El Nobe 100 es un bonito coche eléctrico de tres ruedas y diseño vintage que busca fondos para llegar a producción

Los coches eléctricos están suponiendo una gran oportunidad para la aparición de nuevos fabricantes de automóviles. No estamos hablando solo de grandes empresas como Tesla o Fisker, o de todos los nuevos fabricantes de coches eléctricos, tanto de bajo coste como de lujo, que están apareciendo en China al calor de las subvenciones del gobierno del país asiático, sino también de una larga lista de constructores artesanales que ven una oportunidad de negocio en el coche eléctrico, más sencillo de fabricar que uno de combustión.

Una de estas pequeñas marcas artesanales es Nobe, una empresa de origen estonio cuyo director ejecutivo, Roman Muljar, se muestra especialmente orgulloso de su primera creación, el Nobe 100. Este pequeño vehículo de tres ruedas combina una agraciada estética retro inspirada en los coches de los años 50 con una moderna mecánica 100% eléctrica.

El Nobe 100 es un vehículo radicalmente diferente a otros modelos de tres ruedas. Así, está claramente alejado de la filosofía de las motocicletas de tres ruedas, ya sean urbanas o de carretera, o de coches de tres ruedas de corte futurista como el PSA VELV. Un Morgan 3 Wheeler (y sobretodo su variante eléctrica EV3) sería lo más parecido a este pequeño vehículo, pues tiene 3 ruedas y una estética claramente clásica. Sin embargo, el Morgan tiene un diseño inspirado en los años 20 y un planteamiento deportivo, mientras que el Nobe 100 bebe de las líneas de los coches de los años 50 y está enfocado a un uso urbano.

Gracias a sus tres ruedas y a un tamaño contenido, el Nobe 100 tiene un radio de giro realmente reducido, lo que permite al pequeño modelo adaptarse a las plazas de estacionamiento más pequeñas y angostas. El coche tiene tres plazas en formato 2+1 gracias a su diseño en forma de lágrima, y tiene un pequeño maletero tras el pasajero trasero. Su techo se puede retirar, por lo que puede ser considerado un descapotable.

En el exterior, podemos destacar sus elegantes líneas, con numerosos detalles cromados (parrilla, faros, retrovisores…). En el interior llama la atención su minimalismo: los indicadores de metal son analógicos, los pulsadores están cromados, tiene detalles en madera, el volante de color blanco y con un gran aro…

Además de ser 100% eléctrico, todas las piezas del Nobe 100 son reutilizables, de acuerdo con la empresa. El modelo es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 110 km/h, tiene una autonomía de 220 km, y puede cargar sus baterías en apenas dos horas. Sus tres ruedas están asociadas cada una a un motor eléctrico, por lo que tiene tracción total.

Actualmente, la empresa está buscando fondos por el valor de 900.000 euros para llevar este simpático modelo a producción.

Fuente | MyNobe

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame