Ni placas solares, ni eólica, el espacio exterior es la nueva frontera para la producción de energía eléctrica | forococheselectricos

Ni placas solares, ni eólica, el espacio exterior es la nueva frontera para la producción de energía eléctrica


China ha realizado dos anuncios importantes para la carrera espacial que mantiene con Occidente. Por un lado el gigante asiático está planeando construir una nave espacial de un kilómetro de largo. Por otro quiere instalar una planta gigante de energía solar en el espacio.

Siguiendo la escuela marcada por el escritor estadounidense Isaac Asimov, China persigue la idea lanzada por el autor donde algún día, la humanidad podría construir una central eléctrica en el espacio.

Según han publicado recientemente desde South China Morning Post, China tiene como objetivo utilizar una estación de energía solar situada en el espacio, para recoger los rayos del sol y ayudar a satisfacer las necesidades de energía en la Tierra.

Energía solar espacial

La base de este proyecto radica en la construcción y puesta en órbita de una estación espacial dotada de paneles solares que conviertanr la energía solar en energía eléctrica. Una vez en el espacio, se usará un transmisor de microondas o un emisor láser para enviar energía a un colector ubicado en la Tierra. Llegados a este punto una estación terrestre volverá a convertir la energía en forma de microondas recibidas en energía eléctrica.

Para demostrar la viabilidad de este proyecto, en China ha comenzado la construcción de instalaciones de pruebas en la región de Bishan cercanas a la ciudad de Chongqing. En este nuevo centro se está estudiando la transmisión de energía acumulada en satélites de forma inalámbrica.

Las instalaciones previstas para este prototipo ocupará unas 13,3 hectáreas y se usará para lanzar entre cuatro y seis globos capaces de captar la luz solar y transformarla en microondas, antes de enviarla a la Tierra.

A pesar de las controversias, la tecnología de energía solar espacial juega un papel importante en el plan de desarrollo espacial de China, puesto que se preve que se estimule el desarrollo de una amplia gama de tecnologías de vanguardia, incluyendo un cohete superpesado, un avión espacial hipersónico para el transporte de bajo coste, la construcción de infraestructura orbital masiva y armas de energía dirigida, según indican al medio chino científicos espaciales chinos informados sobre el programa.

Una nave espacial de 1 km

La nueva planta de generación de energía eléctrica espacial puede estar basada en los planes para realizar una nave espacial de un kilómetro de longitud, según publica el portal Sina en función del el último análisis que han realizado del borrador del decimocuarto plan quinquenal (2021-2025) del gobierno chino.

De hacerse realidad, esta estructura multiplicaría por diez la envergadura de la Estación Espacial Internacional (EEI), en órbita en la actualidad.

Para hacer realidad esta insólita nave espacial, que puede servir de base para el proyecto de ‘recolección’ de los rayos solares en el espacio, la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China (organismo de financiación gestionado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China), pretende que los mejores expertos y científicos del país, investiguen nuevas formas de diseño y métodos constructivos ligeros, que reduzcan la cantidad de material necesario para lanzar al espacio.

Junto con estas nuevas técnicas, serán necesarios nuevos métodos de ensamblaje para unir todos los componentes, del que sería el mayor puzzle de alta tecnología jamas realizado hasta la fecha en el espacio.

Compártelo:

33 comentarios en «Ni placas solares, ni eólica, el espacio exterior es la nueva frontera para la producción de energía eléctrica»

      • En el espacio no se produce la atenuación de la atmósfera, por lo que la radiación recibida debería ser mucho mayor. Además, las horas de sol también son más.

        No sé cuáles serán las pérdidas por las conversiones de energía y la interacción de la atmósfera con el rayo de microondas, pero seguro que no son muchas.

        Responder
    • Lo primero que he pensado al leerlo, un láser o un haz de microondas de esa potencia puede tener doble uso, transporte de energía o arma. Al leer «…armas de energía dirigida» ya no me ha quedado ninguna duda.

      Responder
    • Estamos rodeados de láseres y microondas, tampoco hay que ser tan alarmista.
      Y no, a las frecuencias que operarán la atmósfera será transparente para el haz.

      La verdad, esto no se ha intentado aún porque
      1.- es muy caro
      2.- sólo lo podría financiar el Estado. Y el gobierno de EEUU no está por la labor y las empresas espaciales privadas no moverían un dedo al respecto sin financiación estatal.

      China lo hará como investigación estatal porque no tiene que responder de sus actos frente a la ciudadanía y porque está muy necesitada de más y más energía, pero esa tecnología de producción energética no está ni cerca de ser rentable económicamente.

      Responder
  1. Es cierto que la captación solar en el Espacio es mucho mejor y durante mucho mas tiempo, al final lo mejor es envolver el sol para coger la radiación solar completa ….

    Responder
    • Eso es la esfera de Dyson!!! Me encanta ese concepto de ciencia ficción que podría ser viable en unos miles de años… Si seguimos con vida y respetamos el planeta.

      Responder
      • Ni explotando todas las bombas el planeta esta en peligro . No confundas el planeta o la civilizacion con el planeta..
        Deja de comprar tantas mentiras.
        Piensa si cambia la corriente del golfo , o si explotan 4 o 5 volcanes ( expulsarian mas de 20 años de co2 mundial ).
        No compres miedo..

        Responder
    • En órbita geoestacionaria sería prácticamente operar las 24h y con una mejora en eficiencia de más del 30%.
      Por contra, está el desplegar radiadores (unica forma de disipar el calor) evitar las sobretensión eléctrica y la construcción de láseres de una potencia que hoy no existe o antenas de microondas de un tamaño descomunal.

      En realidad, el mayor problema y por lo que occidente no lo ha hecho aún es el económico: es una inversión enorme para un simple experimento que nunca estará cerca de dar suficiente energía como para amortizar.
      Es como un ITER…y ya sabemos lo que cuesta ponerse de acuerdo para gastar el dinero y lo lento y mastodontico que resulta..

      Responder
  2. Para los que no estén puestos.

    Obviamente la energía solar funciona mejor en el espacio. No hay atmósfera, y no hay noches, sino eclipses. Con las órbitas adecuadas, el periodo por el cual el sol es eclipsado por el planeta puede ser reducido o incluso nulo.

    Pero la electricidad allí no es útil, así que hay que poner paneles, transmitirla con un haz de fotones, normalmente la longitud de onda de microondas, y recibirlo aquí con una antena.

    Y colocar cualquier cosa en órbita cuesta una barbaridad.

    Por tanto, es mucho más costoso en infraestructura, al menos tal cual.

    ¿Por qué experimentar?

    Porque podría cambiar. Porque con la suma de cohetes reutilizables y paneles impresos en órbita (muy poco peso por metro cuadrado de panel fotovoltaico), las cuentas podrían cuadrar…

    … en teoría.

    ¿En la práctica? Muy lejos. Muy, muy lejos de que eso sea una realidad. Ni siquiera sabemos si será posible cuadrar las cuentas.
    Pero si no se intenta, no se sabe. Y en eso están los chinos. No harán nada productivo… POR AHORA. Sólo están estudiando y tanteando con datos reales cuan de difícil es de verdad ese tipo de proyectos

    Responder
  3. Pues prefiero que los gobiernos intenten gastar el tiempo, energía y dinero para intentar tener energía limpia y intentar contaminar menos el planeta que intentar ir a Marte y colonizar. Si lo conseguimos llegar a Marte y vivir allí, solo podrían ir unos cientos de miles de personas allí como mucho. Si consigue hacer realidad algunos de los inventos para tener energía limpia en todo el mundo nos beneficiaria a todos.

    Responder
  4. Carisimo e inviable. Ya se estudio y rechazo . Coste de poner Kg de material en orbita , mantenimiento..
    Es un bulo fijo… solo es viable y. solo si son capaces de captar la energia infraroja que aun no se puede recojer en los paneles fotovoltaicos. elevando su eficiencia por encima del 50%, .
    cuando se consiga que se conseguira . no haran falta esta megalomanas construcciones no rentables. cuestion de tiempo que la fotovoltaica multiplique por 2 almenos su eficiencia.

    Responder
    • Esos cálculos cambian con el paso del tiempo. Cada vez es más barato mandar toneladas al espacio y este proceso de abaratamiento continúa.

      Responder
      • Se ve que no tiene ni idea. Como si con abaratar el 50% ya fuera rentable,
        Pues ni bajando 10 veces el coste seria rentable.. vamos ni 100 veces… Anda que no , si pensaras un poquito…., No duele

        Responder
        • No no tengo ni idea. Pero que la reducción de costes es constante, es indudable y no hace falta ser ningún experto ni premio Nobel como tú.

          Responder
        • También era inviable económicamente leer el ADN de una persona hace 20 años y hoy te lo hacen por unos cientos de Euros, no te jode.

          Y poner un cohete en el espacio sólo estaba la alcance de los grandes estados, y hoy hay varias empresas privadas haciéndolo.

          Y un ordenador de 32 gigas solo estaba al alcance de las enormes corporaciones hace 30 años y hoy llevan uno en el bolsillo hasta los niños.

          Y…

          Desde luego, como no se avanza es afirmando categóricamente que las cosas son imposibles porque me lo dijo mi cuñado hace diez años con una cerveza en la mano.

          Responder
  5. En el Sim City podías construir una central eléctrica así. Su desastre era que el rayo se desviaba y te abrasaba media ciudad con el rayo.

    Responder
  6. Aparte del enorme esfuerzo de ingeniería, la famosa esfera de Dyson tiene un grandísimo problema: si metemos cantidades ingentes de energía a la Tierra, ésta obviamente se calentará, aunque no se generen gases de efecto invernadero.

    Es un principio de la termodinámica: consumas cómo consumas esa energía, antes o después se disipará en forma de calor. En consecuencia, con que dirijas un 1 por mil de la energía del Sol a la Tierra, te la cargas. A no ser que encuentres una forma de radiar el calor en exceso, claro, algo que ni siquiera se ha mencionado todavía.

    Cuando usamos placas solares es diferente, porque esa energía ya ha llegado a la Tierra, y se va a convertir en calor terrestre sí o sí; así que, aunque la uses para mover el coche antes, el balance final de calor no cambia.

    En resumen, el experimento chino está muy bien, pero si se trata a largo plazo de producir cantidades realmente ingentes de energía “limpia”, esta solución nos lleva de cabeza al siguiente problema: cómo disipar el calor resultante.

    En fin, pura reflexión teórica, porque los planes chinos están a miles de años de ser una esfera de Dyson…

    … ¿o no?

    Responder
  7. Las órbitas geoestacionaria están a 36.000 km de altura, osea 6 veces el diámetro de la Tierra, y ya está llena de satélites de comunicaciones.
    Llevar energía con un radioenlace de microondas de alta directividad al suelo, lo único que vas a conseguir es calentar el aire de la atmósfera y churrascar el pueblo de al lado.
    Esto es solo literatura para fabricar otra arma satelital.

    Responder
  8. Eso es un cómic de iron man publicado en 1980. No es una idea nueva. Por cierto, que en el cómic freian un pueblecito por error.

    Responder
  9. Con los ordenadores de hoy se puede hacer una simulación en la tierra de si sería o no rentable, se puede comprobar si hay agua en la piscina antes de saltar.
    En cuanto al megapalacio espacial, si lo veo posible y rapidito si se pican con EEUU. Depende de que Rusia les ceda la tecnología a buen precio.
    Si en breve habrá minihoteles de empresas privadas, China se puede permitir una estación espacial del tamaño que necesite para sus investigaciones.

    Responder

Deja un comentario