi en funcionamiento? sin duda la que respuesta la tienen esas baterías y que espera al menos llegue a los seis años que tiene previsto tenerlo tenerlo en servicio, cuatro años más donde la capacidad irremediablemente tendrá que bajar, pero un tiempo donde seguirá ahorrando en cada kilómetro realizado y que según la media de 320 euros mensuales sólo en carburantes supondrá que al final de los seis años el LEAF habrá permitido a Roberto ahorrarse más de 23.000 euros en carburante, una cifra más que suficiente para durante ese tiempo pueda recuperar la capacidad de la batería llegado el momento sustituyendo las celdas dañadas.

Compártelo:

15 comentarios en «Dos años conduciendo un taxi eléctrico en España»

  1. Es de aplaudir la decisión de Roberto de comprarse un eléctrico 100% para su actividad taxista. Ser pionero no es fácil desde luego.

    Pero en mi opinión, y eso que tengo un eléctrico, el ahorro está cogido con pinzas si no encuentras un ofertón. Yo comparo el eléctrico con un diesel eficiente o un híbrido, no con mi anterior coche. En este caso yo haría cuentas con el Prius o con el Octavia Greenline, tanto en gasto mensual como en revisiones.

    Puntualizar que la batería la tiene al 88%, 241 GIDs, 19,4 kWh (sobre 22 kWh). Que la verdad, está muy bien para 95.000 km. Lo habitual, viendo el grupo de usuarios del Leaf en facebook, es tener el 85% en dos años. Estas baterías, en general todas, los dos primeros años caen en picado, luego se estabilizan durante mucho tiempo entre el 85% y el 75%.

    Responder
  2. A este hombre Nissan tendría que ponerle un monumento o darle un puesto de trabajo, ya que es con diferencia el mejor comercial del Leaf. Cae de cajón por lo menos tendrían que cederle una nv200.

    Felicidades.

    Responder
    • Esa es una muy buena idea. Aunque tendría que dejar uno de los dos coches en casa, y eso no tendría mucho sentido. Por lo menos espero que nissan le haga todos los favores que pueda porque se lo tiene merecido.

      Tuve la suerte el otro día de montar en su taxi y hablar con él un rato y fue una gozada.

      Yo estaría a favor de poner una ley que favorezca (no obligue a) el uso del coche eléctrico por parte de los taxistas, pero para eso se tienen que poner cargadores en cada parada y penalizar más a los vehículos más contaminantes.

      Responder
  3. Era una apuesta arriesgada (no sobre el papel, sino teniendo en cuenta el mercado) que está dando sus frutos, me alegro por él, imagino como sus compañeros le mirarán como «el raro» y sin embargo seguirán consumiendo combustible a precio de oro justificándolo con la tranquilidad que da poder repostar en cualquier lado, el que no se consuela es porque no quiere.

    Responder
      • …. y me ves por los dos lados….? Ese soy yo. ¿o no?

        Y por cierto, sí hay taxista en Zaragoza. Y ahora también en Teruel. Vamos avanzando.

        Responder
  4. Con lo fácil que sería obligar a las licencias nuevas o traspasadas a que fueran vehículos eléctricos y los que tengan que renovar taxi a hacerlo con un eléctrico y caso de no hacerlo retirada de licencia.

    Responder
  5. He escuchado que hay un leaf por un pueblo de la vega de Granada.

    Sería interesante saber de su experiencia por Granada y sus montañas.

    Responder

Deja un comentario