Top Gear prueba el Mercedes SLS eléctrico

Top Gear prueba el Mercedes SLS eléctrico


Mercedes Benz, CLA und AMG_SLS_ED_Le_und Black Series SLS AMG in

Advertisement Advertisement

En esta temporada Top Gear no ha probado demasiados eléctricos y a pesar de que esperábamos ver un test del Model S, finalmente esta prueba no se ha llegado a realizar suponemos que por que cuando la berlina de Tesla ha comenzado su distribución en Europa esta temporada ya había sido grabada, o tal vez por que es demasiado bueno.

Pero eso no quiere decir que los eléctricos no hayan tenido su hueco en el programa del motor con más audiencia del mundo y concretamente en el capítulo cuarto de la vigésima temporada Jeremy Clarkson, el «amigo de los eléctricos» ha tenido la oportunidad de meter en el circuito de Top Gear al espectacular Mercedes SLS eléctrico, una pieza de ingeniería absolutamente espectacular que además de enfrentarse a Clarkson, ha tenído que hacerlo también al SLS Black Series, en modelo más radical de Mercedes.

 

mercedes sls eléctrico

En un lado estaba el eléctrico, con sus cuatro motores, tracción total y nada menos que 552 kW (750 CV) de potencia y un demoledor par motor de 1.000 Nm, una combinación explosiva que además cuenta con la peculiaridad de desplegar todo su potencial en el más absoluto silencio, aunque los amantes del ruido, como Clarkson, disponen de un simulador de un motor de combustión que parece que funciona bastante mal ya que parece el sonido de un scooter.

Por el otro lado el SLS Black Series es la versión más radical de un coche ya de por si radical, y además de reducir su peso en 70 kilos respecto a la versión convencional, cuenta con un motor V8 revisado que le proporciona 622 CV y que es capaz de alcanzar los 100 km/h en apenas 3.5 segundos, lo que sobre el papel debería darle superioridad también en la aceleración ya que el eléctrico necesita 3.9 segundos. [blocktext align=»right»]Cuando se acabe el petróleo podremos seguir disfrutando de grandes superdeportivos «Jeremy Clarkson»[/blocktext]

A pesar de su elevado peso, 2.100 kilos, el Mercedes SLS eléctrico se mueve de una forma ágil dentro del circuito gracias a la situación de su batería que le proporciona una mejor distribución de pesos y la tracción total, aunque en el plano dinámico parece que no es rival para el modelo gasolina que se beneficia de un peso tremendamente más bajo, nada menos que 550 kilos menos para el gasolina, una diferencia insalvable.

2014-mercedes-benz-SLS-AMG-electric-drive-passenger-side-rear-view

En la prueba de aceleración el SLS eléctrico supera al Black Series sin grandes dificultades, una cuestión donde la mayor potencia, la entrega de par motor y la tracción total parecen compensar la enorme diferencia de peso y de esa manera el eléctrico logra imponerse al gasolina.

Por supuesto cuando juntamos en una misma frase Clarkson y eléctrico, el resultado no debería ser demasiado bueno a nivel de chistes y bromas, algo de lo que no se ha librado el SLS eléctrico al que compara con una lavadora, aunque admite que cuando se acabe el petróleo podremos seguir disfrutando de grande superdeportivos. [blocktext align=»left»]El SLS eléctrico es 550 kilos más pesado que el gasolina[/blocktext]

En cuanto a la autonomía en este aspecto la rigurosidad de Top Gear es comparable el ciclo NEDC , aunque en esta ocasión no hay circo por medio y solamente se limita a decir que después de siete minutos se ha cargado el 40% de la capacidad de la batería, aunque no llega a dejar que esta se termine, una batería como recordamos de 60 kWh que según Mercedes le permitiría recorrer unos 272 kilómetros con cada carga a velocidades legales, pero que como es normal en circuito esta cae de forma dramática.

Mercedes-SLS-Electric-dash-1-thumb-620x412-55684 (1)

Resultado en el circuito

Pero lo más interesante, lo que todos estábamos esperando era la comparación de ambos modelos en las manos de Stig, un aspecto que determinará cual de los dos es más rápido es este mediático trazado y donde las expertas manos del misterioso piloto sacará el máximo a ambos modelos, una prueba en la que finalmente se ha impuesto el modelo gasolina.

Ahora la gran pregunta es si en la próxima temporada veremos más eléctricos en Top Gear, ya que la oferta es cada vez más amplia y aunque no sean un producto de su agrado, es inevitable que estos se hagan un hueco en un programa con más de 300 millones de espectadores en todo el mundo.



tienda cargador coche eléctrico

Compártelo:

4 comentarios en «Top Gear prueba el Mercedes SLS eléctrico»

  1. Top Gear no es más que un espectáculo televisivo… Y cogen al automóvil como excusa para dar espectáculo.

    Si fueran rigurosos, tendrían que hacer pruebas de todos los coches que salen al mercado, comparativas, y dar consejos de utilización, compra, etc…. Pero eso no lo hacen. Lo que hacen es irse a Groenlandía, a la India, a Siria…. compran vehículos de segunda mano para destrozarlos y hacen chistes de los países, las razas, religiones, costumbres, personas, etc.

    Responder
  2. He leído cosas que no comprendo… el modelo eléctrico tiene mayor par motor y mayor potencia aparte de ser 4×4, sin embargo el térmico tiene menor tiempo de 0-100km/h, pero es el eléctrico el que gana en ese aspecto… ¿?¿? es decir, que declarando un tiempo de 0km/h-100km/h inferior es posible ser más lento que otro con mayor tiempo…

    Por otro lado lo que he comentado mil veces, dice que en 7 minutos la autonomía ha caído un 40%, perfecto, ¿y en el térmico?, ah no que ese no quema gasolina como si no hubiera un mañana…

    Y el remate final ha sido al leer esta perla: Cuando se acabe el petróleo podremos seguir disfrutando de grandes superdeportivos “Jeremy Clarkson”

    Es decir, que piensa que se va a consumir hasta el último litro de combustible en destinarlo a los coches, primera necesidad de la humanidad, es más, piensa que habrá deportivos de combustible hasta ese momento y porsupuesto el precio del combustible será asequible.

    Responder
  3. El eléctrico aun siendo mas potente pesa media tonelada mas en algo debe afectar negativamente esto… Sospecho que lo tienen limitadito para que no ridiculice a su supermotor hipermegacaro AMG además las cifras no me cuadran, a pesar de meter fibra de carbono y mil chorradas para reducir el peso, a parte de una batería pequeña el coche debería pesar como mucho 200kg más que su homólogo de gasolina, no sé como se las apañan o ese motor V8 pesa muy poco o hay algo raro ahí.

    El combustible sube de precio por la burbuja especulativa del «se va a agotar ya», por desgracia solo podemos sino ser víctimas de otra mierda especulativa más.

    Responder

Deja un comentario