Volkswagen Volkswagen
Hyunday Hyunday
Bergara cambia lavadoras por motocicletas eléctricas

Bergara cambia lavadoras por motocicletas eléctricas

3-629Candy_content

Euskadi podría contar con una nueva planta de producción de vehículos eléctricos de hacerse realidad la reindustralización de la recientemente clausurada fábrica de lavadoras Candy en la localidad guipuzcoana de Bergara.

Un acuerdo entre una filial de Hoover y la Diputación facilitaría la reapertura de la empresa reconvertida en planta de ensamblaje de motocicletas eléctricas, siguiendo los pasos que ya marcó Fagor Ederlan a finales de 2013.

uni-scooter-electrico

La empresa de electrodomésticos Candy Hoover anunció el cese de producción de su fábrica en Bergara (Guipuzcoa) el pasado mes de Noviembre de 2014, dejando en la calle a 150 de sus 175 trabajadores. En un acuerdo con la Diputación la fábrica guipuzcoana retomará su actividad reconvertida a la producción de motocicletas eléctricas.

Lo hará de la mano de la empresa Optimize SA, con sede en Luxemburgo, que ha presentado un proyecto para ensamblar motocicletas eléctricas y que podría dar trabajo a 74 empleados.  Los scooters eléctricos de Candy son modelos economicos para ciudad, homologados por la legislación de la UE, con potencia de apenas 1 kW (1.4 CV) y una autonomía de unos 95 kilómetros gracias a una batería que necesita entre 3 y 6 horas para una recarga completa.Terra-Motors-A4000I-2

El nuevo proyecto, anunciado por el comité de empresa de la planta, dará paso a la reindustrialización de las instalaciones y devolverá los puesto de trabajo a parte de sus empleados. Se trata aun de un proyecto en fase de estudio por lo que la plantilla ha decidido mostrarse prudente ya que “aún no podemos evaluar la solidez del mismo”. De hacerse realidad Candy Hoover seguiría los paso de Fagor Ederlan, que en 2013 adquirió el 38% de Comarth para la fabricación de vehículos.

6 comentarios en “Bergara cambia lavadoras por motocicletas eléctricas”

  1. Primero me parece fenomenal que adapten la fábrica para el nuevo producto que además según la foto es una moto muy bonita.

    Y después que lo queramos o no tenemos que asumir que las fábricas tienen una vida como todo. Yo por ejemplo trabajaba en una fábrica de televisores de los de toda la vida y cuando se implantaron los televisores planos la multinacional decidió fabricarlos en otro sitio. Lo que hace falta es adaptarse al nuevo mercado que entre otras muchas cosas hoy comprende la movilidad eléctrica.

    Ojalá el proyecto salga adelante.

    Responder
  2. Muy bien. La verdad, no sé por qué no más empresas invierten en motos eléctricas. Quizás por la política de ayudas (¿tienen derecho a movele?).
    Si un zoe necesita entre 15 y 20 kwh para hacer 100 kms, una scooter mixta (equivalente a 250 cc) para ciudad y extrarradio, que pesa la décima parte, con 4 ó 5 kwh debería hacerlos también.
    A 250 €/kwh de batería, estamos hablando de 1.000 euricos en baterías, que podría dejar la moto en un precio bastante razonable.
    Además, con lo fácil que es ubicar una moto, se podría cargar en casi cualquier sitio.
    Pero las marcas no se animan y las que se animan, me quitan de la venta mi deseada Vectrix VX3.

    Claro que ahí está BMW C-Evolution que, con sus apenas 100 kms de autonomía, se va hasta los 16.000 eurazos.

    Responder
  3. Magnifico camino el de la industria vasca en este aspecto hacia el modelo de fabricacion de medios de transporte que tengan que ver con la movilidad electrica.

    Espero que sigan asi y atraigan coches electricos mas serios, no estaria nada mal.

    Ojala en el resto de España se fuera copiando de forma masiva.

    Responder

Deja un comentario