Fisker llama a revisión a todos los Karma vendidos


No gana para disgustos el fabricante norteamericano y hace unos días ha visto como una unidad se incendiaba de forma espontánea en un aparcamiento de California, la segunda unidad afectada por este suceso y que se une a la lista de problemas que ha tenido el Karma desde su salida al mercado el pasado año.

Ahora de nuevo Fisker tendrá que llamar a revisión a las 2.400 unidades entregadas por el que parece ha sido el causante del incendio de las dos unidades, un fallo en uno de los ventiladores encargados de la refrigeración que ha provocado un pequeño cortocircuito con el resultado de un fuego que ha terminado calcinando el vehículo.

Según Henrik Fisker, presidente y fundador del fabricante, se trata de un problema menor, por lo que quedan fuera de sospecha tanto el motor como las baterías y los componentes eléctricos del vehículo, y será una llamada a revisión rápida que no tendrá un impacto significativo en las cuentas de la empresa.

Pero donde si tendrá impacto será en lo mediático, y las imágenes de la unidad incendiada ya han dado la vuelta al mundo y han vuelto a traer a la primera plana la lista de problemas que ha arrastrado Fisker en este año y poco que lleva en el mercado, una llegada que muchos han asegurado ha sido demasiado precipitada con un coche que no estaba totalmente desarrollado ni probado.

Recordamos la primera llamada a revisión causado por un problema en las celdas de la baterías, producidas por un error en la fabricación por parte de A123, la encargada de su producción, que había provocado la muerte repentina de varias unidades, incluyendo para mala suerte de Fisker, una utilizada por la agencia Consumer Reports, encargada de dictaminar la calidad de los productos que se venden en los Estados Unidos, que cuya unidad había dejado de funcionar apenas 300 kilómetros después de adquirirla.

Pero si estos problemas no fuesen suficientes, el principal no ha sido mecánico si no administrativo, con la congelación de los préstamos otorgados por el Departamento de Energía norteamericano, que dejó al Fisker en una mala situación financiera sin fondos para continuar con el desarrollo de su programa, y retrasando lo que será una tabla de salvación para el pequeño fabricante, el Fisker Atlantic, un modelo llamado a elevar el nivel de producción a una cantidad capaz de proporcionar fondos suficientes para continuar con la actividad, y que ahora deberá buscar entre los inversores privados, que no deben estar muy optimistas después de estas noticias.

Muy negro está el futuro para Fisker, que no puede permitirse ni un error más si quiere lograr captar la atención de los inversores y poder levantar la nueva fábrica de donde debería salir del Atlantic antes del 2014, ya que de lo contrario no podrá sobrevivir únicamente vendiendo el Karma, un modelo de 100.000 euros y una producción muy limitada.

Artículos relacionados:
El Fisker Karma encuentra distribuidor en España

Fuente | Autonews


© Foro Coches Eléctricos | Este feed es de uso personal, sí quieres hacer un uso comercial contacta con nosotros.


Energias renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    August 21, 2012

    a mi me da la sensación de que fisker se limita a desprestigiar los vehículos eléctricos, dándoles el estereotipo de caros de narices, con autonomía ridícula, pesados de narices, y muy problemáticos.

    un coche eléctrico bien parido es más fiable que uno de gasolina en TODAS las circunstancias

    Reply

Leave a comment