¿Cómo sería un Porsche 911 eléctrico? Estas imágenes nos dan algunas pistas

¿Cómo sería un Porsche 911 eléctrico? Estas imágenes nos dan algunas pistas


Porsche anunció hace unas semanas de forma oficial la llegada de un 911 híbrido enchufable (PHEV) a su gama en los próximos años. Sin embargo y en paralelo, se negó con rotundidad que el coche fuera a dar el paso de convertirse en un modelo 100% eléctrico, dejando esta posibilidad abierta para el modelo 718 (conocido comercialmente como Cayman y Boxster).

El Porsche 911 es uno de los deportivos más importantes del mercado automovilístico, y todo un mito dentro del sector. Durante más de 50 años ha sido el coche estrella de Porsche: su inconfundible silueta es la que inspira a modelos como el Panamera o el Taycan, y su configuración «todo atrás» (motor trasero y propulsión) es casi única entre los deportivos modernos.

La próxima generación del 911 será la más tecnológica hasta la fecha. A los motores turbo introducidos en la generación actual (991), habrá que añadir sistemas eléctricos de 48 voltios que en la práctica convertirán al deportivo alemán en un mild-hybrid. Con la llegada de su restyling, que se producirá en el ecuador de su vida comercial (2024), se introducirá la versión PHEV, la cual todavía no se sabe si se situará en la gama Carrera o en la gama Turbo.

Sin embargo y teniendo en cuenta que el futuro es la electrificación total del parque automovilístico, es de esperar que en algún momento el Porsche 911 se vaya a electrificar por completo. La configuración típica de un coche eléctrico, con los motores en los ejes, permitirá a la marca alemana mantener incluso la arquitectura clásica del 911 y su inconfundible silueta.

Muchos de los fans del modelo de todo el mundo se muestran contrarios a esta solución, pues consideran que el vehículo perdería su esencia original. Por el momento, Porsche les da la razón, si bien el lanzamiento del modelo eléctrico Taycan (que será el eslabón perdido entre el 911 y el Panamera) podría hacer cambiar de opinión a unos y a otros.

El diseñador Dejan Hristov, consciente del proceso de electrificación que se avecina en Porsche, ha dejado volar su imaginación para crear una serie de diseños que recrean lo que podría ser el 911 eléctrico del futuro.

Sus recreaciones mantienen las proporciones y la silueta clásicas del 911, pero modernizadas siguiendo algunas de las soluciones estéticas vistas en el prototipo Mission E. Así, podemos destacar los faros redondos formados por una circunferencia LED, los pilotos traseros unidos similares a los del 911 Carrera 4, y una trasera sin cristal que evoca a modelos clásicos como el Porsche 356, el antecesor del 911.

Fuente | Dejan Hristov

Compártelo:

7 comentarios en «¿Cómo sería un Porsche 911 eléctrico? Estas imágenes nos dan algunas pistas»

  1. El día que los coches se puedan fabricar con impresoras 3D y a gusto , ya veríamos cosas hermosas como cosas horrendas.

    Ahora comento la noticia.

    Y es que Porsche cara a sus clientes mantendrá su filosofía y con el Mission E o Taycan es una apuesta para ver como responde el mercado y entre sus clientes.

    Luego vendrán otros modelos, si es un éxito, pero al igual que Bugatti están investigando para obtener un motor mas eficiente, catalizadores….. incluso en el mundo del eléctrico, tanto un motor potente como unas baterías que no desilusionen a sus clientes.

    Pero sinceramente que Porsche lo electrifique me da igual, ya que es un segmento que hasta que no me toque la lotería no voy a estar mirando.

    Responder
  2. Venden tecnología del pasado como sí fuera del futuro, que chasco se van a llevar, sí viviera su fundador le daría verguenza.

    Responder
  3. Cómo sería no es ya el misión e o cómo lo llamen una realidad, se ve que han pasado del dibujito a la maqueta y no van a producirlo realmente

    Responder
  4. No puedo creer que una empresa como la misma Porsche se oponga a crear el 911 Eléctrico.
    Los cambios son buenos, además, ellos mismos hicieron grandes cambios que les dieron muchos beneficios, como el CAYENNE, que revalorizó a la propia compañía, o el PANAMERA, un deportivo de 4/5 puertas…
    Me resulta muy interesante la oposición de las grandes indústrias automovilísticas tradicionales a la electrificación. Y ver como otras empresas tienen que parar las reservas por su gran demanda.
    ¿Aún deben seguir pensando que la gente no quiere eléctricos?

    Responder

Deja un comentario