La electrificación del transporte diezmará la demanda de petróleo | forococheselectricos

La electrificación del transporte diezmará la demanda de petróleo


La electrificación de los sistemas de transporte propiciada por la caída de los precios de las baterías, puede cambiar por completo la dependencia energética de los mercados emergentes.

El aumento de la capacidad productiva de energía renovable de las naciones a lo largo de todo el planeta, ofrece una oportunidad histórica para reducir la dependencia energética de los países.

Para que este fenómeno pueda producirse, es necesario que las fuentes de demanda energética se transformen hacia opciones más eficientes y menos contaminantes.

Uno de los pilares de la descarbonización de la economía pasa por convertir al sector del transporte, fuente principal de contaminación, en parte de la solución. De esta forma se reducirían las emisiones y disminuiría la dependencia energética que lastra las economías y el poder geopolítico de los países productores.

La transición hacia sistemas de transporte de personas y mercancías ‘cero emisiones’ abre el camino no sólo hacia la sostenibilidad y la mejora del medioambiente, sino hacia un cambio de los equilibrios de poder establecidos desde generaciones.

El caso de los mercados emergentes

Pese a que la mayoría de información versa, en muchas ocasiones, alrededor de los grandes mercados y las economías más desarrolladas, las emisiones y la lucha contra el cambio climático es un problema global.

Por este motivo el think tank financiero estadounidense Carbon Tracker ha realizado un estudio que analiza el impacto de la transformación del transporte en los mercados emergentes.

Durante décadas, la industria de los combustibles fósiles predecía que la baja demanda de petróleo de los mercados emergentes crecería con la prosperidad de su economía.

La oportunidad que comenzamos a vivir en la actualidad ofrece una alternativa completamente diferente que proyecta un futuro con más esperanza.

Según el informe «Los mercados emergentes tienen niveles relativamente bajos de uso de petróleo en sus sistemas de transporte. Por ejemplo, una persona promedio en los EE.UU emplea 1.9 toneladas de petróleo cada año para el transporte, mientras que en China usa 0.23 toneladas y en India usa 0.09 toneladas, solo el 5% del nivel de EE.UU».

En la actualidad, el estudio indica que el 2% del PIB de los mercados emergentes se emplea en importar petróleo, mientras que como consecuencia de la polución vinculada al transporte fallecen 285.000 personas al año.

Menor infraestructura mayor oportunidad de cambio

Muchas de estas naciones poseen en la actualidad una menor infraestructura, como consecuencia de contar con un ‘pequeño’ sistema de transporte.

Esta situación, junto con la disminución de precios de vehículos y camiones como consecuencia de la evolución y reducción de costes de las baterías en un futuro inmediato, puede propiciar un rápido cambio a una movilidad que no emita sustancias nocivas.

La oportunidad que este escenario plantea, según el estudio, reduciría en un 75% las muertes relacionadas con la polución. Además, aportaría una mayor independencia política a las naciones puesto que reducirían al menos en un 90% el coste de la energía importada por vehículo.

En la actualidad China, uno de los mayores importadores de petróleo del mundo, esta liderando este cambio. En 2019 los autobuses eléctricos coparon el 59% del mercado y los vehículos de dos ruedas 100% eléctricos conquistaron el 61% del total de las ventas.

El cambio, no sólo de los mercados emergentes, sino de las economías de todas las naciones hacia sistemas de transporte electrificados pueden ser la herramienta clave para resolver millones de muertes prematuras vinculadas con la polución.

Otro aspecto importante a tener en cuenta parte de la ruptura de la dependencia con los países productores de petróleo, factor que puede propiciar un cambio geopolítico que derrumbe los equilibrios establecidos durante décadas.

En el futuro, la amenaza de una reducción de producción del petróleo, un conflicto bélico en Medio Oriente u otro escenario, puede no tener consecuencias catastróficas para aquellas economías que conquisten la soberanía energética.

De producirse un escenario analizado en el estudio, donde se electrifiquen los sistemas de transporte en los mercados emergentes, en 2030 se produciría una reducción de la demanda esperada de un 70%.

Relacionadas

Compártelo:

16 comentarios en «La electrificación del transporte diezmará la demanda de petróleo»

    • El problema del cambio climático es que el calentamiento global libera mas CO2 y CH4 y modifica el equilibrio de H2O en la atmósfera además de disminuir los hielos que son zonas reflectantes, todo ello implica una retroalimentación bestial.

      Todo esto es conocido y por ello los científicos pusieron el grito en el cielo y alertaron sobre el cambio climático que no era broma. La burrada de sacar Carbono (petróleo/gas/carbón) de debajo de la Tierra y convertirlo en CO2 en la atmósfera es la causante, y la propia Tierra tiene dormida, enterrados muchos acelerantes.

      En cuanto al CH4 es mucho mas potente pero tiene una vida media de 12-15 años por lo que es un problema completamente secundario frente al CO2 que dura siglos en la atmósfera-oceanos en la verdadera batalla que importa: el largo plazo.

      Responder
      • Vamos.. que no te has leído el artículo.. todo en orden.

        “ A lo largo de los años, la ciencia mainstream ha “quitado importancia al riesgo” de una fuga masiva de metano en las aguas del Ártico que podría iniciar un círculo vicioso de calentamiento global descontrolado que sería devastador en varios frentes para las sociedades civilizadas, y también incivilizadas.”

        Responder
  1. Una situación que va a producirse un poco antes o después y va a cambiar radicalmente la geopolítica, la relación entre las Naciones y los factores de poder a nivel mundial. Un mundo totalmente desconocido dentro de 20 años. Como por ejemplo era inimaginable hace 50 años que China fuera una super potencia hoy.
    Gentileza de las nuevas fuentes de energía renovables.

    Responder
  2. No me queda claro, o mueren 285.000 personas al año por la polución (que, teniendo en cuenta que somo 7.300 millones, me parece una minucia) o hay «millones de muertes aticipadas»…
    Y cuando hablas del «transporte», asi, genérico, me imagino que estás hablando de coches, furgonetas, camiones, aviones, barcos….
    Ya te digomque, desgraciadamente, para el 2030 habrwmos afrontado coches, furgonetas y camiones…. Lo otros para el 2040, con suerte….

    Responder
    • Hombre.. para saber si son muchas o pocas las muertes al año, tendrás que compararlas con las muertes totales y con las muertes asociadas a otras posibles causas… no con la población total.

      Ya te digo que hay causas de mortandad más graves que la simple “polución”.. el propio cambio climático seguro que es una de las peores.. pero es que esa causa también está fuertemente relacionado con el consumo de hidrocarburos.

      Según la ONU, “Una de cada cuatro muertes prematuras y de enfermedades en el mundo están relacionadas con la contaminación y otros daños al medioambiente”

      El informe GEO, que utiliza centenares de fuentes de datos para calcular el impacto del medioambiente sobre un centenar de enfermedades, recopila una serie de emergencias sanitarias relacionadas con contaminaciones de todo tipo. Las condiciones medioambientales «mediocres» son responsables «de alrededor de 25 por ciento de las muertes y de enfermedades mundiales»

      https://www.eltiempo.com/amp/vida/cifras-de-las-muertes-causadas-por-el-cambio-climatico-segun-la-onu-337110

      Ese 25% de muertes igual ya no nos parece tan poquita cosa..

      Responder
      • Lo que digo es que esa cifra debe estar mal.
        Si son 285.000 muertos en el mundo, eso es nada, es un 0,004 %
        Es cómo si en España murieran por contaminación 1.800 personas…
        Y me parece que son bastantes más….

        Responder
      • La contaminación ambiental causa 800.000 muertes al año en Europa
        La cifra, que para todo el planeta es de 8,8 millones, supone el doble de casos estimados previamente.

        Responder
  3. con el covid la demanda bajo un monton y el precio de la gasolina no .
    el barril de petroleo llego a 24 dolares y la gasolina bajo 10 centimos .
    hay un oligopolio que va a exprimir hasta el ultimo dia que se desplomara todo un 50% de 100 centimos el litro bajara a 50 ,pero mientras haran todo lo posible para que baje ,aunque la demanda ha bajado un 20 o 30% .por el covid ,luego la electrificacion lo hara bajar un 50% mas

    Responder
  4. La evidencia que nos ha dejado el covid, es que para unos cambios es voluntad, por ejemplo la implementación del teletrabajo puede reducir muchas cosas pero no , queremos volver a lo de antes.

    No digo que sea esta la solución, pero una de las soluciones que se puede abordar mucho mas rápido sin tener que cambiar la infraestructura que si tarda mas tiempo, la cosa es que todo gira entorno a un mismo sistema que no quiere cambiar.

    El planeta actuará el problema es que no tenemos una adaptación rápida por lo que millones de personas morirán por aquellas personas que no querían perder un pequeño porcentaje de su beneficio o porque siempre quería mas.

    Responder
  5. Lo que si tengo claro, es que con la electrificacion del transporte, se acabara el consumo de petroleo.
    Los paises productores de petroleo, no seran ya tan poderosos, ni tan ricos, «pero, no pasara nada».
    Tienen mucho Sol, y se estan preparando para el futuro.
    Espero que nosotros hagamos lo mismo.

    Todo se puede solucionar si se quiere, y sin traumas.
    Hasta el momento, los expertos decian, que para que una vacuna sea valida tienen que pasar diez años como minimo.
    Pues bien, como ha habido un interes mundial, se han conseguido vacunas en menos de un año.

    Con la electrificacion del transporte pasa lo mismo.
    Si el transporte en general, no esta electrificado en menos de diez años.
    No es porque no se pueda, es porque NO se quiere hacer.

    Elon Musk, con su proceder y su perseverancia, ha dado una lección al mundo del transporte y al mundo de la energia.

    El petroleo y otras fuentes han tenido su época, ahora le toca a la fotovoltaica junto con la movilidad electrica.
    Simplemente, existe una alternativa mucho mejor, y cuanto antes lo interioricemos y lo entendamos, antes, dejaremos de usar petroleo u otras energias contaminantes.

    Responder
  6. No se cómo habrán hecho el estudio, pero el PNIEC, un plan bastante ambicioso de un país desarrollado, estima la reducción de la dependencia energética exterior del 73 % a un 60 % en 2030. El gas va a sustituir al petróleo durante unas cuantas décadas.

    Responder

Deja un comentario