El avión eléctrico de la NASA X-57 realizará sus primeros vuelos en 2019

El avión eléctrico de la NASA X-57 realizará sus primeros vuelos en 2019


La industria del transporte se está adentrando lentamente en el terreno de la electrificación en todos sus sectores. Si bien el que más está acaparando la atención es el del automóvil, no podemos olvidarnos de la electrificación de camiones, autobuses y otros transportes pesados, de bicicletas y motos, o incluso de barcos. Con todo, parece que el sector que más lentamente avanza en esta dirección es el de la aviación. Sin embargo, aunque tarde más tiempo en conseguirse, todo parece apuntar que el transporte aéreo también se pasará a la electricidad.

Advertisement Advertisement

La NASA ha estado trabajando en la creación de un avión eléctrico durante más de 3 años. Su modelo X-57 Maxwell utiliza dos grandes motores eléctricos situados en las puntas de las alas. Estos motores constituyen la principal propulsión del vehículo. Durante el despegue y el aterrizaje, cuando es necesario mantener el vuelo estable a velocidades más bajas, el X-57 utiliza un sistema conocido como «propulsión eléctrica distribuida».

La propulsión eléctrica distribuida se basa en 12 pequeños motores eléctricos distribuidos en el borde delantero de las alas. Los motores fuerzan el aire de forma directa sobre la superficie del ala, permitiendo con ello que se sostenga en el aire. Este sistema ha sido diseñado para aumentar la eficiencia del avión, pues gracias a ello se consigue reducir la demanda de energía requerida para generar suficiente empuje y elevación.

Tras unas primeras fases en las que se comprobó que dicho sistema funcionaba, la NASA pasó a probar baterías para el X-57. Su primera aproximación fue con paquetes de baterías de iones de litio, solución que no fue la idónea: las baterías sufrieron un fallo crítico durante una prueba térmica en diciembre de 2016.

Tras esto, la NASA decidió crear unas baterías personalizadas para el X-57, aliándose con la compañía Electric Power Systems. Estas baterías pasaron con éxito las pruebas de fugas térmicas en diciembre del año pasado, y serán probadas el año que viene en el Mod II, un prototipo funcional del proyecto X-57 que en algún momento de 2019 debería realizar sus primeros vuelos de prueba.

El líder técnico del proyecto X-57, Nick Borer, declara: «Las baterías han sido probadas y entregadas para su integración […]. Al igual que cualquier programa de vuelo con hardware pionero en su clase, hemos experimentado algunas demoras. En este punto, parece que el prototipo Mod II no volará hasta el año 2019. Estamos trabajando para recortar algunos plazos».

Fuente | Popular Mechanics


puntos de carga

Compártelo:

16 comentarios en “El avión eléctrico de la NASA X-57 realizará sus primeros vuelos en 2019”

  1. Lo que no me creo es que ni Boeing, ni Lockheed Martin, General Dynamics, UTC, BAE,… estén desarrollando propotipos de aviones eléctricos, maxime con el sustancioso mercado que hay, y viendo los progresos chinos en baterias.

    Estoy seguro que la aviación comercial eléctrica llegara algún día, veremos de la mano de quien, el que primero sepa integrar una bateria como parte del fuselaje puede que se lleve el gato al agua.

    Responder
  2. Qué buena pinta tiene esta avioneta, desde el punto de vista de la dinámica de vuelo -la verdadera aerodinámica de la que tanto hablamos erróneamente en coches, cuando deberíamos decir resistencia aerodinámica-

    Responder
  3. No entiendo porque en la NASA tiran el tiempo investigando esto cuando por este blog ya dijeron algunos hace años que la única forma es con hidrógeno.

    Responder
    • A que no sabes quién inventó la pila de hidrógeno hace mas de 40 años. Otra cosa te has fijado que las baterías no son de Li y por último estamos muy lejos del uso comercial, pasaron mas de 30 años desde el primer vuelo hasta que salió el DC3 y empezó la aviación comercial moderna.

      Responder
      • Por suerte me tomo tus comentarios como cuando habla un niño pequeño, es decir, ni puta idea de nada pero hace gracia 😉

        Responder
  4. Sip, tiene una pinta interesante, aunque no parece que sea el tipo de avión apropiado para reemplazar la flota comercial a corto plazo.

    Responder
    • Claro Mario, todo se logra dando pasitos, piensa que en esto hay muchísimo interés por el tema de abaratar costes, supondría volar mucho más barato para la empresa (y no contaminar junto a otras ventajas pero la principal está claro que es económica), lo interesante es que primero es una avioneta y luego… el límite lo pone la imaginación.

      Responder
      • No, el límite lo pone la física y la ingeniería de ese momento. Estás en la edad del pavo y es una mala edad porque has perdido lo bueno del pensamiento infantil y todavía no has desarrollado una mente adulta.

        Responder
        • Que no me respondas cansino que sudo de ti xD no tienes ni puta idea de nada y ahora además opinando de los demás xDDD el bufón de la web, angustia.

          Responder
  5. Ridículo, un avión electrico es un juguete, cuando alcancen la capacidad de carga, la velocidad y sobre todo la AUTONOMÍA de un avión a reacción ya hablaremos…

    Responder

Deja un comentario