¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Vedecom. El Renault ZOE autónomo

renault zoe autónomo

Nadie quiere quedarse fuera de la carrera por el desarrollo de la tecnología del coche autónomo. Un sistema que llegará para revolucionar nuestra forma de movernos, y que no sólo las empresas de Silicon Valley están investigando. Como ejemplo este Renault ZOE autónomo, obra del Instituto para la Transición Energética francés (VEDECOM).

Estos han cogido un ZOE de serie, le han quitado todos los logos y emblemas para mantener su aspecto lo más neutral posible, y le han instalado toda clase de sensores y radares. El resultado es un coche autónomo catalogado en el nivel más alto.

Este es el nivel 4. Supone que el conductor puede despreocuparte por completo del volante. Puede según VEDECOM, desde echarse una siesta, leer el periódico, o contestar a los mensajes de su móvil. No llega al nivel 5, que permitiría al coche poder circular sin un conductor en su interior. Pero desde el equipo de desarrollo se asegura que es cuestión de poco tiempo lograr ese nivel.

renault zoe autónomo

Este Renault ZOE autónomo cuenta con cinto tipos diferentes de dispositivos de detección. Como un láser de escaneo situado en el parachoques delantero y a cada lado, y procedente del fabricante Valeo, se encarga de leer todo lo que sucede al rededor del coche. Detecta otros vehículos, peatones, obstáculos en la carretera…etc. Unos sensores que como podemos ver en las imágenes, logran un nivel de integración en el vehículo bastante notable. Nada nos hace pensar que estamos ante un coche experimental.

Esto se traslada al techo. En lugar de las gigantescas y aparatosas antenas que hemos visto en algunos prototipos, nos encontramos una pequeña antena de unos pocos centímetros que pasa totalmente desapercibida. Es una antena GPS diferencial (DGPS) . Además del posicionamiento GPS convencional, recibe continuamente correcciones a través de antenas de tierra integradas. Esta última está fijada y posicionada par en unas específicas y conocidas para ayudar a mejorar la ubicación del coche. VEDECOM habla de una precisión de un centímetro.

En el parabrisas delantero encontramos una discreta cámara estereoscópica. Esta se encarga de leer las líneas blancas pintadas en la carretera, y sirven para guiar al coche. También reconoce las señales de tráfico. Algo de gran utilidad especialmente a la hora de cumplir con la velocidad máxima en cada tramo.

renault-zoe-vedecom-3

Este modelo cuenta con una antena Wifi. Este tiene más utilidad que la de conectarse a internet. Trabaja bajo la banda 5.9 GHz. Esto quiere decir que cuenta con un amplio alcance, lo que le permite comunicarse con semáforos, o con el tranvía. Gracias a este sistema el coche puede coordinarse con otros medios de transporte para acelerar o reducir la velocidad y no interrumpir el paso.

Donde si que se descubre el carácter experimental de este prototipo es en su maletero. Ahí es donde el equipo ha instalado todo el sistema informático que se encarga de gestionar y recoger los datos producidos por este Renault ZOE autónomo. Un sistema que los responsables del proyecto indican que no es nada del otro mundo a nivel de potencia, y que equivale a cualquier ordenador que podamos tener por casa.

Además de conducir por su propia cuenta, este modelo cuenta con la capacidad de que si se sale de una zona donde pueda moverse, como por ejemplo si nos salimos de una carretera pintada, en lugar de desconectar el sistema de conducción autónoma, el coche lo que hace es detenerse lentamente y estacionarse a un lado de la carretera. Una forma segura de terminar con el trayecto.

Sobre el cuando, de momento desde VEDECOM no se han atrevido a dar una fecha. Pero lo que es seguro es que en los próximos cinco años seremos testigos del desembarco de una tecnología que llegará para revolucionar la forma en la que nos movemos por las carreteras. Un avance tanto más importante que en su momento los cinturones de seguridad, los sistemas antibloqueo de frenada, o los sistemas de control de tracción.

Fuente | VEDECOM

 

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame