Xiaopeng Motors, el fabricante de coches eléctricos chino que vale 3.600 millones de dólares a pesar de no haber fabricado ni un vehículo

Xiaopeng Motors, el fabricante de coches eléctricos chino que vale 3.600 millones de dólares a pesar de no haber fabricado ni un vehículo


Al calor de las subvenciones estatales, en China está naciendo un gran número de nuevos fabricantes enfocados a la construcción de coches eléctricos. El último ejemplo de esta tendencia es Xiaopeng Motors, una startup respaldada por Alibaba (una suerte de Amazon asiático) que llevó a cabo una ronda de financiación de 4.000 millones de yuanes (580 millones de dólares) la semana pasada.

Advertisement Advertisement

Este fabricante de coches eléctricos tiene un valor actual de 3.600 millones de euros. Si bien cuenta con 6.000 reservas de su SUV G3 desde principios de año, lo cierto es que hasta ahora no han fabricado ningún vehículo. Xiaopeng, también conocida como Xpeng, espera poder entregar al menos 1.000 unidades del vehículo antes de que finalice el año.

El apoyo del gobierno chino en forma de subsidios y otros incentivos forma parte de sus planes para hacer competitiva la industria del país a nivel internacional (algo que aparentemente están consiguiendo tras décadas de claro dominio de Europa, Estados Unidos y Japón), así como para luchar contra el problema de la contaminación en las grandes ciudades del país.

Gracias a las inversiones de empresas tecnológicas de la talla de Alibaba y Tencent, compañías como Xpeng han podido llevar sus prototipos a eventos de relevancia mundial como el CES (Consumer Electronics Show) de Las Vegas. En su conferencia del CES, Xpeng mostró al público algunas de las características más llamativas del SUV G3, como una cámara en el techo capaz de captar imágenes a 360 grados.

La situación de Xpeng recuerda a la de NIO, una empresa con sede en Shanghai que hasta ahora ha entregado apenas 1.000 unidades de su SUV eléctrico ES8. A pesar de ello, NIO tiene una valoración de más de 1.000 millones de dólares, probablemente gracias a la publicidad generada por el superdeportivo EP9, que consiguió el récord de Nürburgring hace casi dos años.

NIO ES8

El objetivo de NIO es entregar 10.000 unidades del ES8 a lo largo de este año. Si se mantiene el actual ritmo de producción de 80 unidades semanales, alcanzar dicha cifra final será complicado. El fundador de NIO, Li Bin, confía tanto en su cronograma de producción que invitó al fundador de Xpeng, He Xiaopeng, a apostar contra él después de que este último declarara que ninguna startup china logrará alcanzar dicho volumen de producción este año.

El precio a pagar por el perdedor no es especialmente alto: un coche de sus respectivas marcas, imaginamos que un G3 en el caso de Xpeng, y un ES8 por parte de NIO.

Fuente | Quartz


puntos de carga
Compártelo:

3 comentarios en “Xiaopeng Motors, el fabricante de coches eléctricos chino que vale 3.600 millones de dólares a pesar de no haber fabricado ni un vehículo”

  1. La industria China de fabricación de VE a toda mecha y la europea sesteando y perdiendo un tiempo muy valioso con cuatro propuestas nada revolucionarias y manteniendo su negocio caduco de térmicos. Creo que nos lamentaremos todos los europeos en pocos años, por desgracia, pués los chinos nos van a adelantar. Yo los temo mucho más que a los coreanos o norteamericanos.

    Responder
  2. La industria del automóvil ha dado un vuelco total.

    La fabricación de coches térmicos y tener experiencia en ello, es un demérito y no un mérito como se ha intentado inculcar desde los fabricantes de térmicos.

    Ningún fabricante de térmicos ha demostrado lo contrario. Al revés se les ha visto torpes, lentos, faltos de reflejos, con una pesada carga y sin capacidad tecnológica para adaptarse.

    Solo un pequeño fabricante de coches eléctricos, surgido de la nada ha ofrecido un producto acorde a lo que se espera en planteamiento global, prestaciones y precio y está creciendo como la espuma.

    Mientras se ha demostrado (no sin esfuerzo), que es posible que un fabricante neófito pueda desarrollar un chasis, carrocería, dirección, frenos, cadenas de producción, etc. con una calidad y estética igual o superior a la existente en estos momentos, se ha visto claramente que la opción de cambiar el tren motriz de térmico a eléctrico y el diseño de un eléctrico desde cero por un fabricante de térmicos no es una tarea fácil para este último, y ninguno ha estado a la altura del único fabricante de eléctricos.

    Es lógico que los fabricantes que sigan su estela sean más cotizados que los que tienen mucho que demostrar y mucho de lo que desembarazarse todavía.

    Responder

Deja un comentario